Desde La plaza » VIDA » Cuba es el primer país en eliminar la transmisión del VIH de madre a hijo

Cuba es el primer país en eliminar la transmisión del VIH de madre a hijo

Cuba se convirtió este marte en el primer país del mundo en recibir la certificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por haber eliminado la transmisión del virus del sida (VIH) y de la sífilis de madre a hijo.

El anuncio de ese logro lo hizo el ministro de Salud Pública de Cuba, Roberto Morales Ojeda, en la sede en Washington de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), cuyos estados miembros se comprometieron en 2010 a lograr esa meta como muy tarde en 2020.

“Todo ha sido posible por nuestro sistema social y por la voluntad política desde el más alto nivel. Eso es lo que ha permitido que un país con escasos recursos haya hecho estos logros”, dijo el ministro cubano.

Por su parte, la directora de la OPS, Carissa Etienne, destacó el papel clave que ha tenido en esos resultados el “robusto” sistema de salud de Cuba, un país con “una larga historia de sanidad pública universal basada en la atención primaria”.

Los estándares internacionales establecen que para lograr la meta de la eliminación, debe garantizarse que nazcan menos de dos niños positivos por cada 100 mujeres con VIH/Sida que paren, mientras en el caso de la sífilis congénita, debe ser menor de 0,5 por cada mil nacimientos.

De acuerdo con autoridades cubanas, en los últimos años ambos indicadores se mantuvieron por debajo, lo cual fue comprobado en marzo pasado por los especialistas de la OPS/OMS.

En 2010, las naciones de las Américas aprobaron una estrategia y un plan de acción para acabar en un lustro con la transmisión de madre a hijo del VIH/Sida y de la sífilis congénita.

Cada año, alrededor de 1,4 millones de mujeres con VIH quedan embarazadas en el mundo. Si no reciben tratamiento, tienen entre un 15 % y un 45 % de posibilidades de transmitir el virus a sus hijos durante el embarazo, el parto o la lactancia.

Sin embargo, ese riesgo se reduce a poco más del 1 % si se suministran antirretrovirales a las madres y a los niños en las etapas en las que puede producirse la infección.

DesdeLaPlaza.com/EFE/SEB