Las lágrimas que caen, caen en el mar

Algún día las lágrimas desbordarán los mares de nuestra tolerancia.

Letanías del mar

Para los que el hambre
los hace doblar de dolor,
y la única esperanza
es la caridad,
las lágrimas que caen, caen en el mar.
Para aquel que salvaba vidas,
de corazón al corazón,
y cuando el dolor
y la impotencia lo superó,
con una bala destrozó
su corazón ya aniquilado.
Las lágrimas que caen, caen en el mar.
Para la estúpida situación
de los grandes que necesitan
enemigos para existir
aliados para subsistir
¿Y cuándo no haya aliados,
porque todos se han vuelto enemigos?
¿Y cuándo no haya enemigos,
porque todos han sido destruidos?
¿Los grandes se van a autodestruir?
Las lágrimas que caen, caen en el mar.
Para aquel cuya angustia y dolor
le hizo buscar la salida
en el ojo de una cámara
y lo único que encontró
fue el caño hueco de un arma.
Las lágrimas que caen, caen en el mar.
Para los que esperan que la justicia
cambie la gasa transparente que cubre sus ojos
por una cinta oscura y negra;
cambie su túnica repleta de bolsillos
por una lisa sin lugares para ocultar.
Las lágrimas que caen, caen en el mar.
Pero algún día, de tantas lágrimas
ll mar se desbordará,
y las aguas saldrán de su cause
limpiando la superficie de la tierra
de tanta mugre, de tanta maldad,
de tanto odio, de tanta crueldad.
Porque las lagrimas que caen
caen y rebalsarán el mar.

/* ]]> */