Desde La plaza » Columnistas » Trece razones para votar por Nicolás

Trece razones para votar por Nicolás

1.- Porque a pesar de ser víctima del imperio más cruento que ha existido sobre el planeta, no se ha arrodillado ni ha instado a que nos arrodillemos por él.

2.- Porque no obstante haber estado en el cadalso levantado por los cancerberos de adentro y los de afuera, nunca se apartó de la línea humanista que guiaron los pasos de Bolívar y Chávez.

3.- Porque ante cada combate nacido –marcados, algunos de ellos, con impronta miserable-, ha entrompado siempre limpiamente dando y dejando una verdadera lección de civismo.

4.- Porque cuando ha ganado ha extendido su mano al vencido, luego de haber exigido con altura el reconocimiento del triunfo.

5.- Porque cuando ha perdido, lo ha reconocido de inmediato reconociendo en el adversario sus atributos exitosos.

6.- Porque nunca arrebató un bolívar a la cultura, a pesar del precio del petróleo en su escala más baja.

7.- Porque no le pasó por la mente congelar el ingreso de abuelas y abuelos al sistema de pensiones, pese a la guerra económica.

8.- Porque ni soñó con cerrar una escuela ante la debacle financiera a la que somos sometidos.

9.- Porque ni se planteó el descalabro de clausurar los CDI que millones de vidas han salvado.

10.- Porque ha sabido aferrarse a la convicción de crear y crear más centros educativos, en medio de la turbulencia traidora de los explotadores históricos.

11.- Porque a pesar de ser caraquista, el deporte ha tenido en él a un aliado de primer orden.

12.- Porque cuando quisieron ahorcarnos con el hambre, creó el Clap al que aún no damos el valor histórico que tiene.

13.- Porque cuando nos retienen los dólares para hacernos de alimentos y medicinas, da vida al Petro logrando el ingreso de toneladas de los deseados rubros.

14.- Porque aunque desde Colombia los enemigos de la paz nos hunde en el puñal de la ignominia, él prosigue poniendo a las órdenes de ese pueblo hermano nuestros instrumentos de diálogo y paz.

¡Chávez vive…la lucha sigue!