Películas venezolanas que debes ver antes de morir (II)

peliculas-venezolanas-ii

Alabado y vilipendiado en partes iguales a través del tiempo, el cine hecho en Venezuela ha venido mostrando su capacidad para atrapar a las masas en los últimos años, ocasionando largas colas en taquilla en los estrenos de algunas de sus películas.

En su trayectoria pueden contarse innumerables producciones que no merecen difuminarse con el paso del tiempo.

Sigamos revisando algunas cintas que debes ver antes de morir y sobre todo antes de seguir repitiendo que en Venezuela sólo se ha filmado sobre prostitutas y malandros:

Canción Mansa para un pueblo bravo (1976)

Las películas basadas en hechos reales crean su propio universo. Giancarlo Carrer ganó una mención especial en el VII Festival de las Naciones en Taormina (Italia) con esta película. Lo real es la base del discurso de esta cinta protagonizada por Orlando Urdaneta, Tito Aponte, Lourdes León, Umberto Buonocore, entre otros. “Yo solo quiero trabajar”, dice durante toda la película el personaje de Orlando Urdaneta, un provinciano que llega a la ciudad buscando una oportunidad para vivir mejor.

Cangrejo (1982)

Cuando Román Chalbaud estaba haciendo “La quema de Judas”, en 1974, visitó junto a  José Ignacio Cabrujas  las instalaciones de la antigua PTJ, con la intención de solicitar  un permiso de filmación. En ese entonces, fue atendido por Fermín Mármol León, quien les contó que estaba escribiendo un libro sobre algunos casos que le había tocado investigar. Esta cinta, —cuyo guión fue escrito por Juan Carlos Gené—, esta basada en  el exitoso libro de Fermín Mármol León, “Cuatro Crímenes, Cuatro Poderes”. 

Homicidio culposo (1984)

Como una incursión en el género policial, definió Cesar Bolívar este filme, y en efecto lo es, pues el desarrollo y la resolución (al menos para el espectador) de un crimen es básicamente lo que presenciamos, pero de un modo en que se busca (o al menos parece intentarse) dar respuestas con mucha mayor verosimilitud de lo que a veces puede hacer la realidad, donde en muchas ocasiones los secretos son toda la vida eso: secretos, misterios que no llegan a develarse. En “Homicidio Culposo”,  Alicia (Elba Escobar) asesina sin querer  a su novio en escena. Alguien ha manipulado el arma y ha colocado una flecha que le quita la vida a Juan Carlos Johnson (Javier Vidal), con quién iba a casarse. El inspector de policía Gabriel Martínez (Jean Carlos Simáncas) intentará resolver el crimen.

“Si es una buena película, debería serlo también dentro de cien años; si no lo es; no soportará el paso del tiempo” dijo Woody Allen en  “Conversaciones con Woody Allen por Eric Lax”, en el caso de estas cintas los invito a verlas para que puedan tener su propia opinión.

@luisauguetol