Desde La plaza » PODER » TSJ, CMR y FANB rechazan sanciones impuestas por EEUU a Nicolás Maduro

TSJ, CMR y FANB rechazan sanciones impuestas por EEUU a Nicolás Maduro

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el Consejo Moral Republicano (CMR) y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), rechazaron las sanciones impuestas por el gobierno de los Estados Unidos (EEUU) al presidente de la República, Nicolás Maduro.

Los textos fueron leídos por los máximos representantes de los poderes y el ejército nacional; Maikel Moreno, Tarek William Saab y Vladimir Padrino López.

La sanción fue impuesta a través del Departamento del Tesoro de EEUU, en represalia a las elecciones para escoger a los candidatos para la Asamblea Nacional Constituyente, en donde participaron más de 8 millones de ciudadanos.

A continuación les dejamos los comunicados:

Comunicado del TSJ

El Tribunal Supremo de Justicia, rechaza categóricamente las sanciones emitidas por el gobierno de los Estados Unidos contra el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, señor Nicolás Maduro Moros, con el único propósito de someter al Gobierno venezolano a los intereses imperialistas, afectando con ello la soberanía y la autodeterminación de los pueblos, violentando groseramente garantías y principios del Derecho Internacional.

El gobierno de los Estados Unidos, en su afán de corroer la democracia de nuestra nación y someter a los venezolanos a un nuevo modelo de colonización imperial, continúa agrediendo sistemáticamente a las instituciones del Estado venezolano.

La democracia venezolana está amenazada por el gobierno de los Estados Unidos al imponer un conjunto de sanciones de carácter unilateral y arbitrario en contra del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, esto como consecuencia de su facultad constitucional y legal de convocar a la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, conforme a lo establecido en los artículos 347, 348 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Esa jornada comicial, logró la movilización de más de ocho millones de venezolanos, quienes manifestaron su voluntad democrática de elegir a sus nuevos representantes.

Insistimos en que estas acciones injerencistas promovidas por el gobierno de Estados Unidos, pretenden soslayar la paz y la estabilidad democrática del país, aunado al desconocimiento de las autoridades constitucionalmente elegidas por el poder originario.

Es así como el gobierno de los Estados Unidos, ante la imposibilidad de agredir a Venezuela a través de organismos multilaterales, ha recurrido a la imposición arbitraria de sanciones que pretenden afectar la reputación del Estado venezolano, su Gobierno y sus instituciones, con el fin de provocar el intervencionismo extranjero, vulnerar la paz y promover la violencia.

Con estas acciones injerencistas y el desconocimiento del ordenamiento jurídico interno, se intenta coaccionar e intimidar a los venezolanos que apoyan el proceso constituyente y quienes ven en ello una oportunidad para el diálogo franco entre los venezolanos.

En razón de lo expuesto y en el marco del sistema de colaboración entre los poderes públicos, presente en la Carta Magna, nos solidarizamos con el presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, y exigimos a los Estados Unidos y a las naciones del mundo, respetar el derecho de los venezolanos a ser libres, independientes y soberanos, y cesar con las acciones injerencistas, provocando el odio y la hostilidad.

Comunicado CMR

La Presidencia del Consejo Moral Republicano, en uso de sus competencias establecidas en el artículo 16, numeral 3 de la Ley Orgánica del Poder Ciudadano, manifiesta ante la opinión pública lo siguiente:

Considerando
Que la República Bolivariana de Venezuela es irrevocablemente libre e independiente, teniendo como derechos irrenunciables la independencia, soberanía, inmunidad, la integridad territorial y la autodeterminación nacional, como lo establece el artículo 1 de nuestra Carta Magna.

Considerando
Que la Carta de las Naciones Unidas, así como los tratados que conforman la Carta Internacional de Derechos Humanos, establece la autodeterminación de los pueblos como un derecho fundamental, base del derecho internacional, cuyo norte es la no intromisión en los asuntos internos de las naciones.

Considerando
Que el Gobierno de los Estados Unidos, a través del Departamento del Tesoro, emitió este 31 de julio un comunicado en el cual informa que ha sancionado al presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, por llevar adelante la iniciativa democrática y participativa de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, cuyo resultado se concretó con la participación de más de ocho millones de electores, según cifras difundidas por el Poder Electoral.

Considerando
Que el gobierno de Estados Unidos por sí solo carece de legitimidad, autoridad moral y cualidad jurídica internacional para sancionar a altas autoridades y presidentes de poderes públicos nacionales, como ha ocurrido recientemente en el caso venezolano, entendiendo que este tipo de acciones unilaterales violenta el derecho internacional y pone en peligro la paz mundial y las organizaciones de integración regionales.

Considerando
Que el jefe del Estado venezolano, Nicolás Maduro Moros, ha realizado numerosos esfuerzos para convocar al diálogo permanente y mantener la paz de la República, en medio de crecientes agresiones a la soberanía y a la institucionalidad de nuestra nación, hoy por hoy amenazada con ser atacada en su integridad por potencias extranjeras.

Este Consejo Moral Republicano,

Acuerda:
1.- Rechazar categóricamente este nuevo ataque imperial disfrazado de “sanción” contra el presidente de la República, Nicolás Maduro, pues ella traduce en el fondo una lesión a la soberanía de nuestro país, violatoria de los principios y los tratados que regulan las relaciones internacionales y los derechos humanos; buscando amedrentar la institucionalidad democrática venezolana por no plegarse a los dictámenes de una potencia guerrerista con una triste historia de intervencionismo y prácticas genocidas hacia los pueblos del mundo que luchan por su independencia y liberación.

2.- Hacer un llamado a todo el pueblo de Venezuela a reconocer los enormes peligros que el intervencionismo imperial implica para el desarrollo de la democracia venezolana, la autodeterminación de nuestro pueblo y sobre todo para la instauración de condiciones propicias para el diálogo y el acuerdo político, en medio de las dificultades que hoy vivimos, y que deben ser resueltas por la vía del debate electoral, la conversación y los acuerdos entre las partes.

3.- Rechazar toda intromisión en los asuntos internos de nuestro país por parte de cualquier actor o gobierno extranjero. La nación venezolana ha sido históricamente cuna de libertadores, promotora de la integración y de la paz internacional, casa de asilo y refugio para todos los pueblos del continente, y desde 1999, ejemplo de innovación democrática y de dignidad soberana. Nuestra independencia y autodeterminación no se negocian. En defensa de ella se ejercen gallardamente con la dignidad en alto.

Caracas, 1º de agosto de 2017

Tarek William Saab
Presidente del Consejo Moral Republicano
Defensor del Pueblo

Manuel Galindo Ballesteros
Contralor General de la República

Comunicado FANB

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana nuevamente eleva su voz ante el mundo entero para manifestar su profunda indignación y el más categórico rechazo, al nuevo e infeliz acto de injerencismo del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, que de manera vil ha impuesto sanciones económicas al ciudadano Nicolás Maduro Moros, Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, nuestro Comandante en Jefe.

Resulta verdaderamente inconcebible este tipo medida, que alega “menoscabo de la democracia y ruptura del orden constitucional”, precisamente luego de la contundente demostración dada por el pueblo venezolano, en respuesta a la iniciativa del primer mandatario nacional de convocar una Asamblea Nacional Constituyente, como mecanismo consagrado en la carta magna que invoca al poder originario para replantear las normas de convivencia ciudadana y consecuentemente solucionar los problemas, promoviendo la paz y la armonía para toda la sociedad. Como ya hemos señalado, se ignora la naturaleza popular y legítima de este proceso.

Sin duda alguna, el gobierno norteamericano como parte de su tradicional política intervencionista e imperialista, a través del Departamento del Tesoro se arroga atribuciones extraterritoriales que violan flagrantemente elementales principios del derecho internacional, con el desquiciado propósito de minar la imagen del Poder Ejecutivo Nacional y por ende socavar la institucionalidad, la gobernabilidad y estabilidad del país.

De manera insólita, se califica como dictador a un gobernante electo por voluntad de la gran mayoría de venezolanos y venezolanas, quien viene haciendo un esfuerzo superlativo para preservar la paz de la nación y evitar una confrontación violenta. Por ello, al intentar injustamente mancillar su talante democrático bajo argumentos fautos e ilegales, ofenden también la majestad y pundonor de sus ciudadanos.

En tal sentido, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana se aferra más que nunca a su misión constitucionalmente asignada; ratifica su incondicional apoyo y lealtad a nuestro Comandante en Jefe , y reitera el compromiso histórico de defender la soberanía e independencia nacional. ¡Esta Patria de Bolívar, Zamora y Chávez no recibe órdenes ni acepta amenazas de potencias o imperios extranjeros! Defenderemos a toda costa los más sagrados intereses del pueblo venezolano, su dignidad, libertad y derecho irrenunciable a definir su propio destino.

Actuaremos siempre con la fuerza de la razón, el respeto a la legalidad y a los derechos humanos; pero bajo el ideario del Libertador Simón Bolívar, de quien recordaremos lo expresado en el Cuartel General de Valencia, el 20 de septiembre de 1818, en su manifiesto dirigido a las naciones del mundo; cito: “Yo llenaré con gloria la carrera que he emprendido por la salud de mi Patria y la felicidad de mis conciudadanos, o moriré en la demanda manifestando al orbe entero, que no se desprecia y vilipendia impunemente a los americanos”.

¡CHÁVEZ VIVE… LA PATRIA SIGUE!

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA…

VIVIREMOS Y VENCEREMOS!

VLADIMIR PADRINO LÓPEZ

GENERAL EN JEFE

DesdeLaPlaza.com/Agencias/KM