Desde La plaza » Columnistas » Argentópolis » Breve Manifiesto Anarquista

Breve Manifiesto Anarquista

Trabajar para los trabajadores

  1. El ser humano es una rama de un ciclo evolutivo cuyo principio fue el caldo proteico originario, del cual se fueron diferenciando los distintos tipos de seres vivos: vegetales y animales.
    • Dentro de los animales cuya evolución permitió la traslación y la comunicación, la marcha por la supervivencia posibilitó el desarrollo de distintos órganos que sirvieron para realizar distintas aptitudes. El ser humano desarrolló el cerebro como arma de supervivencia.
    • El ser humano es eminentemente un ser de conocimiento. Conociendo aprehende el mundo, lo domina y lo modifica.
    • El ser humano ha perfeccionado el conocimiento y el aprendizaje como arma de supervivencia y se valió de sucedáneos creados por el trabajo para facilitar dicha tarea
    • El paso de utilizar elementos de la naturaleza a crear herramientas para realizar un trabajo es también parte del proceso evolutivo de la supervivencia de la especie humana. Eso le permitió sobrevivir en la escala de los seres vivos, no dependiendo de procesos naturales para alimentarse y, para dejar de ser alimento.
    • En este proceso de reproducir lo que hace la naturaleza, el ser humano fue inventando la forma de cultivar no sólo lo que le permitía alimentarse y criar animales para él mismo sino también para la comunidad.
    • Con el cultivo a gran escala el hombre tuvo que inventar máquinas que le faciliten la tarea, y después máquinas que le faciliten la tarea para hacer las máquinas.
    • Con el tiempo el hombre fue creando para cubrir sus necesidades una serie de elementos que dieron origen a la industria, es decir la manera de transformar la materia prima para crear elementos que cubren sus necesidades.
  2. Educar, educar, educar.[1] La única forma de hacernos libres es por la educación, porque ella es la madre del libre pensamiento. La educación no es sólo una tarea del Estado y de la escuela, es de los padres, de la familia, de la comunidad.
    • La educación tiene que desarrollar y formar.
    • No se puede tener una educación que sólo forme, sin desarrollar las aptitudes propias de cada persona, ni que desarrolle sin darle una base.
    • La formación es la base en el cual las personas asientan el desarrollo de sus capacidades.
    • La formación sólo va ser válida si respeta la cultura, la idiosincrasia de la personas a las que se forma, si en la formación tratamos de imponer una forma de entender el mundo que no es la que comparte la persona a la cual se educa, se está realizando una imposición de criterio y por lo tanto tratando de imponer una visión del mundo.
    • Desarrollar es superar todas las actitudes y tendencias que nos hagan ser peores, como por ejemplo ser individualistas y competitivos. La competencia no es superación, por lo contrario en la vida la competencia, como se observa en los nichos ecológicos, es eliminación.
    • La educación tiene que dar las armas para que la competencia se transforme en convivencia; para que la competencia se transforme en colaboración.
    • A partir de la educación el hombre podrá superar la voluntad de poder, el egoísmo y el deseo de acumular cosas innecesarias.
  3. El ser humano produce los elementos necesarios para vivir. En este proceso utiliza materia prima y trabajo para transformarla. En un momento de la evolución humana para facilitar las transacciones se inventó la moneda. La moneda fue medio de cambio de materia prima y trabajo hasta que se transformó en fin, a partir de ese momento, la materia prima y el trabajo se convirtieron en medios para obtener la moneda.
    • Con el trabajo el ser humano modifica la naturaleza para poder vivir. Extrayendo la materia prima y transformándola crea todo para satisfacer sus necesidades.
    • En su evolución el ser humano no permaneció en un solo lugar sino que fue migrando ocupando distintas partes del mundo. En los nuevos lugares que se establecía también fue modificando el medioambiente para producir los elementos para satisfacer sus necesidades.
    • Pero no todo podía hacerse en cada lugar de hábitat del hombre. Entonces el hombre empezó a traer elementos producidos en otras regiones a cambio de lo que producía en el suya. Con el tiempo las cantidades para intercambiar o la temporalidad de algunos elementos, hacían imposible el trueque directo, por lo que inventó la moneda como equivalente a la materia. Con la moneda se evitó la temporalidad del producto y se facilitó que si una de las partes no necesitaba nada, pudiera lo mismo negociar elementos excedentes.
    • La moneda es un medio que facilitó a la industria poder abastecerse de materia prima para crear nuevos elementos. Esos elementos elaborados pasan a valer en moneda más que la materia prima sola, ya que se valora el plus del trabajo. Por lo tanto la moneda pasó a ser un patrón de medida, no sólo de la materia prima y de los productos elaborados, sino también del trabajo y del tiempo que implica hacer ese trabajo. Luego la moneda pasó a ser patrón de medida de todo lo existente.
    • Es ahí que la moneda se convierte de medio a fin. El trabajo en general se realiza para obtener monedas, que a su vez sirve para obtener lo necesario para satisfacer las necesidades. Hasta que alguien dijo: ¿por qué voy a trabajar si puedo conseguir directamente las monedas? Los primeros en tratar a la moneda no como medio sino como fin fueron los templos griegos (Bancos). Después los fariseos, durante el dominio romano, con la excusa que era sacrilegio hacer ofrendas a Jehova con monedas romanas, inventaron el cambio. La transacción de monedas romanas por monedas judías, cobrando por el mismo un porcentaje. De esa manera, la moneda deja de ser totalmente medio para ser fin y ganancia. Ya no cubre más necesidades humanas, sólo satisface la necesidad de poder que da la posesión de la misma.
    • Con la moneda como fin y como único patrón de trabajo. Los que se dedican a la acumulación de la misma (bancos), convencieron al mundo que sólo la moneda permite y facilita la vida. Que para todo necesitamos el dinero. Y no como realmente es, que necesitamos de la materia prima y el trabajo, que lo más importante es el trabajo transformador. Con materia prima y trabajo se puede transformar el mundo. Con dinero sólo se lo puede esclavizar. Ya que se crea una dependencia total a algo que sólo sirvió para facilitar. Eliminar el dinero en las cadenas de producción es darle a la materia prima y al trabajo su justo lugar. Los dueños del dinero no pueden ser los dueños de la materia prima y del trabajo, porque así se convierten en dueños del ser humano. El trabajo tiene que servir para que el trabajador obtenga lo necesario para una vida optima de bienestar general. Eso sólo se puede obtener por medios. Que el dinero vuelva a ser medio y no fin o, eliminando directamente el dinero y por lo tanto, por el sólo hecho de trabajar uno puede obtener los medios necesarios para vivir.
    • Trabajar para los trabajadores es que no exista como medio el dinero, que el trabajo sea compensado con lo necesario para la vida. Trabajar para los trabajadores es eliminar el dinero como intermediario entre los recursos necesarios para vivir y el trabajador. Es distribuir lo que se produce entre los trabajadores sin necesidad que se tenga que entregar dinero por el mismo. Al no necesitar del dinero, la producción se hará por la materia prima y el trabajo. El Capital sería Materia Prima y trabajo, no dinero. Trabajar para los trabajadores es que los medios necesarios para una vida digna sean entregados a los trabajadores sin mediar dinero.  Trabajar para los trabajadores es luchar contra la Banca Internacional, los financistas, los que basan su poder en la ficción en que se transformó el dinero. Es luchar contra la voluntad de poder, las ansias de poseer cada vez más, aunque no nos sirva, aunque no nos entre en los hogares ni en el féretro, aunque nadie lo quiera. Proletarios del mundo uníos porque la meta es trabajar para los trabajadores.

[1] Rafael Barret “¿Qué hacer? Educarnos y educar. Todo se resume en el libre examen. ¡Que nuestros niños examinen la ley y la desprecien!”  Frases y Citas – http://akifrases.com

Nito Biassi

Nito Biassi

Nací en Córdoba, Argentina, en el año 1962, cursé estudios de Filosofía, recibiéndome de Licenciado en 1985, me interesé luego por el área humana y de la medicina, estudié Técnico en Laboratorio Clínico e Histopatología. Posteriormente realicé la especialidad en Bioética y completé mis estudios en la rama de la medicina con la carrera de enfermería. Desde los catorce años escribo poesías con el pseudónimo de Nito Biassi, edité una revista entre los años 1978 a 1980 que tuvo que dejar de ser editada. Publique varios libros de poemas y de relatos por editorial propia. Recitaba poesías en los bares. En el año 2004 formé Luzbelito Ediciones Editorial Anarquista. Me defino ser humano en vías de desarrollo.