Desde La plaza » VIDA » Cuerpo » Conoce las preguntas más frecuentes sobre la masturbación

Conoce las preguntas más frecuentes sobre la masturbación

La masturbación es un acto natural que es practicado por  la mayoría de los hombres  y las mujeres, pero que sigue siendo tabú a la hora de hablar de ello con naturalidad, es por eso que siguen rondando algunos mitos e ideas erróneas que pueden provocar sentimientos de culpa a las personas que lo practican.

¿A qué edad es normal masturbarse?

Los niños tocan sus genitales desde bebés con un objetivo de exploración y sin vincularlo a nada sexual (Estudios de Spitz aseguran que comienza a los 8 meses), pero es en la pubertad cuando tanto niños como niñas comienzan a buscar el placer en la masturbación. Esto sería entre los 11 y los 13 años, aumentando la frecuencia en la adolescencia.

¿Masturbarse tiene consecuencias negativas?

La masturbación como actividad física no tiene ninguna consecuencia para la persona que la practica a no ser que el mecanismo sea muy agresivo y pueda dañar los genitales. A nivel psicológico la masturbación tiene muchos efectos positivos y las posibles consecuencias negativas en todo caso se deben a la educación sexual restrictiva que provoca la culpa y la vergüenza al practicar este acto tan natural.

¿Cuál es la frecuencia normal?

La mayoría de las personas comienzan a masturbarse en la adolescencia y en esa etapa la frecuencia es bastante alta, pero va disminuyendo con la edad. Puedes masturbarte varias veces al día, a la semana o al mes y no va a dañar para nada tu salud o tu fertilidad. Se considera una frecuencia anormal de masturbación cuando la actividad impide hacer la vida normal: comer, dormir, trabajar… y si causa ansiedad si no se puede practicar.

¿Cómo se masturban las mujeres?

Las mujeres tienen muchas formas de estimularse. Muchas mujeres disfrutan más de la estimulación del clítoris que de la penetración en solitario, acarician o frotan el glande del clítoris, los alrededores de este. Otras introducen los dedos en la vagina y también es común el uso de juguetes eróticos como vibradores o dildos.

Mi pareja se masturba, ¿es normal?

La masturbación puede practicarse con varios objetivos; excitación sexual, estrés, aburrimiento, insomnio, cansancio, etc. y ninguno es incompatible con tener una pareja. La masturbación no es un sustituto del sexo, sino una forma de relación sexual con uno mismo. En todo caso puedes preocuparte si se masturba, pero no quiere tener relaciones contigo. Si esto es lo que ocurre lo mejor es que lo habléis y consultéis con un terapeuta de pareja.

Me masturbo con vibradores ¿podría malacostumbrarme?

Los vibradores aportan una estimulación continua y muy rápida, a unos ritmos imposibles de alcanzar por la mano humana. Para muchas mujeres es mucho más fácil y rápido alcanzar el clímax con un vibrador, pero esto no las incapacita para tener orgasmos de otra manera. Es una forma más de estimulación y lo ideal es aprender a disfrutar de varias formas aunque se tarde un poco más.

¿Es malo masturbarse pensando en otra persona que no es tu pareja?

Las fantasías son imágenes mentales que creamos para la excitación sexual. La clave de las escenas sexuales de las fantasías es que se crean en un entorno seguro y que la persona que las tiene puede controlarlas. Es muy frecuente fantasear con personas con las que, en la vida real, ni nos plantearíamos tener sexo o con personas que nos atraen, pero que no son nuestra pareja. Puedes fantasear con lo que quieras, no tiene por qué significar nada.

¿Masturbarse provoca eyaculación precoz?

No, la masturbación no provoca la eyaculación precoz ni dificulta el control de la eyaculación en las relaciones de pareja. Muchos hombres se masturban con prisas y con el objetivo del orgasmo, pero si cambian su forma de masturbarse disfrutando de toda la experiencia y pendiente de sus sensaciones, cambiando el ritmo y la intensidad, de hecho, la masturbación puede ayudar a controlar la eyaculación en las relaciones sexuales.

¿Cómo puedo masturbar a mi pareja?

Lo mejor es preguntar a tu pareja como lo hace él o ella cuando está sol@. Quizás le cuesta verbalizarlo, pero puede guiarte con su mano. Si tu pareja no se masturba pueden investigar juntos las distintas sensaciones de la estimulación genital. Los hombres suelen acariciar su pene en movimientos de arriba abajo y las mujeres disfrutan de las caricias en el clítoris, pero cada persona es un mundo y el lugar, el ritmo y la presión de la estimulación varía.

Desde La Plaza / I21 / JT