Desde La plaza » VIDA » Errores en la intimidad que cometen los hombres

Errores en la intimidad que cometen los hombres

A veces las ideas equivocadas o la mala información que se puede tener sobre el sexo hace que el hombre cometa errores en la intimidad que puede afectar su relación de pareja.

La investigadora sexual y coeditora de la Cultural Encyclopedia of the Penis, Christine Milrod, detalla los errores más comunes y a continuación te los mencionamos.

Dejarse la barba larga

Si bien es cierto que la barba es un elemento de seducción, cuando ésta es muy larga puede lastimar a la pareja, especialmente cuando se trata de sexo oral. El contacto con zonas sensibles del cuerpo femenino puede causar malestar e irritación y convertir el acto sexual en una mala experiencia.

Ir directo a la penetración

“Muchos hombres creen que la penetración y la propulsión (por ejemplo, profundo y rápido) conducirá a las mujeres al orgasmo”, comenta Milrod. Penetrar sin antes realizar los juegos previos, es un error garrafal que impide que muchas mujeres disfruten del sexo como deberían. 

Enfocarse en un sólo punto

El cuerpo por naturaleza está lleno de muchas partes erógenas, ¿por qué quedarse en un sólo punto cuando tenemos muchas zonas para explorar?

Olvidarse de los besos

Utilizar los besos solo como parte de los juegos previos al coito o en los momentos en los que no se puede hacer nada más es un gran error. Los labios tienen muchas terminaciones nerviosas y son tremendamente eróticos, el acto del beso excita y más durante el acto sexual.

Pensar que están haciendo una película XXX

Algunos hombres piensan que las mujeres podemos ser como unas estrellas porno. Lo que vemos en este tipo de películas son fantasías muy alejadas de la realidad, así lo explica la investigadora sexual. Emular posiciones o actividades inspiradas en estas películas debe ser consensuado en la pareja.

Pensar en durar más tiempo que en la calidad

Es muy común que los hombres quieran tardar más tiempo, pero lo importante no es la duración sino la calidad del encuentro sexual.

Dormirse

Esto es fatal para nosotras, porque mientras ellos quieren dormir, nosotras hablar. Sin embargo, un estudio realizado por la Universidad de Michigan indica que si un hombre sucumbe al sueño posteriormente de un encuentro sexual significa que se siente cómodo y seguro, aunque nosotras percibimos que nuestra pareja es desatento y poco comprometido.

¡Chicos! Ahora que saben los errores en la intimidad que cometen fecuentemente, tomen nota para no lo hagan cuando estén con su pareja.

DesdeLaPlaza.com/Salud 180/KM