Desde La plaza » Columnistas » José Delgado: Un músico que escribe para que se cante quien pueda

José Delgado: Un músico que escribe para que se cante quien pueda

José Delgado es conocido dentro y fuera de Venezuela como un cantautor que encanta a personas de todas las edades. Sin embargo, pocos conocen su faceta íntima de compositor, de poeta sonoro. La Feria Internacional del Libro de Venezuela 2018 es la ocasión perfecta para entrevistar a este joven que “algo” de lector tiene y que nos ha demostrado que la transformación cultural “puede ser en el sur”. “A pedal y bomba” acudimos a su encuentro, cuando faltan tan sólo horas para la presentación de su libro “Cántese quien pueda”, este viernes 09 de noviembre a las 5:00pm en la Librería del Sur “Orlando Araujo”, en Gradillas.

José Delgado

¿Cómo fue el proceso de realización de “Cántese quien pueda”?

El proceso de edición de este libro fue muy sencillo. Ya todo estaba escrito porque son las letras de las canciones de mis discos editados hasta el momento, con una ñapa de algunos poemas/canciones no editados aún.

¿Por qué motivo tu libro es publicado por El Perro y la Rana?

Porque han sido quienes se han interesado en la posibilidad de acopiar los textos de las canciones en un libro y difundirlos en su calidad de ¿poemas? Les agradezco inmensamente y ojalá podamos imprimirlo pronto.

¿Cómo se canta José Delgado?

Se canta, se decanta, se descompone, se desdice, se enmaraña, se arriesga, se lanza, se pregunta, se balanza, pende, pendiente, cuesta arriba con canto de faena, trovador, probador, trampolín, sinfín…

¿Ya Caracas es una Ciudad Canción? ¿Cómo ha alcanzado este estatus?

Caracas siempre ha sido una canción, ha alcanzado ese status como cualquier ciudad capital donde se mezclan muchas culturas por necesidad, la precariedad es el bajo continuo sobre el que el claroscuro contrasta sus verdades y mentiras, dolores y alegrías; y no queda otra que asumir con creatividad el parto cotidiano colonizado, reguetonizado.

Ciudad Canción podría ser Caracas, pero es algo más allá y menos acá, podría ser aquello que podría ser Caracas, lo que podría ser, la posibilidad, la imposibilidad, la utopía, todo eso es Ciudad Canción… es una ciudad que rompe límites geográficos, políticos territoriales, de amplias dimensiones inimaginadas. Es una red proto-supra-infra-para-territorial cósmica, cuántica.

¿Cuál es tu relación con la literatura y cuáles son tus escritores predilectos?

No soy lector eficiente, ni buen lector, ni he leído lo que he debido leer, tengo varios libros en los que entro como de forma desordenada como una termita, siempre buscando comida, más que cualquier otra cosa, me alimento de sus páginas, del soporte, siempre alrededor de, a punto de… y eso se convierte en letra comida, no puedo volver sobre ellas porque ya fueron digeridas y expulsadas.

Me gusta hacer nidos en los poemas de Ramón Palomares y Gustavo Pereira, no conozco toda su obra, soy muy desordenado en ese sentido. Me gusta leer cosas sobre el comportamiento del ser humano en sociedad y en soledad y ha dado con ramas entretenidas como “La rama dorada” de James Frazer, los textos de Maffesoli, que ya olvidé. Muy mala memoria tengo, pero mucho ímpetu. “La raza cósmica” de José Vasconcelos. Trato de leer la astrología de a ratos, ojalá y pueda leer los astros y no la astrología, trato de leer el humo de los autobuses cuando se lanza en bocanadas sobre el cielo crepuscular de la hora pico, el refranero popular en voces del anónimo en las colas pa comprar, en el metro, etc.

El músico Bob Dylan ganó el Premio Nobel de Literatura. ¿Cuál es tu opinión al respecto? ¿Te gustaría optar a reconocimientos literarios?

El músico José Julián Villafranca no ganó el Premio Nobel de Literatura.

No recuerdo con precisión ni una canción de Bob Dylan. Seguramente sea un gran músico y poeta, pero no es de mis referencias. Creo que tampoco he escuchado lo que se ha debido escuchar. Bien por su premio. Seguro se lo merece. También lo mereció Obama, salvando las enormes distancias. Lo cierto es que entro como la termita en la música y en todo. No terminé de estudiar música en ninguna escuela, entré en casi todas y no terminé ninguna. Recién ahora es que estoy haciendo la tesis en Teatro, después de 18 años que entré en la Escuela de Artes de la UCV. Espero pronto terminar esa fase.

En cuanto a las disciplinas artísticas, ¿Consideras que los artistas deben ser integrales o cada quien debe especializarse en su rama?

Uhmmm… Yo creo que lo mejor es ser integrales… Aunque tengas más aptitudes para alguna disciplina en particular. La materia prima de las artes son las imágenes y a ellas se llega a través de la regresión en la propia vida individual y antecede a cualquier lenguaje artístico. Los artistas deberían poder comunicar y comunicarse con imágenes. La notación musical no es la música aunque ayuda mucho, ni el texto teatral es el teatro aunque guíe, ni el edificio con salones sea necesariamente el aprendizaje.

José Delgado

¿Cuáles son tus próximos proyectos? En especial en el 2019.

Sigo impulsando Ciudad Canción y mi carrera como cantautor, son cosas que van juntas. Lanzando carnadas y poniendo trampas a ver qué cae.

¿Cómo Suena Caracas para ti? ¿Crees que leer es vida?

Suena Caracas a lo que no suena en la radio, a lo que no acumula vistas en youtube, a lo que no es logaritmo en Instagram, a lo que nunca ha sonado, suena a la crítica eterna con y sin razón, suena a la polémica, Suena Caracas a lo que no suena en Caracas, al grito “inoportuno”, a muchas ruralidades urbanizadas pero que no son “música urbana”, ¿qué es la música urbana? imagino que lo que yo hago desde plena Parroquia El Valle no es urbano. Entonces ¿A qué sueno? ¿A qué sueño? Sueña Caracas. ¿Puede alguien saber a qué suena? Qué oído u odio determina lo que suena en Caracas, con el salitre de los bajos y agudos saturados ¿podrá algún oído degustar algún sonido sencillo, simple, acústico?

Redes sociales

IG y Tw y Fb: @josedelgadoson

www.youtube.com/josedelgadomusica

www.josedelgado.com.ve

Entrevista: José Leonardo Riera Bravo @SiMeRieraBravo

Fotografías: Pedro Mercado.