Mejores películas del 2016 (I)

Este año hemos disfrutado de muy buenas películas de diversas temáticas y géneros. Aunque más allá de la calidad, siempre las mejores son aquellas que más nos han gustado, que han reflejado en mayor grado nuestras emociones.

En el siguiente listado recojo aquellas que han sido estrenadas en Venezuela desde enero de este año y que a mi entender merecen estar entre las mejores de este 2016 que está a punto de terminar:

El Renacido

Lo primero que pensé al ver “El Renacido” es en lo mucho que ha cambiado el mundo y lo débiles que solemos ser a veces en este tiempo donde hay –al menos en teoría- muchas más posibilidades de sobrevivir que en otras épocas remotas donde el hombre vivía de la caza, de la pesca y tenía que hacerle frente a diversos tipos de ataques: osos, tigres, leones y a la violencia más pura, contando tan solo con su propio valor para enfrentarlos. La cinta de Alejandro González Iñárritu posee un nivel de realización esmerado muy cercano a la perfección y es tan realista que me hizo pensar en cuán desamparado estaba el ser humano en aquellos tiempos remotos, aunque contradictoriamente algunos que los vivieron, hayan desarrollado más coraje que cualquier persona de nuestra época, llena de teléfonos, redes sociales, supermercados y comodidades. La cinta, inspirada en un personaje y un hecho real, se toma sus licencias en la ficción para transformar el camino del hombre de carne y hueso que fue Glass en esta versión fílmica que interpreta de forma impecable Leonardo DiCaprio.

Spotlight

Ganó el Óscar 2016 como mejor película la cinta  escrita y dirigida por Thomas McCarthy en colaboración con Josh Singer. En el año 2002 un grupo de periodistas del Boston Globe destaparon un escándalo que era en apariencia un secreto a voces: un grupo de sacerdotes abusaron sexualmente de menores de edad con el respaldo de la Iglesia, que se encargó de esconder lo sucedido. Al parecer le ofrecían una indemnización de 30.000 dólares a cada víctima a cambio de silencio. Sin embargo, no todos decidieron callar y tras una investigación sostenida, pudo conocerse lo que en efecto se había estado ocultando por años. Todo esto lo sabes –o lo intuyes- al comenzar a ver la película, la cual expone de un modo sobrio cómo gracias a  la  doble moral  se  pueden  callar  las  verdades que se tienen  frente a los  ojos. En el filme –y en la vida real- el grupo de investigadores de la unidad Spotlight del Boston Globe realizó una cruzada para exponer una verdad, donde no solo los sacerdotes eran culpables, más bien ellos formaron parte de un sistema perfectamente engranado que cooperó  para avalar injusticias. Thomas McCarthy no adorna su cinta con floripondios ni excesivos discursos, más bien se concentra en contar de forma pormenorizada –sin sentimentalismos- el proceso de investigación y la forma en que estos periodistas lograron empalmar su  historia. Mark Ruffalo, Mike Rezendes, John Slattery, Michael Keaton, Rachel McAdams, Liev Schreiber y el siempre oportuno Stanley Tucci, encabezan el elenco de esta película donde la prensa adquiere un brillo de heroicidad.

La chica Danesa

La historia de “La chica Danesa” del británico Tom Hooper (“El discurso del Rey”, 2010) cuenta una relación mucho más poderosa que cualquiera con sexo de por medio, porque la amistad y el vínculo que unen a los pintores Gerda Wegener (Alicia Vikander, Ganadora del Óscar por su rol) y Einar Wegener o Lili  (Eddie Redmayne) va más allá de cualquier vínculo erótico romántico que puede terminar con el chasquido de los dedos. El cine es un arte colectivo y por ello existen diversos elementos dentro de una película que nos pueden conmover incluso sin percibirlos, como la música, los escenarios, la mezcla del sonido, el maquillaje, las y otros innumerables detalles. La magia o lo que hace que el conjunto funcione es precisamente que no reparemos en ello, porque la cinta se nos hace tan natural que es absolutamente verosímil.  La película está inspirada en la historia real de Einar Wegener (Lili Elbe) plasmada en la novela “La chica danesa” de David Ebershoff.

Zootopia

Las películas Disney son tradicionalmente cintas con moraleja, que seducen a los niños con colores y canciones trayendo consigo un mensaje que la mayoría de las veces es muy obvio. En “Zootopia”, esto no es distinto, pero no  resulta contraproducente, ya que si hay un elemento destacable acá, es la forma en que logran sorprender haciendo una reinterpretación de algo conocido. A veces los planteamientos de este tipo de películas, a pesar de ser inocentes, revelan situaciones con las que desafortunadamente tropezamos todos los días, por lo que uno siente que el público potencial de estos filmes más que niños deberían ser adultos, quienes en general se comportan más irracionalmente que cualquier menor de cinco años. Judy Hopps, una conejita policía que no olvida ni deja de lado sus sueños, tiene que resolver un caso muy especial junto a Nick Wilde, un zorro pícaro. Presas y depredadores conviven felices en una ciudad que como nuestro mundo pretende brindar un lugar para todos. Esto sufrirá variaciones a lo largo de la película.

Las próximas semanas seguimos con el recuento, afortunadamente todavía nos quedan muchas buenas películas por recordar y volver a ver. ¡Feliz Navidad!

@luisauguetol