Desde La plaza » Columnistas » Me dio por viajar » Me dio por viajar a la marcha

Me dio por viajar a la marcha

Por: José Miguel Sequera

Esto sin duda fue el tema de la semana, unos dicen que fue un éxito, otros que fracaso y a mí, en lo personal, me pareció un completo fracaso que desde un principio no tenía pies ni cabeza.

La gente que fue citada ese día, iba a Caracas con un solo objetivo, derrocar al presidente Maduro, pero no se les dio el plan, una mala dirigencia política y el trabajo conjunto del ejecutivo nacional y nuestra FANB dieron un duro golpe a la médula de todo este mecanismo del terror que pretendía sembrar el anarquismo y la muerte entre las personas inocentes que asistían a esa concentración.

Fue algo muy sucio lo que pretendían hacer ciertas personas con tal de llegar al poder en el país ese día, se intentaba repetir el guión de abril en el 2002, todos sabemos cómo pasó todo ese fatídico 11.

Lo que más me causó tristeza fue cómo utilizaron a nuestros indígenas, los sacaron de sus hogares, eso es como una migración a lo desconocido para ellos, y estoy casi seguro que también serían el objetivo de una de esas balas que iban dirigidas a los manifestantes, y lo peor fue que se fueron a en caminata desde Amazonas hasta Caracas. Luego de haber caído en cuenta de que todo fue un circo, los dejaron abandonados a su suerte en la ciudad, demostrando una vez más que solo utilizan a sus simpatizantes como peones de guerra y luego los desechan.

Esto es solo un ejemplo de todo lo que ese grupo radical llamado MUD constantemente hace con la gente que está apoyando su postura en el país, solo piensan en el poder y no en quien de verdad deberían, en su gente y en la esperanza que depositaron en sus promesas vacías y carentes de credibilidad, los hacen vivir en una dictadura mental, y digo mental porque no hay país en el mundo donde se hayan llevado a cabo tantos procesos electorales, supervisados por entes y personalidades de todo el mundo, y ellos mismos dan fe de la transparencia de dichas elecciones, cada vez que quieren protestar o marchar lo hacen, ahora, explíqueme usted, ¿en qué dictadura los ciudadanos eligen a sus dirigentes, renuevan su constitución y hacen concentraciones públicas donde más les guste?

Les recomiendo amigos lectores informarse más allá de lo que un medio de comunicación le muestra, investigue, y sea usted mismo el portador de la verdad, no se convierta en un instrumento de guerra más.