Desde La plaza » Columnistas » Las patas de la mentira

Las patas de la mentira

La mentira tiene patas cortas, reza el refrán que se dice siempre que uno es descubierto mintiendo. ¿Pero toda mentira que es descubierta es castigada? ¿De qué sirven las patas cortas de la mentira si nos siguen engañando? Entonces si da lo mismo mentir que decir la verdad, mintamos total nadie nos va a castigar. ¿Por qué el pueblo no exige castigo frente a las mentiras? ¿Será porque el pueblo se deja engañar por los medios afines al gobierno de turno?

¿De qué mentiras estoy hablando? De las mentiras de los políticos. La mayoría de los políticos mienten o exageran en campaña y después cuando están en el gobierno, siguen mintiendo. Menem mintió con el salariazo y la Revolución Productiva, De la Rúa mintió cuando dijo que sabía cómo sacar al país de la crisis. El gobierno Kirchnerista exageraba y manipulaba los datos del INDEC para obtener mejores datos estadísticos. El gobierno actual mintió y miente proclamando un populista “Pobreza Cero” cuando sabe que es imposible y ni siquiera en los países más desarrollados eliminaron la pobreza. Miente cuando se proclama paladín de la anticorrupción y no ataca su propia corrupción.

En 1989 Carlos Saúl Menem llegaba al poder prometiendo salariazo (fuerte incremento del salario) y Revolución Productiva. Ninguna de las dos cosas se dio. Pero los medios de comunicación de la época ayudaron a que esa mentira pasara desapercibida y que, quedara simplemente como una anécdota. Eso se logra cuando los medios justifican las acciones nuevas como la única posibilidad de salida del país.

la-mentira-01

De la Rúa asumió el gobierno como una imagen de persona seria que iba a terminar con el despilfarro y las mentiras del gobierno de Menem, pero sin ninguna idea clara de lo que se debía hacer para sacar el país. Muchas intenciones, ninguna propuesta que se pudiera concretar en acciones. Ante ese vacío de ideas, tuvo que volver a llamar a los mismos protagonistas y causantes del caos económico: Domingo Cavallo que lo único que pudo hacer es más caos económico. Los medios esgrimían argumentos de paciencia mientras el país se caía y los que tenían más, más aumentaban sus capitales.

la-mentira-02

El gobierno Kirchnerista manipulaba los datos del INDEC, dando tazas que a pesar de no ser verdaderas no era falsas, pero si eran llevadas a crear una situación de bienestar que no se iba a poder sostener en el tiempo. Pero éste hecho no fue ocultado por los medios, salvo los oficiales, los medios contrarios al gobierno se ensañaban en mostrar el hecho, dando índices tan verdaderos y tan falsos como los del gobierno. La crítica era despiadada. De la misma forma se criticaba cómo se alababa por la otra parte. Nació una línea de periodismo (la otra ya existía desde mucho antes del gobierno de los Kirchner) y dividió a la prensa en dos. Los Neo liberales, conservadores y los aliados al gobierno o de tendencia de izquierda. Una mínima prensa se trataba de mantener imparcial y era criticada por ambas partes siendo acusada de pro gobierno o de ser de los medios hegemónicos. Lo que pasó fue que en los medios de comunicación se hicieron eco de una división que viene desde 1810 y lamentablemente esa línea se mantuvo por un público ávido de sostener sus creencias sin importarle en lo más mínimo el grado de certeza de las mismas.

El gobierno de Macri llegó postulando que iba a conservar lo bueno del anterior gobierno e iba a descartar lo malo. Parece que no ve nada bueno en lo hecho por el anterior ya que descartó todo. Pero significativamente, lo primero que descartó es lo que afectaba a los grandes capitales. Retenciones, ley de Medios, ley de ART, aumentos de tarifas sin quitar el subsidio a las empresas para la compra de energía. También dijo que iba a eliminar el impuesto a las ganancias de los trabajadores, que iba a llevar el 82% móvil a los jubilados, etc.

la-mentira-03

Los medios como actúan: no se escapan al patrón de conducta de años atrás, con la diferencia que los defensores pasaron a ser detractores y los detractores a defensores, pero el público sigue siendo el mismo. Las mentiras se suceden una tras otra, algunas se descubren y obligan a retractarse. ¿Y el pueblo? El pueblo sigue aplaudiendo o criticando de acuerdo a sus propias creencias sin tratar de buscar, sin tratar de escuchar, simplemente justificando sus simpatías o sus odios.

Nito Biassi

Nito Biassi

Nací en Córdoba, Argentina, en el año 1962, cursé estudios de Filosofía, recibiéndome de Licenciado en 1985, me interesé luego por el área humana y de la medicina, estudié Técnico en Laboratorio Clínico e Histopatología. Posteriormente realicé la especialidad en Bioética y completé mis estudios en la rama de la medicina con la carrera de enfermería. Desde los catorce años escribo poesías con el pseudónimo de Nito Biassi, edité una revista entre los años 1978 a 1980 que tuvo que dejar de ser editada. Publique varios libros de poemas y de relatos por editorial propia. Recitaba poesías en los bares. En el año 2004 formé Luzbelito Ediciones Editorial Anarquista. Me defino ser humano en vías de desarrollo.