El nacionalista Trump

Deportaciones

Parece que el recién nombrado presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se empeña mucho para figurar en los titulares de noticias por todo el mundo, pero no de una forma tan buena como el esperaría, pero como él dice, los medios de comunicación son una sarta de mentiras pensadas, sobre todo CNN.

Pero bueno, resulta que le ha prohibido la entrada a algunos ciudadanos de ciertos países árabes a la nación norteamericana y esto ha enfurecido a muchos alrededor del mundo, en especial a los pueblos árabes, por supuesto, que ya vienen sufriendo una ola de ataques racistas y de desprecio, ya sea por su apariencia o por sus creencias religiosas, y que han tenido desenlaces, hasta fatales por desgracia.

Cabe destacar que Trump es un hombre de negocios, y desde mi punto de vista está empezando a llevar las riendas de su país como si fuera uno de sus consorcios, está empezando a tirar palos y piedras sin mirar para donde y eso podría traerle muchos problemas al pelucón. Pero como no todo es malo en esta vida, el hombre está cumpliendo las promesas que hizo en sus campañas, claro que, viéndolo desde un punto de vista neutral, él quiere hacer de Estados Unidos el mejor país del mundo, lo cual está muy lejos de ser, pero está tomando medidas encaminadas a cumplir esa meta, quiere acabar con delincuentes, drogadictos y violadores, que estén en ese territorio, y que viniendo de donde vengan, son dañinos para la sociedad y como mandatario, está obligado a proteger a su país de ese tipo de problemas. Es algo lógico y comprensible, solo que ha sido muy específico y radical al momento de referirse a ciudadanos indocumentados de algunos países, que según él son la raíz del problema, y está mal generalizar, porque esto acrecentaría la creciente moda de racismo y desprecio a los emigrantes de todas partes del mundo, se fomenta la violencia y la intolerancia, por mencionar algunos flagelos.

Si tan solo cambiara un poco su lenguaje, sería, para mí, un presidente memorable para la historia. Seguramente me dirán loco, pero ese señor tiene las cualidades de un líder nato, y como presidente las puede utilizar para sacar provecho al máximo de ellas, lo principal en él es que su nacionalismo es envidiable, ojalá muchos mandatarios lo tuvieran, su accionar es inmediato, y que está empezando a cumplir promesas en pro de la defensa de sus ciudadanos.

Gústele a quien le guste, el tipo tiene con qué…