Desde La plaza » POP » Canciones que dañaron nuestro cerebro para siempre

Canciones que dañaron nuestro cerebro para siempre

¿No te pasa que escuchas una canción e inmediatamente se te queda grabada en la cabeza y todo el día la tarareas? Si esto te sucede con frecuencia, tu cerebro (exactamente la corteza auditiva) es el culpable.

El 90% de nosotros tiene una canción atrapada en la cabeza al menos una vez a la semana, indica un estudio realizado por el Departamento de Música de la Universidad de Durham, Reino Unido. Esto generalmente ocurre en momentos en que el cerebro no está ocupado, como cuando estás en la ducha, mientras caminas o realizas las tareas domésticas.

Estas melodías que no podemos dejar de cantar comparten patrones comunes como ritmo rápido, melodías genéricas y repetitivas que son fáciles de recordar; por lo que los investigadores las denominaron “canciones gusano”.

Cuando escuchamos una de ellas nuestro cerebro la estudia y, después de que esta deja de sonar, intenta reproducir mentalmente los patrones repetitivos para llenar los huecos de la canción que no recordamos. Por esta razón es que no podemos sacarla de nuestra cabeza.

Existen un montón de temas musicales que cumplen con estas características y que en algún momento de tu vida las tuvistes pegadas, ahora que conoces la razón por la que esto pasaba te dejamos 9 canciones que dañaron nuestro cerebro para siempre.

Scooby Doo Pa-Pa-Dj Kass

De este tema y (dime si no es cierto) solo recordamos esta parte: “Scooby Doo pa, pa. Y el pum pum pum pum pum, y el pum pum pum pum pum, y el pum pum pum pum pum, pum pum pum pum pum pum”. Y la cosa suena ¡Ra, Ra, Ra, Ra, Ra”. Aunque no lo crean eso no es lo única que dice esta canción. Hasta un challenge con su coreografía estuvo por un largo tiempo corriendo en las redes.

Calocha-Barbie Rican Ft. Jamsha

“Tengo calocha. ¿Qué es eso? Calor en la chocha”. El coro de esta canción es tan pegajoso que es casi imposible que tu cerebro no lo repita una y otra vez. ¡Simplemente dañino! 

Menea tu Chapa-Wilo D’ New

Esta es otra de las canciones que dañaron nuestro cerebro para siempre, solo de leer el nombre de este tema se me viene a la mente el coro:“menea tu chapa, tu chapa, tu chapa, tu chapa, tu chapa, tu chapa ¡eh!”

Chacarrón-El Chombo

“Chacarron, Chacarron, aliluliron, Chacarron, Chacarron, aliluliron…”. Si esta canción no te afectó el cerebro con su letra (si es que de verdad se puede llamar así) entonces nunca la escuchaste.

El Baile del Gorila-Melody

Cuando Melody era una pequeña niña nos enseñó este baile (que ahora nos parece un poco ridículo) y el corito que todavía resuena en nuestras cabezas: “Las manos hacia arriba, las manos hacia abajo, como los gorilas ¡ho ho ho ho! Todos caminamos”. 

Mesa que más aplauda-Clímax

¿Alguna vez llegó la niña a tu mesa? Me imagino que no, pero seguro aplaudiste tanto que te dolieron las manos y la cabeza de tanto tararearla, así que cantémosla otra vez: “Mesa, mesa, mesa que mas aplauda. Mesa que mas aplauda le mando, le mando, le mando a la niña”.

Yasuri Yamileth

“Mi nombre es Yasuri, Yasuri Yamileth. Te metes conmigo, te saco la Gillette”. Si no te sacó la Gillete seguro acabó con algunas de tus neuronas, pero igual la cantaste bastante.

Asereje-Las Ketchup

¿Era o no diabólica esta canción? No lo sabemos, pero de lo que sí estamos seguros es que no podías dejar de cantarla y bailarla.

Bomba- Jump

Una letra sin sentido fácil de recordar, coreografía y un coro pegajoso hizo que esta canción se volviera todo un éxito y que tu cerebro la reprodujera sin parar. Así que fue una ¡BOOOOOOOOOOMBAAAAAA!

Definitivamente estas canciones que dañaron nuestro cerebro siguen muy vigentes, pero si ahora que te las recordamos quieres borrarlas de tu memoria a continuación te explicaremos lo que debes hacer.

Guía práctica para sacarnos una canción de la cabeza

Así como esa canción se nos metió en la cabeza podemos sacarla, solo tienes que seguir estos pequeños pero efectivos consejos para que puedas estar en paz hasta que otra se te pegue.

– Escucha la canción que tienes pegada de principio a fin para que tu cerebro llene los espacios vacíos y así puedas arrancártela de la cabeza.

– Canta otro tema diferente para que la atención de tu cerebro se centre en ella.

– Mantén tu cerebro ocupado con alguna actividad como hacer ejercicio y leer.

– Escucha otro tipo de música y deja que otros sonidos te distraigan.

– Masca chicle ya que los movimientos mandibulares interfieren con la memoria a corto plazo y la representación mental de sonidos. (Algunas veces funciona y otras no).

Esperamos que estas recomendaciones te sirvan para que esa canción que te atormenta deje de sonar en tu cabeza y que cuando te vuelva a suceder ya estés preparado para desprogramarla de tu cerebro.

DesdeLaPlaza.com/Agencias/KM