El dibujo infantil

A los niños les encanta dibujar. El dibujo es un mecanismo libre mediante el cual expresan sus ideas, emociones y sentimientos. Dibujar favorece su creatividad y las habilidades de lectoescritura así como el control de sus pensamientos los cuales se organizan para ser plasmados en papel o en las paredes de vez en cuando…

Las características del dibujo como el uso de los colores, la grafía, la disposición de los elementos y el tema escogido dan mucho material para que los expertos puedan analizar la personalidad del niño.

Desde muy temprano el niño puede expresarse a través de trazos, ya desde los 3 años inician los “garabatos” que son desordenados y su mayor intención es ocupar el área de dibujo, muchas veces carecen de sentido, pero otras el niño manifiesta lo que significan en su imaginación. Poco a poco el niño irá controlando la fuerza y extensión de sus trazos y les otorgan nombre e intención, ya cerca de los 4 años.

Entre los 4 y 7 años se produce la etapa pre-esquemática donde ya comienzan a buscar imitar formas definidas, que sean parecidas al objeto que quieren representar. A partir de los 7 años las figuras comienzan a tener mayor definición, inclusive le dibujan muchos detalles y los ubican mejor en el espacio.

Luego de los 9 años los dibujos toman un tono más realista y los niños buscan representar los objetos y personas tal como los ven. Comienzan a usar efectos de luz, oscuridad, sombras. Y posteriormente mejora y se afina la representación espacial, en esta etapa ya las personas y animales muestran diferentes rasgos y hay mejor proporción del tamaño de los objetos, se crea la perspectiva y ya se consolida un estilo de dibujo personal.

Es ideal que todo niño, desde la más temprana edad, tenga la posibilidad de contacto con lápiz, colores, pinturas y papel para aprender a dibujar. El dibujo sirve como terapia, relaja, fomenta la concentración y es recreativo. Además favorece la motricidad fina, madurez psicológica y formación de la personalidad. La expresión a través del dibujo mejora la confianza en sí mismo, en especial cuando los padres motivan con expresiones positivas las creaciones de sus niños. Cualquier material es bueno para utilizar, si se aprovechan  reciclaje mejor. ¡Que la nevera se llene de obras de arte!

@pediatraymama
@pediatraymamaig
Morella Martínez

Morella Martínez

Dra. Olga Morella Martínez de Herrera. Médico Cirujano de la Universidad Central de Venezuela. Postgrado de . Pediatría y Puericultura del Hospital Universitario de Caracas, UCV. Miembro activo de la Sociedad Venezolana de Pediatría y Puericultura. Promotora y Consejera de Lactancia Materna (CELACMA y Facultad de Medicina UCV).

Madre de dos maestros de vida.