Desde La plaza » Columnistas » Estrenos: Un pequeño favor: engaños y sorpresas

Estrenos: Un pequeño favor: engaños y sorpresas

Un pequeño favor (2018) es uno de los estrenos para este último mes del año

 

Me gustan las películas que mienten. Esas en cuya sinopsis se cuenta una trama que no termina siendo ni remotamente parecida a lo que ves o si se asemeja un poco lo hace solo de manera superficial. En el cine me gusta que me engañen. Siempre es más emocionante y divertido descubrir que la película no es como esperabas, que te marea un poco con todas las vueltas que da la historia.

Un pequeño favor (2018) con las brillantes Anna Kendrick y Blake Lively es así. Nada de lo que sucede te lo esperas.

La película dirigida por Paul Feig me recuerda a ratos Perdida (2014) la cinta de David Fincher protagonizada por Ben Affleck,  donde el aparente mundo perfecto de un matrimonio ideal se desdibuja. Sin embargo, a diferencia de la cinta de Fincher, Un pequeño favor genera sonrisas sinceras gracias a su humor negro.

El filme expone la vida de gente poco común tratando de tener una vida convencional. Personas que esconden sus pequeñas miserias debajo de la alfombra (como de seguro hacemos todos) pero a la vez moviéndola de vez en cuando para dejar ver la basura que almacenan.

La película se desarrolla en una zona residencial muy parecida a la de aquella vieja serie de Sony: Desperate Housewives donde todo es encantador y perfecto, al menos en apariencia.

La historia de la amistad entre Stephanie y Emily nos envuelve en una pesquisa divertida llena de cabos sueltos que se deben atar. Aunque en ocasiones algunas de las situaciones parecen forzadas, en términos generales el suspenso se lleva muy bien y te deja con ganas de saber más en cada escena.

Con esa buena dosis de intriga el largometraje se convierte en un evento refrescante y divertido que gana terreno mientras avanza, sobre todo cuando te involucras con los personajes. Cuando comienzas a conocer pequeños trozos de su pasado un tanto sórdido.

En esta cinta, como en la vida, no todo es lo que parece, a veces lo mejor y más interesante es lo que no se divulga de inmediato, aquello que solamente escarbando logras encontrar.

Un aspecto relevante es el color en la película. La armonía de los decorados, tanto en la ropa, como en los ambientes donde se desenvuelven los personajes. Ese estilo que se refleja en todo en el filme parece ser un protagonista más de la historia.  

La película es una combinación de diversos géneros: suspenso, cine negro, thriller, comedia, drama. A veces en ella todo lo dramático da risa y lo que debería hacernos reír nos conmueve.

¿Lo mejor de Un pequeño favor? El filme no se toma en serio y es precisamente ese tono juguetón lo que encanta y emociona.

@luisauguetol