Desde La plaza » VIDA » Mente » ¿Qué hacer con el síndrome postvacacional?

¿Qué hacer con el síndrome postvacacional?

Mujer desesperada en su escritorio de trabajo llena de carpetas

Dejar atrás los días de relajación, desconexión y vacaciones no siempre es fácil. El mes de septiembre se presenta para muchos como un «lunes interminable» y hace que aparezcan los síntomas del llamado “síndrome postvacacional”. En torno a un 45% de los trabajadores sufren malestar físico y emocional en el momento en que se incorporan al trabajo después del periodo de vacaciones y hace que su rendimiento laboral y su vida familiar y personal se vean afectadas (discusiones y problemas con la pareja o los hijos).

A priori los síntomas parecen comunes a todos los trabajadores cuando vuelven de un periodo de descanso, pero lo que caracteriza al “síndrome o depresión postvacacional” es la duración y el momento en que se presenta, se suele producir en la primera semana de vuelta al trabajo, y suele ser pasajero; si dura más de 15 días habría que estudiar las causas más profundas que originan esa situación y hablaríamos de otra cosa.

La planificación es muy importante para volver a incorporarse a la rutina. Cuando volvemos al trabajo hay que saber que no somos “superhéores”, y es necesario que el trabajador se de un tiempo de adaptación coherente. En este contexto, marcarse objetivos resulta imprescindible, hay que ponerse límites para volver a la rutina, es normal que cueste.

Además, es necesario retomar el contacto con los amigos y familiares a los que no se ha visto durante la época de descanso y tener propósitos como si de año nuevo se tratase.

La alimentación y el deporte también juegan un papel sustancial a la hora de volver al trabajo en septiembre. Tenemos el pensamiento de que el trabajo y las actividades agradables son incompatibles, y eso es un error. El deporte hace que se liberen endorfinas, lo que provoca que el estado de ánimo mejore y el estrés y la inapetencia se vean reducidos en un alto porcentaje. Hay que aprovechar los ratos de ocio entre semana y no dedicarse exclusivamente al trabajo.

Desde la Plaza/Mujer Hoy/AMH