Desde La plaza » POP » Intenta algunas de estas recetas caseras para sustituir la perrarina

Intenta algunas de estas recetas caseras para sustituir la perrarina

En estos tiempos difíciles, los parientes humanos de los perros sabemos que resulta un poco complicado conseguir la perrarina o alimento industrial para nuestros perros, por ello aquí te presentaremos cinco recetas caceras muy fáciles de hacer.

banner-recetas-caseros 2

“La dieta casera, si es equilibrada, puede servir para alimentar a un can de igual forma que lo hace la comida comercial”, asegura Ignacio Arija, profesor de Nutrición Animal en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid. “En esa proporción está precisamente la clave para preparar una receta nutritiva y económica para el perro en casa”, agrega.

Pero ojo, si piensas sustituir la dieta de tu perro, lo recomendado es consultes primero a su veterinario, pues no todos los perros son iguales y su dieta puede variar igual que su tamaño o forma, por lo que es posible que se nos receten suplementos para complementar su alimentación.

Por otro lado, los alimentos para el perro cocinados en casa tienen otras ventajas relevantes con respecto a los comerciales: podemos elegir la calidad y la cantidad de los ingredientes que añadimos a las recetas.

Y recuerda siempre: La clave es evitar el azúcar y los alimentos prohibidos para el animal, como: el chocolate, la cebolla, las uvas, pasas y el aguacate.

Así que, sin más preámbulos ¡Manos a las ollas!

1. Pollo con arroz para el perro: 14 minutos

El proceso de elaboración es el siguiente: se cocina

Arroz: cocinar de la forma habitual o un poco más pasado, para facilitar el acceso de las enzimas del aparato digestivo del perro al almidón de los granos. El tiempo de cocción ronda los 15 minutos.

Pollo: Lo ideal es que sean partes nobles, magras del animal, es decir, que no sean restos ni contengan huesos. Cóselas en agua hirviendo o a la plancha, hasta que tomen el color blanco habitual. Luego trocéalos, únelo con el arroz y ¡Listo!

El arroz puede ser sustituido por el integral, que contiene más fibra, es asimismo una opción para preparar este plato para el perro, “pero sin abusar”, advierte el veterinario, ya que un exceso de fibra puede generar diarreas en el can.

2. Puré de verduras: 15 minutos

Los perros son animales que, como las personas, pueden alimentarse con carne y con platos vegetarianos, siempre que esta sea equilibrada. Una posibilidad sencilla es elaborar un puré de lentejas, que se podrá mezclar después con el arroz.

Para cocinar las legumbres se tienen dejar en remojo la noche anterior a remojo, luego se pone a hervir y está hecho. El tiempo de elaboración no supera los quince minutos.

3. Bocaditos de atún: 12 minutos

Rápidos y sabrosos. La elaboración de estas delicias de pescado para el perro admite varias posibilidades.

La elaboración es la siguiente: se aplasta el contenido de un par de latas de atún (mejor, bajo en sal y sin aceite). Se añade un huevo batido y medio vaso de agua caliente, para hacer masa. Se mueve la mezcla con ayuda de un tenedor.

Haz pequeñas bolitas y aplástalas. Luego introdúcelas al horno por unos 10 minutos o en el microondas, deja enfriar ligeramente y ¡voila! están listos para hacer las delicias de nuestro peludo amigo.

4. Huevos revueltos con “algo”: 9 minutos

Unos huevos rotos o fritos (con poco aceite) y mezclados en la plancha con “algo”, son un rapidísimo y económico plato con el que premiar a un perro.

Unas judías verdes (hervidas o que hayan sobrado de la comida), un poco de pasta cocinada (lo mismo) o unos trozos de jamón (sin grasa ni huesos) acompañan a la perfección a esta sencilla receta para el perro, que no lleva más de nueve minutos de preparación. Solo un requisito: es importante no añadir sal, sobre todo en caso de agregar ingredientes animales a los huevos.

5. Macarrones para el perro: 13 minutos

Un sencillo plato de pasta puede convertirse en una nutritiva y barata propuesta casera para el perro. La masa elegida deber ser corta: macarrones o similares (y no alargados, tipo espagueti), para que el can la pueda masticar sin dificultad. Si se hierve el agua en un calentador específico (que acelera la ebullición), la pasta puede estar lista en unos trece minutos.

Unos huevos estrellados o cocinados en forma de tortilla (con poco aceite) serán un complemento perfecto de estos macarrones. La elaboración del plato se puede completar con un par de pechugas de pollo, e incluso, con una lata de sardinas. Mejor si son naturales.

¡A comer!

DesdeLaPlaza.com /Consumer /ABD