Desde La plaza » Columnistas » Paul Gillman

Paul Gillman

  Nombre de la TV: Paul Gillman
  Nombre de la vida: Paul Silvestre Gillman Guina
  Para la vida, nació el: 22 de Marzo 1960 (Caracas, Venezuela)
  Para la TV, nació en: 1990 (Radio Caracas Televisión, RCTV)
  Principal logro dentro de la TV: Animador y productor de televisión (PNI)
  Presentador de los programas: Busque la música  (Televisora Nacional, TVN-5 1985)

Sonoclips   (RCTV, 1992-1994)

  Trabajos fuera de la TV: Músico – Cantante – Banda Gillman

Creador – Productor – Presentador – Programas de radio (La Esencia – Kultura Rock – El idioma del rock)

Actor de doblaje

  Producciones propias: El garaje  (Venezolana de Televisión, 1999)

Kultura Rock (inicialmente en VTV, posteriormente, programa fundador de TVES –28/05/2007- hasta la actualidad)

  Algo más, además de la televisión: Cantante, productor de eventos, locutor, productor de radio y televisión

Preguntas, respuestas, entrevistas… ¡Acción!

¿Cómo fue tu primer contacto con la televisión? ¿Cuáles eran tus programas favoritos? 

Por ser hijo único, y de madre divorciada, el televisor se convirtió en mi padre, y en mi hermano; allí descubrí mi vocación por el rock, gracias a una serie de televisión basada en la respuesta estadounidense a Los Beatles: Los Monkees, que se transmitía por Cadena Venezolana de Televisión (CVTV, hoy Venezolana de Televisión).

Pero mis programas favoritos eran muchos, prácticamente todo lo que había por la televisión de entonces; me gustaban las series estadounidenses: CombatePatrulla de ratasLos comandos de GarrisonLos IntocablesViaje al fondo del marEl ZorroTierra de gigantesBatmanEl Súper-Agente 86Los héroes de HoganLos MunstersLos locos AdamsMi marciano favoritoPerdidos en el espacioLos Banana-Split.

Me gustó también, desde muy chamo, el género de terror, las películas de horror clásicas, como DráculaEl Hombre LoboLa MoscaEl monstruo de la laguna negraLa MomiaEl barón SardonicusLa mansión en la colina embrujadaEl museo de cera.

Me gustaban las series japonesas, como Los agentes fantasma,  El robot giganteEl Príncipe DinosaurioUltraman, y Godzilla, películas de horror mexicanas, como La llorona; me gustaban también las series de ciencia-Ficción del maestro del Stop-motion (técnica de animación de muñecos de plastilina), Ray Harryhousen. Otras obras de ciencia ficción que me gustaron de esa época eran: La tierra contra los platillos voladoresUn millón de años antes de CristoEl valle de GwangyEl pulpo gigante (conocida en inglés como: it came from beneath the sea), La isla misteriosaLos 7 viajes de Simbad, y Jason y los Argonautas.

Y por supuesto, como a cualquier niño, me gustaron las comiquitas, principalmente las  clásicas de Hanna Barbera, sobretodo Jhonny QuestLos PicapiedrasLos SupersónicosHuckleberry HoundDon Gato y su pandillaTiroloco McGrawPixie y DixieLa hormiga atómicaLos osos montañesesEl inspector ArdillaEl oso YoguiTom y JerryLos autos locosBirdmanShazzanDinoboyEl oso hormigueroEl monstruo MiltonGeorge de la selvaPopeyeEl gato FélixEl intrépido voladorlas clásicas de Warner Brothers, los Looney Tunes: El correcaminosBuggs BunnySam BigotesLa pantera rosa y El inspector.

¿Cuándo descubriste tu pasión por la producción televisiva, por la animación, y por hacer una profesión o carrera, dentro de la Televisión Venezolana? 

En cuanto a lo relacionado con mi principal trabajo, el rock, descubrí, entre 1973-1974, gracias a un gancho de ropa que usaba como antena (risas), en mi televisor blanco y negro, en Valencia, donde vivía, que existía un canal de nombre Televisora Nacional, canal 5 (TVN 5), donde pasaban un programa llamado Beat Club, conducido por unos Hippies, ellos eran el poeta Luis Gerardo TovarPedro Russian y, aunque Usted no lo crea, Nitu Pérez Osuna.

Allí vi, por primera vez, a Led Zeppelin, Jethro Tull y Black Sabbath, entre otros; ese programa confirmó una vez más mi amor por este género.

Y el rock en la televisión continuó con La música que sacudió al mundo, por esa misma Televisora Nacional, que luego se transmitiría en Venezolana de Televisión, y que conducía Alfredo Escalante, que a la postre se convertiría en al manager y asesor de mis primeras bandas, Power Age y Arkangel.

¿Cómo llegaste a la televisión venezolana?

En 1985 produje, y animé, mi primer programa de televisión en la desaparecida Televisora Nacional, canal 5 (TVN-5), me permitieron hacerlo en un espacio que se llamaba Busque la música, allí realicé un programa especial sobre una producción musical que hice para una disquera de esa época, llamada Sonorodven; un disco llamado Los Duros del rock. Allí se conocieron por primera vez, en la televisión venezolana, bandas como Queensrÿche, Twisted Sister, Ratt, Motley Crue y Helix.

Luego participé en una sección para el programa SONOCLIPS (RCTV, 1988-1995), llamada Sono-Metal, un videoclip de rock o metal al final de cada programa. Y finalmente logré entrar a la televisión haciendo mis propias producciones: El garaje (Venezolana de Televisión, nacido en 1999), programa que se transformaría en mi programa actual, Kultura Rock, que desde el 28 de Mayo de 2007 emigró a TVES, convirtiéndose en uno de los programas fundadores de la Televisora Venezolana Social.

¿Cómo fue ese primer momento ‘en el aire’, ese primer minuto en televisión?

Mi primer momento al aire fue en la primera transmisión de un musical, en colores, de la historia de la televisión venezolana (antes de ella, la televisión era en blanco y negro); fue en El Show de Luis Oberto (Televisora Nacional, canal 5en Enero de 1980, con el Power Age. Tuvimos que esperar casi un día entero por tocar; veníamos de Valencia, solos y hambrientos; terminamos grabando, como a las 4 de la mañana, en el gigantesco Estudio 1 de Venezolana de Televisión ¡Pero fue toda una experiencia!

¿Quiénes han sido tus influencias, y tus maestros, en tu paso por la TV? 

Mi maestro (el de cualquiera que tome un micrófono, en radio o televisión, si desea hablar de rock en Venezuela) fue Alfredo Escalante. También en esa época contábamos con los ‘caballos’ del género en cuanto a radio: Cappy’ DonzellaIván Loscher Plácido Garrido.

¿Qué ha sido lo más fácil de hacer, y lo más difícil de hacer, dentro de tu carrera en la televisión? 

Realmente no es fácil, ni difícil, trabajar en televisión. Cuando te gusta lo que haces “se sufre, pero se goza”. A la final, es lo que nos apasiona.

¿Qué es lo que debe mejorar la televisión venezolana?

Lo peor de la televisión venezolana es la promoción de los anti-valores y el farandulerismo que nos pretenden imponer desde afuera; terribles programas y novelas hechas en Miami y Colombia, al igual que susRealitys, y toda esa basura.

¿Cómo ves la televisión venezolana en el futuro? 

Lo mejor sería erradicar todo lo que dije antes… No habrá futuro si no eliminamos eso de nuestras pantallas.

¿Qué mensaje tienes para todas y todos aquellos que desean hacer una carrera, como tú la has hecho, dentro de nuestra televisión?

El mensaje es que, si quieres hacer televisión, tienes que prepararte para semejante compromiso; darle a tu público todo tu profesionalismo, y hacerlo con el corazón; dar lo mejor de ti, para que el mensaje llegue lo más sincero posible. Hagan lo que hagan, háganlo con convicción, no solo por dinero… ¡Háganlo, para hacer historia!