Desde La plaza » Columnistas » Argenis Álvarez: El maestro Abreu me enseñó que la música es el mejor instrumento del que no tiene nada

Argenis Álvarez: El maestro Abreu me enseñó que la música es el mejor instrumento del que no tiene nada

Cuando conocí a Argenis Álvarez no imaginé que aquel joven flaco tras el piano de cola inició su carrera musical en Lara a los ocho años de edad. Es un hecho común por estos días, sin embargo, este veinteañero en su infancia anhelaba salir de sus clases de lenguaje musical, práctica coral y flauta dulce para poder encontrarse con un instrumento que se le hacía imposible poseer: el piano.

No obstante, para entonces ya poseía la tenacidad que le caracteriza, así que cansado de improvisar melodías, ritmos y armonías bajo la vigilancia de su profesora, decidió dedicarse a trabajar para comprarse su primer teclado, aunque antes su pasión por la música le hizo estudiar el violonchelo como instrumento principal en el conservatorio. Ese fue todo el camino que, impulsado por su formación pianística con el profesor Jesús Almao, lo trajo con dieciocho años de edad a la ciudad de Caracas, donde se convirtió en uno de los más fieles apóstoles del famoso pianista y pedagogo ruso Igor Lavrov.

Luego de un ensayo general del espectáculo que dirige en homenaje a Teresa Carreño y Fréderic Chopin, fue difícil mantener la perspectiva musical de esta entrevista ante mi pasión teatral, minutos antes estimulada con la puesta en escena que varios jóvenes nos ofrecerán esta semana de forma gratuita. Con la emoción del aplauso le abracé e inicié mi entrevista a Argenis Álvarez, un pianista larense acá en Caracas.

¿Cómo ha sido tu formación musical?

Simultáneamente a mi formación en el conservatorio, durante todos estos años he asistido a master class, cursos de verano, diplomados y diversos talleres de formación no sólo en el área de la interpretación sino también en la rama de la educación musical y expresión artística.

¿Qué referentes musicales tienes?

Como pianista, admiro la carrera de dos grandes rusos: Sviatoslav Richter, y, por supuesto, mi Maestro Igor Lavrov. Ambos, tal vez, porque se formaron en la misma escuela pianística, e inclusive cruzaron caminos en la Rusia soviética (la abuela de mi maestro era muy amiga de Richter, y juntos, abuela y nieto, asistían a los conciertos del virtuoso yaclamado músico).Ellos poseen un sonido puro, claro, honesto, intenso;tocan con un balance y un carácter increíble, un sentido y concepto musical muy profundo y complejo. Los dos inspiran al escucharlos, es un sonido que dilata el alma de quien escucha.

¿Cuál consideras que es tu responsabilidad con la música?

Comunicarla, hacerla llegar de la manera más pura y honesta a quien esté dispuesto a escuchar. La música te llena, te eleva;la música puede salvar vidas y para ello no necesitas tener “un talento” o “un don”. Si dos átomos al chocar pueden hacer música ¡Todos podemos experimentarla y vivirla! Eso se debe compartir.

Argenis Álvarez

¿Qué significa el Maestro José Antonio Abreu para ti?

Gracias a El Sistema, hoy me inclino hacia la pedagogía musical. Del maestro Abreu me quedan dos grandes enseñanzas.La primera,que existe un tipo de pobreza peor que la material, la pobreza espiritual. Esa pobreza que también puede ser mental, y que no se puede superar ni con todo el oro del mundo. La música puede ser el mejor instrumento de superación del que no tiene nada o a nadie; del que busca y no sabe qué busca. Su segunda enseñanza,la fe inquebrantable, la convicción de hierro, el poder de la constancia: Para descanso, el descanso eterno.

¿Qué sueños te quedan por cumplir?

Yo sueño cuando duermo. Despierto voy tras mis metas, me esfuerzo por mantenerme al día con lo que hago y continúo planeando lo que quiero hacer. Tal vez mi sueño lo empecé cuando pude comenzar a tocar piano “de verdad”.

Cuéntame el mejor momento que te ha dado la música.

El mejor momento es el del concierto, la hora del recital. Todos tienen algo de especial al salir y tocar. Siempre te quedan los recuerdos, los colegas, los aplausos junto a esa sensación de “we are thechampions” –dice entre carcajadas–, la adrenalina.

¿Cuál es tu mensaje a los músicos venezolanos?

¡No se rindan! Mi maestro siempre dice que en la Rusia soviética todo era cinco veces peor que hoy, y aun así él siempre conseguía estar al lado de su música, tecleando sobre una mesa o usando un teclado dibujado sobre cartón. Pero que cuando su abuela vivió la segunda guerra mundial la situación era diez veces peor y aun así seguía tocando Bach bajo las bombas alemanas. Si le cierran una puerta, busque su instrumento y póngase a practicar. Excusas sobran en el mundo, no invente más.

Argenis Álvarez

¿Qué música escuchas en tu casa?

Aprendí de un profesor de historia de la música que para saber lo que es bueno se debe escuchar de lo bueno y de lo malo, y luego discernir. No tengo una preferencia por tal o cual estilo, escucho de todo. En cuanto a música académica (clásica), busco en Youtube obras de Bach, Chopin, Prokofiev y compositores contemporáneos si quiero escuchar algo formidable.

¿Qué proyectos tienes para este año?

Lo más próximo se estrena este martes, 03 de abril en el Museo del Teclado de Parque Central a las 3:00pm, y se repite este viernes 06 de Abril en la Alianza Francesa, sede Chacaíto, a las 4:00pm. Se trata de “Frédéric Chopin: De Salón más que de Teatro”, proyecto musical y teatral que entre piezas de salón para piano de Teresa de Carreño y el famoso compositor polaco, narra la historia musical de este último, virtuoso pianista y afanado compositor romántico. Montaje bajo mi dirección, en coproducción con la actriz Cristina Colmenares, y donde cuento además con la participación de Luciano Hurtado (cantante), Carlos Hurtado, Dorelis Villamizar MarielleBogady (pianistas), y los niños: Camila Hernández, Aquiles Mora, MariaLamuño, Leonel Rodríguez y Daniela Mendoza (Pequeños-grandes pianistas). Dirigido a grandes y chicos, ¡Entrada Libre!

@simerierabravo