Desde La plaza » PODER » Hoja de ruta de la MUD: ¿Sendero o atajo?

Hoja de ruta de la MUD: ¿Sendero o atajo?

El 8 de marzo pasado, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) luego de unos cuantos días de rodeo, presentó lo que definieron como “la hoja de ruta 2016”, que no es otra cosa sino el (los) mecanismo(s) escogidos en el seno de la oposición política para sacar a Nicolás Maduro de la presidencia y, más allá, a todo el chavismo del poder.

Leer más: Chavismo y oposición saldrán a la calle este sábado

La presentación formal de esa(s) ruta(s) se prorrogó en dos ocasiones porque, según diversos analistas del chavismo, no lograban ponerse de acuerdo. Pareciera que la realidad confirma las teorías, porque en el documento no presentan un mecanismo, sino ¡todos los posibles! A saber:

  1. La renuncia de Maduro, exigida a través de una “amplia movilización pacífica”.
  2. La enmienda constitucional para reducir el periodo presidencial y realizar elecciones este año.
  3. Activar el referendo revocatorio y, para evitar “su bloqueo o retardo”, aprobar una ley de referendos
  4. En última instancia –y en tónica de amenaza- afirman que “no dudarían” en activar una asamblea constituyente si el gobierno “persiste en sus prácticas irresponsables”.

Es cierto que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece diversos mecanismos para revocar el mandato del Presidente, pero que la MUD haya afirmado que los activará todos debe responder a una intención particular, ¿de qué se trata esta iniciativa?

Oposición a contrarreloj

El periodista y diputado por el Psuv, Earle Herrera, indica que, a su parecer, todo lo que ha venido presentando la oposición en la Asamblea Nacional “lo hace con visos de inconstitucionalidad” con el fin ulterior de que el Tribunal Supremo de Justicia lo rechace.

En ese sentido, Herrera acota que “la hoja de ruta no terminó definiendo ninguna ruta sino todos los mecanismo que establece la Constitución. En la MUD no terminan de definirse y hasta ponen su ruta en manos de Nicolás Maduro, al exigirle la renuncia”. Como expresa el diputado, la oposición está buscando los pretextos para decir que “el gobierno está obstruyendo su trabajo”.

En todo caso, la oposición necesita que la salida de Maduro se dé antes de abril de 2017, porque, como lo establece la Carta Magna, luego de esa fecha el periodo presidencial lo culminaría el Vicepresidente Ejecutivo si el Presidente fuese revocado o abandonara el cargo.

Pugnas internas

Héctor Rodríguez, jefe del bloque de la Patria en la AN, afirmó durante la discusión de la Ley de Referendos que cualquiera de esas alternativas “realmente se trata de una discusión interna de la oposición”.

Earle Herrera afirma que en la MUD existen diferentes posiciones y muchas contradicciones. “Por ejemplo, Freddy Guevara, que es de Voluntad Popular, cree en la salida y por eso afirma que hay que permanecer en las calles. Por otro lado, me da la impresión de que esa ley de referendos solo cuenta con el apoyo de Primero Justicia”, explica.

Sin embargo, “la oposición teme que no pueda alcanzar la votación de 7,5 millones de votos para revocar a Maduro pues esta sería una elección de naturaleza diferente a unas parlamentarias”, agrega el diputado y periodista.

Con respecto a la propuesta de enmienda constitucional, Herrera afirma que la oposición quiere “hacerle fraude a la Constitución porque no pueden violar uno de los principios universales del derecho, que es que las leyes no son retroactivas a menos que se trate de un beneficio. Y ya lo indica la Constitución, una enmienda de este tipo se hace efectiva a partir del próximo periodo presidencial”

Atajos

En las consideraciones de la hoja de ruta para justificar que deben “activar todos los mecanismos”, se encuentran algunas ideas que es importante destacar:

  1. “No nos encontramos en una democracia funcional”.
  2. “La activación de mecanismos solo podrá lograrse con algunas condiciones fundamentales”.
  3. “La vigilancia y presión de la comunidad internacional”

Discursivamente, la inexistencia de una “democracia funcional” y la búsqueda de “condiciones fundamentales”, se presenta como el argumento de la oposición para buscar otro posible camino: el de la violencia. Luego, la “presión” de la comunidad internacional en este escenario sería un factor para la renuncia de Maduro. No en vano se está buscando la activación de la carta democrática en la OEA y, además, Obama extendió el decreto ejecutivo contra Venezuela.

En este sentido, este sábado 12 de marzo la oposición convocó una primera marcha en Caracas para exigir la renuncia del presidente. Pasando por alto que la renuncia es un acto totalmente voluntario y personal. Bien lo afirmaba la periodista Luisana Colomine: “esta hoja de ruta está llena de desvíos, trochas y desconcierto. Mucho desconcierto. Destino final: ninguna parte”

DesdeLaPlaza.com / Simón Herrera