Desde La plaza » POP » Científicos descubren los efectos que tienen los teléfonos smartphones en el cerebro

Científicos descubren los efectos que tienen los teléfonos smartphones en el cerebro

El auge tecnológico de los últimos años nos ha ayudado entre otras cosas a facilitarnos la vida y a escapar de la rutina, hasta convertirse en prótesis de nuestra memoria. Aunque no remplacen al cerebro, los teléfonos y tablets alteran las funciones cerebrales.

Los avances de la tecnología nos sorprenden a diario. Pero, ¿de qué modo afectan a las funciones cerebrales? Los defensores de las nuevas herramientas sostienen que éstas liberan a nuestra mente de datos innecesarios, en tanto que los detractores se alarman al notar que los menores de 30 años recuerdan menos fechas y números que las personas que sobrepasan los 50. Entre los científicos, entretanto, hay bastante consenso en indicar que la forma en que el cerebro procesa la información ya no es la misma que en el pasado.

La clave es relacionar

“El cerebro es un órgano social, con lo cual la clave del desarrollo humano se basa en la relación interpersonal que la persona logra con los demás y la tecnología puede construir un puente hacia eso”, afirman los expertos en todo el mundo que estudian el funcionamiento del mencionado órgano.

“El cerebro ama el acceso fácil a la información útil y el smartphone se la ofrece”.

Gastón Morales, experto en neurociencias señala que  “Vivir en estado de alerta permanente multiplica las equivocaciones por dos y las tardanzas por tres”. Profesional con más de 15 años de experiencia como gerente de Marketing e Inteligencia Comercial en compañías multinacionales.

Estima que el celular es culpable de las distracciones. Pero el cerebro, aunque sufre su influencia, parece no importarle por una simple razón: los dispositivos como smartphones y tabletas le ofrecen lo que más quiere: información fácil y rápida.

Señala que el uso de los dispositivos móviles no es cuestión de edad. El tema está en que el pequeño no abuse de este recurso. Los chicos pueden utilizar los equipos siempre y cuando sigan teniendo tiempo para el ocio creativo. Hoy hay niños de 2 años que juegan con el celular y eso no está mal siempre y cuando tenga espacios para jugar con juguetes tradicionales y también para no hacer nada.

Para optimizar el uso del cerebro el experto recomienda que busquen algún momento del día o del fin de semana para desconectarse. Es importante tener “momentos puros de no distracción”, porque el hecho de vivir en estado de alerta permanente multiplica las equivocaciones por dos y las tardanzas por tres.

Una investigación de la Universidad de Waterloo muestra que los smartphones están haciendo perezoso a nuestro cerebro. Las personas ahora son más propensas a confiar en los buscadores que en su propia intuición. Los pensadores lógicos utilizan sus teléfonos para buscar respuestas con menos frecuencia que los pensadores intuitivos.

Enemigos del buen dormir

Si la ansiedad y el estrés ya venían dejando su impronta negativa sobre la calidad del sueño de las personas, el hecho de estar todo el día con los dispositivos móviles en la mano suman nuevos componentes a este complejo cuadro. Ahora, lograr un descanso reparador es poco menos que una utopía. El incremento del “tecnoestrés”, derivado del uso abusivo de los dispositivos tecnológicos, hace que cada vez más personas encuentren dificultades para conciliar el sueño cada noche.

Los adolescentes de 13 a 18 años conformaron el grupo con más inconvenientes de sueño, ya que el 22% se describió como “somnoliento”. Estos deberían dormir nueve horas cada noche, pero lo cierto es que suelen dormir 7 horas y media en promedio.

DesdeLaPlaza.com/Noticias24/CJO