Desde La plaza » VIDA » Descubrimientos » Endometriosis: Cuando los dolores menstruales son insoportables

Endometriosis: Cuando los dolores menstruales son insoportables

Si tienes dolores menstruales que se hacen insoportables y que ni los antiinflamatorios logran aliviar, podrías estar sufriendo de endometriosis.

La endometriosis es una condición para la que no existe cura y de la que no se sabe aún con certeza su origen, pero que puede ser tratada.

Eduardo Cortés, especialista en ginecología y obstetricia del Kingston Hospital NHS Foundation Trust, en Reino Unido, explicó a BBC Mundo que la endometriosis consiste en la aparición y crecimiento de tejido endometrial (parte de la pared del útero que sangra durante la menstruación) fuera del útero, sobre todo en la cavidad pélvica como en los ovarios, detrás del útero, en los ligamentos uterinos, en la vejiga urinaria o en el intestino.

Leer más: 5 beneficios que ganas al tener sexo con la menstruación

Cortés señaló que aunque el dolor menstrual acentuado es un indicativo de endometriosis, no es el único. “Uno de los síntomas que más hace sospechar que una persona tiene endometriosis es el hecho de que siente dolor durante las relaciones sexuales”

Infertilidad

“Se estima que la endometriosis afecta a entre el 2% y el 10% de la población general femenina, pero está presente en el 50% de las mujeres infértiles”, señaló Cortés.

Cortes explicó que una cirugía para quitar los tejidos de la endometriosis puede ayudar a mejorar los problemas de infertididad. Pero que no hay garantía de que esta intervención permita quedar embarazada.   No obstante, se estima que hasta un 70% de las mujeres con endometriosis leve a moderada con el tiempo podrá quedar embarazada sin tratamiento, según datos del sistema de salud británico.

Diagnóstico

El experto explicó que en muchos casos, la endometriosis tarda mucho en ser diagnosticada.

“Cuando alguien viene a la clínica quejándose de dolor en el área de la pelvis, primero hay que descartar otras condiciones que pueden darte también ese tipo de dolor como las de origen urológico o colorrectal”, dijo Cortes.

Normalmente se empieza con una historia clínica seguida de técnicas de imagen (ecografía en la mayoría de los casos y RMN en otros específicos), aunque el diagnóstico definitivo es histológico generalmente utilizando cirugía mínima invasiva (laparoscopía).

Durante una laparoscopía, a través de una pequeña incisión en el ombligo, se introduce en el cuerpo un tubo de observación especial con una luz en el extremo (laparoscopio). El laparoscopio tiene una pequeña cámara que transmite imágenes a un monitor de video para que el especialista pueda ver cualquier tejido endometrial.

El especialista entonces puede tomar una pequeña muestra de tejido (biopsia) para pruebas de laboratorio o insertar otros instrumentos quirúrgicos para tratar la endometriosis.

Tratamiento

No hay cura para la endometriosis y puede ser difícil de tratar. El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas para que la condición no interfiera con la rutina diaria del paciente.

El tratamiento se administra para aliviar el dolor, desacelerar el crecimiento del tejido de la endometriosis, mejorar la fertilidad y evitar que la enfermedad regrese. Al decidir qué tratamiento es el adecuado el ginecólogo toma en cuenta:

-La edad.

-Si el síntoma principal es el dolor o dificultad para quedar embarazada.

-Si se desea un embarazo.

-Qué piensa la paciente sobre una cirugía.

Según Cortés los tratamientos hormonales son los más utilizados. “El objetivo de los tratamientos hormonales es limitar o detener la producción de estrógeno. Esto se debe a que el estrógeno fomenta el crecimiento de la endometriosis, por lo que si se elimina la exposición al estrógeno, el tejido endometrial puede reducirse, lo que ayuda a aliviar los síntomas” como ocurre durante la menopausia o períodos largos de supresión hormonal (el embarazo).

Leer también: ¿La menstruación irregular detona el cáncer de ovario?

Sin embargo, en el caso de que la paciente quiera quedar embarazada, el tratamiento hormonal tiene limitaciones significativas, y no es aconsejable. Como último recurso se realiza una cirugía para eliminar o destruir las áreas de tejido con endometriosis, que puede ayudar a mejorar los síntomas y la fertilidad.

Causas
El mayor problema es que nadie sabe a ciencia cierta cuál es su causa, a pesar de que hay unas cuantas teorías, entre ellas problemas con el sistema inmunológico, causas ambientales y genéticas. Pero según Cortés la teoría más popular es la menstruación retrógrada.

La menstruación retrógrada es cuando el revestimiento del útero (endometrio) fluye hacia atrás a través de las trompas de Falopio y en el abdomen (barriga), en lugar de dejar el cuerpo como un período. Este tejido se incrusta en los órganos de la pelvis y crece“, dijo el ginecólogo.

Se cree que la menstruación retrógrada ocurre en la mayoría de las mujeres, pero muchas son capaces de eliminar el tejido de forma natural sin que se convierta en un problema.

DesdeLaPlaza.com/BBC Mundo/COM