Desde La plaza » VIDA » ¿Por qué las personas hablan dormidas?

¿Por qué las personas hablan dormidas?

Si te han comentado de personas que hablan dormidas, o conoces a alguien que lo hace o tú eres uno de ellos, no te sorprendas; es algo más normal de lo que parece.

Se trata de la somniloquia, el acto en el cual una persona habla mientras está durmiendo. Literalmente significa: “hablar dormido”.

Y aunque muchos no lo sepan, puede revelar más de lo que se cree. Lo que se habla mientras se duerme, es lo que esa persona está soñando.

A pesar de que es considerado una parasomnia (un tipo de trastorno en la conducta relacionado con el sueño) generalmente se considera una condición de poca importancia, sin riesgos médicos ni sicológicos considerables.

La somniloquia ocurre de dos maneras: una durante la fase REM/MOR (Rapid Eye Movement/Movimiento Ocular Rápido) y otra durante las fases del sueño ajenas al REM/MOR (conocida como NO-REM/NO-MOR).

Sabemos que en la fase REM, las neuronas trabajan de forma similar a cuando estamos despiertos (por ello también se la conoce como “sueño paradójico”) y lo que ocurre durante esta etapa es lo que comúnmente llamamos soñar. Es el momento en el que las ensoñaciones, las experiencias oníricas y demás, se desarrollan con mayor intensidad.

Lo que hace que hablemos mientras dormimos en la etapa REM es una ruptura en el motor del discurso del sueño. Mientras dormimos y estamos soñando, los músculos, la boca y las cuerdas vocales se encuentran inactivas, pero cuando estos se encienden y trabajan durante unos segundos, las palabras que en el sueño están siendo pronunciadas por sus personajes u otras características de ese sueño son pronunciadas en voz alta.

En cuanto al segundo caso, las personas hablan dormidas durante los llamados “sueños transitorios”. Estos ocurren cuando estamos semi-despiertos entre la transición de una etapa de sueño NO-REM (ajena al REM) a otra. Así es que un breve momento “semi-despiertos”, en el que se activan algunos aspectos de la vigilia, nos permite hablar. Aunque por supuesto, sin sentido alguno.

Vale la pena mencionar que aunque la somniloquia en sí no es algo preocupante, cuando es acompañada de otros síntomas en el correr del día puede estar significando algo más.

Por ejemplo, en casos particulares, puede estar asociada a trastornos siquiátricos relacionados con la ansiedad, a trastornos médicos como estados febriles o a trastornos del sueño como el sonambulismo o la apnea, entre otras. Vale la pena consultar a un sicólogo.

De acuerdo con un estudio del Sleep Disorders Center de Quebec, Canadá, los desórdenes de sueño como la somniloquia muestra que es común.

80% de niños pequeños y preadolescentes lo sufren. Conforme pasa el tiempo su frecuencia se reduce. El mayor riesgo que corres con este tipo de trastorno es no saber qué dices y que te puedas estar delatando.

DesdeLaPlaza.com/MSNSalud/NCH