Desde La plaza » Columnistas » Rock Nacional: Primer punto listo, segundo punto en Agenda

Rock Nacional: Primer punto listo, segundo punto en Agenda

El Instituto de las Artes Escénicas y Musicales (IAEM) me invitó a dar un foro el martes, 11 de septiembre, pero se suspendió. El viernes 14 era ideal para reprogramarlo, no fui invitado, y tampoco pude presentarme, pero el evento CIUDAD ROCK CCS 2018 termina con un primer punto claro en la Agenda del Rock Nacional: Un día del Rock que nos uneEl segundo punto es aún más urgente: Un Plan de Desarrollo Unitario para la Asamblea Nacional Constituyente. El Programa de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad está en curso; y el Rock, el Punk y el Metal venezolano también debe ver, antes de prender el amplificador y comenzar a tocar, cómo producir todo lo que necesita, incluyendo amplificadores, música, discos y conciertos.

Nuestra trinchera no es la música, la música es el medio. La trinchera es lo que necesitamos para, inmediatamente excavada, concentrarnos en la música. Y lo primero que necesitamos para la trinchera no es la pala, sino ponernos de acuerdo, antes de cavar.

Una buena noticia indica que podemos cavar juntos: Se logró un preacuerdo (en el que coincidimos todas las corrientes dentro del Rock, el Punk y el Metal, que creemos y trabajamos por Venezuela) en cuanto al que debe ser el Día del rock (cuyo proponente es el cantante de la agrupación de punk ‘Acción Directa’, Juan Cabrera, que pasa a la historia por ser el primero en proponerlo). A partir del año que viene podría celebrarse, el 13 de junio, el Día del Rock Nacional. Decimos ‘podría celebrarse’, por dos razones: Primero, debemos formalizarlo ante la única instancia que puede convertir en Ley este día, dentro de las efemérides venezolanas: La Asamblea Nacional Constituyente. Y segundo, debemos garantizar en una asamblea, con todo el que esté interesado o interesada en dar su opinión, el consenso que no hubo con la fecha que celebramos hasta este 2018, por no haber discutido previamente este tema.

¿Y quiénes son todos los y las que deberían estar? Rockeras, rockeros, punks, y metaleras y metaleros, y sobre estos últimos vale la crítica: El Metal no figuró en ningún evento de CIUDAD ROCK, CARACAS 2018  (y yo presenté bandas, a petición del IAEM, como conductor de La Descarga).

¿Por qué se excluyó al Metal en este evento, si no debemos atomizar, sino unir? Como hemos mencionado en otras columnas, un pequeño grupo de metaleras y metaleros organizamos la Constituyente del Metal Venezolano, el 13 de junio de 2017, en la Universidad Bolivariana de Venezuela. Invitamos a todas las tendencias del rock. Salvo quien nos manifestó no poder venir, o no nos dio respuesta, invitamos a todas y todos los que pudimos.

Lo cierto es que, sin contar con figuras como Kasino, Gustavo Corma, o Paul Gillman (quienes hicieron posible el segundo diálogo para un cambio de día y de nombre, en su foro del pasado viernes 14 de septiembre), surgió un apoyo espontáneo (destacando el del maestro José Gamboa, testigo de lujo) a la fecha en que convocamos a este evento, 13 de junio, que nosotros en consenso, previa discusión, proponemos como Día del Rock Nacional.

El 13 de junio de 1970 se dio el Festival de las flores, en el Parque del Este de Caracas (Hoy parque Generalísimo Francisco de Miranda) sobre el cual solo mencionaré dos cosas puntuales: Ese fue el primer día en que el Rock cuestionó al sistema, el mismo al que Woodstock (el original, el de 1969) se opuso, y que los políticos de la época le impusieron a Venezuela. Al rock ya no se le respondió con baile, conciertos, radio y televisión, sino con censura, represión y exclusión; hasta que la Revolución Bolivariana dio la libertad que nunca tuvo el rock. Y en segundo lugar, en el momento en que los esbirros, que eran aquellos Guardias Nacionales de la época, sacaron sus peinillas y comenzaron a golpear, no lo hicieron para detener a unos asistentes al evento que se desnudaron (imitando a aquel festival de Woodstock), sino contra todo el concierto, que tuvo que suspenderse. Justo en ese momento tocaba el grupo venezolano Sky White’s meditation; ¿Y quiénes tocaban en esa banda? El pionero del punk en Venezuela, Gustavo Corma, de ‘La Seguridad Nacional’, y el pionero del Rock en Venezuela, Víctor González López, conocido por todos como ‘Kasino’, y principalmente por la agrupación La misma gente. Y por esos años llegamos hasta hoy, donde tenemos bandas de todos los sonidos e identidades del Rock, el Punk, y el Metal (tenemos la misma raíz, pero somos diversos, y debe acogerse toda nuestra diversidad).

Lo otro que también aprobamos en aquella Constituyente del Metal Venezolano coincide con lo que se decidió dentro de CIUDAD ROCK CCS 2018, en el foro donde participaron los maestros del rock Gustavo, Cangrejo, Kasino y Gillman: ¿Por qué Día del Rock Nacional, y no Día Nacional del Rock El Movimiento de Rock Nacional debe ser el símbolo de ese día, porque: 1. Es el único que no se ha interrumpido nunca en más de 40 años 2. Es el único que agrupa a quien quiera agruparse (el que quiera, así sean bandas de versiones, que también son hechas por venezolanos) y 3. Porque es por este Movimiento de Rock Nacional, y especialmente por la lucha ininterrumpida de Paul Gillman, que hoy en Venezuela no hay recluta a la fuerza, que se nos reconoce como profesionales que trabajamos este sonido, con alta calidad, y que por eso se nos ha dado el presupuesto público que jamás tuvo nuestro rock en su historia, que sin duda se ha honrado (la calidad de cada Gillmanfest y los festivales del ciclo Volumen Masivo, entre otros, son la mejor prueba).

Por fortuna, ya este primer punto en la Agenda que nos une está resuelto (solo falta formalizarlo), ahora debemos trabajar en el segundo punto de la agenda: Un Plan De Desarrollo para el Rock, el Punk y el Metal, que es un programa que debe nacer desde las bases. La diferencia entre poder constituido y poder constituyente, es simple: Mañana tú dejas de trabajar en un ministerio, viene otra gente, y puede cambiar lo que dejaste (como ocurrió con un movimiento nacido en una oficina del Gobierno de Distrito Capital en 2014, donde apenas cambió el Jefe de gobierno, se acabó la iniciativa burocrática, dejando en rockeras y rockeros, no la paz y la vida como legado, sino las tres D: Desunión, División, y la más triste: Desconfianza). El Poder Constituyente no depende de esos cambios, y cuando se hace bien, trasciende al tiempo.

Nuestra trinchera no es la música, la trinchera es lo que necesitamos para, inmediatamente excavada, concentrarnos en la música. Aún no la tenemos, pero podemos hacerla abriendo el espacio para todas y todos:

  • Urge decidir una fecha a la brevedad, para convocar una asamblea inaplazable (solo aplazable en caso de motivos de emergencia nacional, o ajenos a nuestra voluntad), con todas y todos los Rockeros, Punketos, Metaleros, de Caracas, y con el resto del país, a través de mecanismos electrónicos (para que el problema de transporte, o trabajo, que les impida estar en asamblea, tampoco sea obstáculo para quien quiera proponer), todo con una sola tarea: Elaborar el documento “Constituyente del Rock Nacional – Plan de desarrollo del Rock, el Punk, y el Metal, en Venezuela”
  • Y propongo que, una vez termine esa jornada (de 8 a 4 de la tarde), salga, con la claridad de profesionales que tenemos tantos años en esto, y tantos proyectos cumplidos y por cumplir, ese Plan Unitario de Desarrollo del Rock Nacional con la formalización, previa discusión, del día para el rock en Venezuela, comenzando por la opción que ya aprobamos separadamente en distintas asambleas (El 13 de junio). Este documento será entregado a la Asamblea Nacional Constituyente, por un lado, y por el otro, lo integraremos a la discusión con el resto de la Constituyente cultural.

¿Por qué proponemos esto? Porque:

  1. Con Chávez, Venezuela logró la revolución política (no ha ocurrido un golpe de Estado desde 2002)
  2. Con Chávez, Venezuela logró la revolución social (no ha ocurrido otro caracazo. Y gracias a lo social es que puedo proponer organizarnos con la Ley y desde la base, con el Estado como facilitador. El IAEM podría ayudar en esta asamblea, en el espíritu de una de las frases de su Director, David Meire: “La respuesta es Sí”)
  3. Con Maduro, ya comenzamos la revolución económica (Desde el 20 de agosto tenemos lo que ningún país en Latinoamérica tiene: Un sistema financiero propio. Dinero que debe usarse y multiplicarse dentro de una sociedad basada en el trabajo. que no dependa de si sube o si baja el petróleo, sino de producir nuestra comida, nuestras medicinas, nuestra ropa, nuestra tecnología, y por supuesto, nuestro rock, punk y metal)

¿Cómo hacemos esto?

Maduro lo dijo claramente: “Con la Constituyente podemos hacer todo”. Si nos organizamos, y hacemos un solo Plan de Desarrollo (con todas las propuestas productivas de elaboradores de instrumentos, equipos, programas de radio, programas de televisión, músicos y bandas) podemos lograr una sola industria socioproductiva, para todas y todos los venezolanos, sin exclusión.

Urge esta decisión, porque el Constituyente Hermann Escarrá ya informó que la Constitución tiene un 80% de avance. Si no proponemos AHORA, en lugar de producir con el apoyo justo, formando parte del Plan de Desarrollo de la Nación, seguiremos dependiendo del nefasto ‘como vaya viniendo, vamos viendo’. Hoy los tiempos son distintos a los de 1999; nadie, después del presidente Chávez y la primera Constituyente, va a promover que se elija una Constitución que no ayudó a construir.

Por el presente y el futuro del Rock, el Metal y el Punk en Venezuela, gracias por leer estas palabras, y hagamos importante este momento, que es nuestra única oportunidad, por ahora.