Desde La plaza » Columnistas » Óscar 2018 ¿premiar el género o el talento?

Óscar 2018 ¿premiar el género o el talento?

Las obras tienen un valor en sí mismas, no deberían ser juzgadas por factores externos como la raza o el género de sus creadores

“Lady Bird” película escrita y dirigida por Greta Gerwing está nominada al Óscar en diversas categorías, entre las que se encuentran Mejor Película y Mejor Director.  No obstante, la cinta ha recibido un sinfín de críticas negativas por su aparente simpleza de fondo y forma. Sus críticos afirman que la nominación de su directora al mayor premio de la industria del cine no tiene mucho que ver con sus méritos y más bien se relaciona con el empeño de los miembros de la Academia por ser políticamente correctos e incluir  un mayor  número de mujeres en sus nominaciones.

En la pasada entrega del Globo de Oro, Natalie Portman hizo un comentario que pretendía cuestionar las premiaciones por no tomar en cuenta a las mujeres en la entrega de diversos galardones. “Y aquí están todos los hombres nominados” dijo la protagonista del “Cisne negro” al momento de presentar el premio de Mejor Director.

Las mujeres se quejan de sufrir discriminación en todos los ámbitos de la industria. A las acusaciones de acoso sexual, se suman las denuncias y cuestionamiento por no  recibir  salarios igualitarios y un trato respetuoso en las diversas áreas que involucran el mundo del cine.

Sus reclamos tienen base.

En 1984, Barbra Streisand ganó el Globo de Oro como Mejor Directora por su película musical “Yentl”, hasta ahora es la única mujer que ha ganado en esa categoría. Años  después, fue la misma Streisand quien afirmó ser discriminada al no recibir una nominación como directora por “El Príncipe de las mareas” cinta que si fue tomada en cuenta en otras categorías: Mejor Película, Mejor Actor, Mejor Actriz de reparto, Mejor Fotografía, entre otras.

No han sido muchas las mujeres nominadas como Mejor Director a los premios de la Academia. Sofía Coppola, Katryn Bigelow (que lo ganó) y otras dos o tres más son algunas de las nominadas al Óscar en esa categoría.

Sin embargo, aunque es un hecho que las  mujeres tienen razones para sentirse discriminadas (y no solamente en el cine) es injusto darle un premio a alguien por motivos que nada tienen que ver con los méritos inherentes a su obra.

No he visto aún “Lady Bird” porque no me ha llamado la atención y como no la he visto no tengo una opinión formada, pero más allá de eso, creo que el valor de una película radica en sí misma. No puedes calificar el trabajo de alguien simplemente porque es hombre, mujer, negro o amarillo. Ni la raza, ni el género deberían ser una limitante  o un aval para ganar algún galardón.

Las obras tienen un valor en sí mismas, no deberían ser juzgadas por factores externos como la raza o el género de sus creadores.

Esperemos que si Greta Gerwing gana el Óscar por “Lady Bird” se deba exclusivamente a los méritos fílmicos de su película, si es que los tiene, después que la vea les cuento.

@luisauguetol