Desde La plaza » VIDA » El sexercise te ayudará a tonificar tu cuerpo placenteramente

El sexercise te ayudará a tonificar tu cuerpo placenteramente

El sexercise es una práctica que se basa en tener sexo por más de media hora a la semana o si así lo desean, todos los días. Esto te aportará grandes beneficios que ayudarán a tonificar tu cuerpo con solo disfrutar del placer.

Varios estudios consideran el sexercise como un ejercicio muy importante ya que con cada práctica se pueden bajar casi 100 calorías. Incluye nuevas posiciones ya que es súper placentero y beneficioso para tu cuerpo.

Si con sólo 30 min a la semana puedes perder esas calorías, que generalmente bajas en una sesión de ejercicio, imagínate cuánta puedes disminuir si lo haces con mayor frecuencia. Recuerda que esto también te ayudará en tu relación porque avivará la llama de la pasión.

Posiciones para disfrutar del sexercise

Perrito erguido

Esta posición te ayuda a mejorar los abdominales, glúteos y cadera. El hombre debe apoyar sus nalgas sobre los talones estando de rodillas. La mujer se sienta sobre él con los pies hacia atrás balanceándose de adelante a atrás.

La carretilla

No se puede hacer fácilmente ya que requiere de mucha fuerza en brazos y hombros. La mujer se echa hacia delante hasta que se apoye sobre los brazos y el pecho manteniendo su peso con ellos. Por su parte, el hombre sostiene las piernas de la pareja para que no caiga. Con la carretilla los glúteos saldrán beneficiados.

Parados

Esta posición favorece más al hombre que a la mujer. Puede estar de pie o levantar a su pareja. Lo único que tiene que hacer es subirla encima y embestirla, así fortalece sus brazos y piernas.

La arañita 

La pareja debe tumbarse frente a frente, con las piernas estiradas pero hacia el otro. La mujer debe apoyarse con los antebrazos mientras que él lo hará con las palmas de la mano. Luego ella debe acercar la cadera a la ingle de su pareja.

El arado

La mujer debe tumbarse sobre la espalda con las piernas juntas. Coloque las palmas de las manos hacia abajo y levante las piernas formando un ángulo de 90 grados. Ahora elévelas hacia atrás despegando así la espalda del suelo.

Esta postura ayuda a trabajar el equilibrio pero, al mismo tiempo, al hombre le obliga a hacer sentadillas para penetrar a la pareja, fortaleciendo glúteos y gemelos.

El tubo

La mujer debe subirse sobre una mesa o encimera, situando el trasero en el borde de la misma. Tiene que levantar las piernas y dejarlas apoyadas en los hombros de la pareja. Con los brazos y hombros la mujer ha de impedir que se mueva de su sitio.

Ahora que ya sabes que puedes juntar el sexo con el ejercicio, no pongas más pretextos y disfruta de ese buen y mágico momento practicando el sexercise.

DesdeLaPlaza.com/Veintitantos/KM

Etiquetas