Desde La plaza » Columnistas » Desde La Butaca » Razones para ver “La Mujer Maravilla” (2017)

Razones para ver “La Mujer Maravilla” (2017)

Cuando vas al cine con prejuicios pueden suceder dos cosas: la primera que la película termine siendo lo que en efecto imaginaste y la segunda que te sorprenda haciéndote entender (una vez más) que nada es más estúpido que tener una idea preconcebida sobre cualquier cosa. Ver “La Mujer Maravilla” supuso para mí una grata sorpresa, sobre todo porque nunca imaginé que esta versión cinematográfica manejara bien el factor entretenimiento sin dejar de lado algunos temas de la “realidad” que sin duda son la base de toda ficción relacionada con súper héroes.

La figura del héroe, llámese como se llame, ha generado en el mundo desde tiempos inmemoriales gran devoción, supongo que tiene que ver con el deseo que tenemos todos de la existencia de un ser superdotado que pueda enfrentar lo que al hombre común le aterra: el mal.  Un deseo infantil, pero que en apariencia no pasa de moda, nos gustan los personajes ideales que parecen ser mejores que nosotros a nivel físico y moral.

Esta cinta posee un balance perfecto entre contenido emocional, un buen libreto con algunas ideas y muchos efectos especiales. Los personajes no son planos, tienen un carácter y una identidad definida, lo que hace que toda la historia absurda e irreal del origen de Diana (Gal Gadot) y su transformación en “La mujer Maravilla” sea creíble, emocionante e incluso conmovedora en ocasiones.

Su directora, Patty Jenkins (“Monster” 2003) juega muy bien todas sus cartas para brindar contenido y un gran nivel de entretenimiento en esta cinta que está llena de detalles.

El tema de la heroicidad y el absurdo que representa ocasionalmente luchar contra algo que parece expandirse y nunca cesar -el mal- cobra cierta relevancia en esta película de un estudio grande que sí, desea recaudar dinero y sí, está hecha para el gran público, pero también representa una buena muestra de lo que puede suceder cuando se usa la tecnología para apoyar el contenido. Más allá de los efectos, en el cine impactan las historias bien contadas y esta película presenta una.

Si en  “Matrix” (1999) Neo pelea con Mr Smith “porque lo ha elegido” en “La Mujer Maravilla” se plantea de un modo más simple que la heroicidad es una elección personal. ¿Se debe tener compasión con todos o solamente con quien la merece? ¿Es la bondad un regalo para aquellos que se la han ganado? En un mundo tan plagado de conflictos como el que vivimos, los valores universales del bien y el mal tienden a confundirse, a perderse.

A veces parece que todo lo que hacemos carece de sentido, que no podemos cambiar nuestro destino ni el ajeno, cuando esas ideas aparecen, seguir luchando se vuelve una decisión altruista, pelees en cualquier flanco.  Sin caer en la reflexión filosófica ni en las complejidades de “Matrix”, esta película nos permite asomarnos a algunos planteamientos que son, sin duda, interesantes.

La belleza de Gal Gadot impacta y ayuda mucho a que su personaje tenga ese encanto que derrocha en la pantalla, físicamente da por completo con el rol. Es expresiva y emocional. También, llega a ser un punto a favor de la cinta, la elección de Chris Pine como coprotagonista y las buenas actuaciones de los antagonistas, la brillante actriz española Elena Anaya, Danny Huston y David Thewlis.

“La Mujer Maravilla” es lo mejor de lejos actualmente en la pantalla grande, corran a verla.

Calificación: Muy Buena.

@luisauguetol