Drones en Venezuela tendrán normativa legal

El uso de robots voladores no tripulados e integrados con dispositivo de grabación, que quizás conocerás como ‘drones’, ha ido en incremento durante los últimos años y cada vez es más común estar bajo la mira de uno de estos estratégicos aparatos.

Aunque en Venezuela los drones todavía no gozan de gran popularidad, se han usado para hechos importantes. Tal cómo sucedió en en septiembre de 2015,  cuando un dron participó en la labores de búsqueda y rescate del niño que fue arrojado al Río Guaire por su padrastro en Caracas.

Asimismo, en las redes sociales se ha sido ampliamente compartido las impactantes tomas aéreas de Petare, que muestran la inmensidad del que es considerado uno de los barrios más grandes de Latinoamérica.

También han estado envueltos en polémicas. Las imágenes del Hotel Humboldt ubicado en la cima de El Ávila en Caracas las que han iniciado un debate, no solo por las condiciones actuales la emblemática estructura que se encuentra bajo un proyecto de restauración desde el 2013, sino por la facilidad de acceder con estos artefactos a espacios protegidos por el Estado y que de cierta forma ¿violan la privacidad?

Sin embargo, recientemente el ministro de Interior, Justicia y Paz, Gustavo González López, informó que el Gobierno usará drones en las operaciones de seguridad ciudadana.

Detalló que aplicara una normativa legal para el manejo de las aeronaves no tripuladas. En el reglamento se establecerá las responsabilidades de quienes manipulen los dispositivos, los cuales serán usados para combatir «el bachaqueo».

Pero actualmente, ¿bajo que ley se rigen?

Actividad alegal

Mientras no se establezca esta normativa, el uso de los drones en Venezuela supone una actividad alegal, pues no está expresamente prohibida pero tampoco está regulada.

Jonathan López, quien ofrece el servicio de alquiler de drones en Caracas, asegura que en el país no hay restricciones para el uso de este aparato y que las limitaciones quedan de mano de sus operadores.

«Es cuestión de lógica, no se puede sobrevolar los espacios que ya tienen accesos restringidos al público, como Miraflores, un cuartel o la casa de alguien.  Pero no hay ninguna regulación en lo que refiere a lugares públicos«, explicó y aseguró que para adquirir este tipo de aparatos tampoco existe ninguna limitación en el país.

En cuanto a la violación de la privacidad, dice que es poco probable, considerando que la mayoría de los drones hacen tomas generales. «Con un dron no puedes hacer el zoom in en la ventana de alguien, la mayor toma que se puede generar es del edificio completo y eso no representaría una violación a la privacidad», dijo.

Espacio Aéreo

La normativa vigente en el país que podría aplicarse a estos objetos voladores es la Ley de Control para la Defensa Integral del Espacio Aéreo, que si bien no habla especialmente de drones, dice ser aplicable a “los objetos que, sin ser aeronaves, se desplacen por el espacio aéreo del país”.  ¿Podían incluir los drones?

Siendo este el caso, según su artículo 3 del documento legal, el Estado tienen la potestad de interceptar, decomisar e inutilizar un objeto volador cuando se considere incumplida la normativa en materia de circulación aérea o que violente Zonas de Identificación de Defensa Aérea, que son básicamente cualquier espacio nacional.

Ámbito internacional

Mientras tanto en varios países del mundo, dada la creciente popularidad de estos aparatos, se ha visto en la necesidad de crear normas especialmente para regular su uso, incluyendo el tamaño y peso adecuados a fin de evitar accidentes por potenciales caídas.

Recientemente, el gobierno federal de Estados Unidos requirió que todos los drones privados sean registrados, esto motivada por una serie de incidentes reportados y verificados que representan riesgos de seguridades. Al parecer, los reportes de pilotos de aviones de pasajeros viendo pasar drones volando cerca han aumentado al doble desde el año pasado.

No existe un conteo oficial de cuántos drones han sido vendidos en Estados Unidos, pero funcionarios de la industria dicen que rondan los centenares de miles y que superarán el millón para el final del año.

En el caso de España, en el 2014 aprobó un Real Decreto de Ley para regular el uso de  aeronaves no tripuladas, también conocidas como UAV y RPA  por sus siglas en ingles.

En el reglamento se contempla los distintos escenarios en los que se podrán realizar los distintos trabajos aéreos y en función del peso de la aeronave. Y limita su uso a actividades de investigación y desarrollo; tratamientos aéreos, fitosanitarios, extinción de incendios forestales, levantamientos aéreos; observación y vigilancia aérea incluyendo filmación, publicidad aérea, operaciones de emergencia, búsqueda y salvamento; y otro tipo de trabajos especiales.

En Latinoamerica, el caso más sonado es una propuesta hecha de ley realizada en Argentina, titulada “Proyecto de reglamento provisional de los vehículos aéreos no tripulados”, que presuntamente  no permitirá el vuelo de drones en ningún lugar habitado, ya sea para filmar edificios, protestas, actos públicos o grandes eventos deportivos.

Origen bélico

Es necesario recordar que los drones tienen un origen bélico.

Los primeros desarrollos de vehículos aéreos no tripulados, fueron entre los años 1917 y 1939, siempre dentro del ámbito militar, por lo que fueron muy usados durante la Segunda Guerra como  armas guiadas vía radio.

En 1942 un drone dirigido por televisión consiguió hacer blanco contra un barco, controlado por un avión a 50km del blanco. Y  1944 cuando Estados Unidos utilizó por primera vez un dron para capaz de transportar un torpedo o bombas a unos 225km/h.

Lee más: Revista “The Intercept” revela los fallos de EE UU en la utilización de drones

¿Y en el futuro?

Estas capacidades no han pasado desapercibidas y mucho menos cuando la tecnología ha ofrecido a estos aparatos posibilidades casi infinitas, su desplazamiento se ha potenciado, al igual que su alcance y distancia del control que monitores. Esto sin contar el registro de imágenes a distancia.

Por lo tanto, varias naciones ya los han propuestos para tácticas combativas y de defensa, como  por ejemplo, para contrarrestar amenazas terroristas como el autodenominado grupo Estado Islámico (EI).

Hoy en Venezuela se dio a conocer que será adquirida la tecnología para ser aplicada a la seguridad ciudadana

DesdeLaPlaza.com  /Anabel Barrios Díaz

 

Etiquetas