Desde La plaza » VIDA » Descubrimientos » ¿La diabetes tipo 2 encoge el cerebro?

¿La diabetes tipo 2 encoge el cerebro?

Unos investigadores de la Universidad de Pensilvania (UPenn) en Filadelfia determinaron que las personas que padecen diabetes tipo 2 podrían perder más volumen cerebral que lo esperado conforme envejecen, es decir la diabetes encoge el cerebro.

Por más increíble que parezca, el encogimiento no perece estar relacionado con el efecto perjudicial de la diabetes sobre los vasos sanguíneos pequeños del cerebro, sino con el efecto que tiene el exceso de azúcar en la sangre, señalaron los investigadores.

“Hace mucho que sabemos que la diabetes no es buena para el cerebro”, comentó el investigador principal, el Dr. R. Nick Bryan, profesor de radiología de la Facultad Perelman de Medicina de la UPenn.

 

Diabetes con ‘D’ de demencia

El Dr. Bryan indicó que la diabetes se asocia con un aumento del riesgo de accidentes cerebrovasculares (ACV) y la demencia.

“Nuestro estudio sugiere que se produce un daño cerebral adicional que podría ser más parecido a un trastorno del cerebro, como el Alzheimer“. Explicó que “la diabetes podría afectar al cerebro de dos maneras: daños en los vasos sanguíneos y degeneración de las neuronas”.

El encogimiento del cerebro observado en este estudio podría estar relacionado con el modo en que el cerebro usa el azúcar, dijo Bryan.

“Los pacientes deben entender los efectos adversos de su enfermedad sobre su cerebro y tienen que cooperar con su médico, que está intentando tratar la diabetes y evitar los efectos de la misma sobre el cerebro y otros órganos”, dijo.

Bryan advirtió, sin embargo, que a partir de este estudio no se sabe si tratar la diabetes evitará o retrasará el encogimiento del cerebro.

Según la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association), 26 millones de personas tienen diabetes en Estados Unidos.

En la diabetes tipo 2, el cuerpo a menudo no usa la insulina eficientemente, lo que lleva a un exceso tanto de insulina como de azúcar en la sangre, según la asociación.

Para realizar el estudio, Bryan y sus colaboradores usaron escáneres para observar los cerebros de 614 personas con diabetes tipo 2. Los voluntarios habían tenido diabetes durante un promedio de unos 10 años.

Descubrieron que mientras más tiempo tenía el paciente con la enfermedad, mayor pérdida de volumen cerebral se producía, sobre todo en la materia gris. La materia gris incluye zonas del cerebro que intervienen en el control muscular, la vista y el oído, la memoria, las emociones, el habla, la toma de decisiones y el autocontrol.

De hecho, por cada 10 años que una persona había tenido diabetes, parecía que el cerebro era unos dos años más viejo que el cerebro de alguien sin diabetes, según Bryan.

Es importante indicar que este estudio, publicado en la revista Radiology, solamente encontró una asociación entre la diabetes tipo 2 y una pérdida de volumen cerebral mayor y más rápida, pero no pudo demostrar que la diabetes tipo 2 fuera la causa del encogimiento cerebral.

El director de neurociencia y accidentes cerebrovasculares en el Hospital Universitario de Staten Island en la ciudad de Nueva York, Souhel Najjar comentó que “dado el aumento del problema de salud pública de la diabetes tipo 2, los hallazgos de esta investigación son muy importantes, en la medida en que vinculan la diabetes directamente con la atrofia cerebral, lo que subraya la importancia de la prevención primaria y la gestión temprana de la diabetes para la reducción del problema de la demencia, sobre todo en la población mayor”.

Esta pérdida cerebral podría llevar a un inicio temprano de la demencia, señaló otro experto.

El médico Sam Gandy, director del Centro de Salud Cognitiva del Hospital Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York, afirmó que “se trata de un estudio muy oportuno. Hay mucho interés y mucha confusión sobre la discapacidad mental que acompaña a la diabetes tipo 2”.

Este estudio sugiere que tener unos niveles altos crónicos de insulina y azúcar podría ser tóxico directamente para las neuronas, dijo. “Esto sería, sin duda, una posible causa de la demencia”.

El médico Spyros Mezitis, endocrinólogo del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, dijo que el encogimiento cerebral también podría deberse a un nivel bajo de azúcar en la sangre, un problema común para las personas con diabetes y que puede ser tan perjudicial como la hiperglucemia.

“A medida que pasa el tiempo, la diabetes también afecta al cerebro, y puede llevar a problemas de pensamiento y memoria como el Alzheimer. Tenemos que controlar la diabetes tan pronto como sea posible, para que los pacientes no sufran problemas cerebrales”, añadió Mezitis.

Desde La Plaza/Bienestar180/COM