Desde La plaza » POP » ¿Cómo prevenirnos de estafas por Internet? (I)

¿Cómo prevenirnos de estafas por Internet? (I)

En las entradas anteriores hemos hablado sobre invertir en un proyecto personal, aventurarse a crear un método de trabajo en redes, utilizar el Internet como plataforma para capitalizar tus metas y objetivos económicos, y eso en realidad es de las mejores ideas que podemos compartir y ejecutar en esta era de la información.

Sin embargo, recibí recientemente un correo en el cual una Sra. quien no desea compartir su nombre, esta lectora a quien llamaremos “Sra. María”, nos exhortó a también colocar algunas de las estafas en Internet más comunes, y con prevalencia en Venezuela y América Latina, que son los más frecuentes, por la poca o inexistente seguridad virtual, u organismos que se enfoquen en los delitos virtuales como si sucede en América del Norte y Europa.

La Sra. María nos compartió su experiencia reciente, al hacer de dominio público por la red social WhatsApp, su deseo en comprar divisas estadounidense (dólares) a terceras personas, se comunicó con ella una mujer llamada “Doris” a secas (referida por un taxista) , la misma le dijo que le llamaría un Sr. llamado “Aldo” a secas también.

Los estafadores trabajan en equipo ¡Cuidado!

Ambas personas le ofrecieron 1000 USD, muy por debajo del precio establecido para el mercado negro, en el cual no ahondaremos, el Sr. “Aldo” le dijo que no podía asistir a verla, pero enviaría a su “Asistente” la Srita. “Diana” en un centro comercial concurrido de Caracas.

La reunión se pautó en una feria de comida, allí no se podría comprobar o verificar la autenticidad de dichas divisas, y el dinero en Bs. fue a una cuenta jurídica, es decir no había a quien acusar. Notemos como fue siendo envuelta en una red que involucró a 3 sujetos desconocidos y 1 empresa, estas acciones deben decirnos algo, y parar si algo no nos huele bien desde el principio.

Una vez realizada la estafa, es decir la entrega fraudulenta de divisas totalmente falsas, todas las personas involucradas se desaparecieron, y sus teléfonos dejaron de funcionar, o no podían ser localizados.

Esto es más frecuente de lo que creemos, en una Venezuela convulsionada por la “Viveza Criolla” que ya goza de fama internacional, aunque somos más los que apostamos por construir empresas, proyectos, productos y servicios que a su vez generen empleos y mayor producción a la sociedad, los estafadores de oficio existen, y cada vez son más comunes los casos de los famosos “Paquetes Chilenos” que consiste en hacer ofertas engañosas, o entregar cosa en mal estado o totalmente inservibles.

La Sra. María, como ya le recomendamos a través de nuestro correo, tiene la opción de recuperar su dinero, o por lo menos hacer pagar a quienes la estafaron, y es dirigirse con un representante legal (Abogado) a la sede del CICPC en Parque Carabobo, y relatar estos hechos, y asumirse como víctima de Legitimación de Capitales, puesto que el dinero que le robaron, fue depositado en la cuenta jurídica de una empresa con domicilio fiscal en Caracas.

Este proceso puede ser largo o corto, de acuerdo a la asesoría legal, que ella escoja, sin embargo al denunciar a este red de estafadores, no sólo existe la posibilidad de recuperar todo su dinero, sino que puede colocar en el radar de las autoridades a personas inescrupulosas, que juegan con el patrimonio de personas trabajadoras, y que a veces lo que están invirtiendo son los ahorros de su familia.

Tipos de estafas en Internet

Para prevenir una estafa, de la índole que sea, debemos estar preparados y conocer cuáles son las modalidades de estos delincuentes, para no ser víctima de ellos.

A continuación les dejamos, algunos de los tipos más frecuentes de las estafas por Internet:

1. Estafas con pagos anticipados

En este tipo de engaño ¡hay 6 subtipos de estafas diferentes! Los cyber delincuentes persuaden a su víctima (TÚ) para que les pague dinero por adelantado prometiendo una recompensa mayor posterior.
Estos son los 6 subtipos de estafas con pagos anticipados que existen:

Estafas en compras online: un vendedor pone a la venta un producto cualquiera. Cuando un cliente lo compra y paga por ese producto, el vendedor desaparece con el dinero y nunca envía o entrega el artículo (que en realidad nunca existió).

Engaños sentimentales: aquí el estafador utiliza un servicio de mensajería instantánea (Skype, WhatsApp) o un servicio de citas on line para contactarte y mostrar su interés sentimental por ti, incluso enviando fotos de una persona atractiva que no es él o ella.

Cuando se haya ganado tu confianza, propondrá quedar en cierto sitio, pero te pedirá dinero para acudir a la cita alegando que está en una mala situación económica y que no puede permitirse ese viaje / estancia / etc. ¡Es todo una gran mentira!

Estafas de caridad: el delincuente suplantará la identidad de una organización de caridad para pedirte donaciones o ayudas para catástrofes naturales, enfermedades, o para una madre y sus hijos que ni siquiera existen. Incluso usará logotipos de organizaciones prestigiosas como Cruz Roja, Unicef, etc. Las estafas por Internet más conocidas aquí suelen ser para ayudar contra el cáncer, el SIDA, o para desastres recientes como el ébola en África o cualquier crisis humanitaria vigente.

Ofertas FALSAS de trabajo: Estas estafas normalmente te llegarán directamente a tu correo electrónico, La trampa está aquí: te ofrecerán contratarte a cambio de que antes pagues una cantidad de dinero para tramitar los papeles del contrato, o para enviarte ciertos materiales necesarios para empezar a trabajar. Sin embargo, una vez que pagues, nunca te enviarán esos materiales ni volverás a ver tu dinero.

Amenazas: El timo consiste en que un supuesto “asesino a sueldo” te contactará (por email, teléfono, SMS) para decirte que un compañero / rival / enemigo tuyo le ha contratado para matarte. Otra variedad es informarte de que han secuestrado a un ser querido tuyo y que debes pagar por su rescate, aunque esto es totalmente falso.

Legitimación de Capitales: Este engaño está creciendo peligrosamente en los últimos meses,
se trata de contactarte para informarte de que una gran empresa o algún conocido quiere contratarte para enviar altas cantidades de dinero a tu cuenta bancaria (Bs. 200.000, Bs. 300.000, Bs. 1.000.000), y que tú saques ese dinero de tu banco y lo ingreses en otra cuenta bancaria que ellos te dirán. A cambio, te pagarán un buen sueldo y una comisión por cada transferencia realizada. El problema es que ese gran sueldo y comisión no existen, y que en realidad estarás haciendo un blanqueo de dinero por el que cuando la policía te descubra, te meterá en la cárcel.

2. Estafas de tarjeta de crédito

De lo que se trata aquí es que el delincuente crea una página web que parece completamente legal y auténtica en la que vende todo tipo de bienes que sólo pueden ser comprados con tarjeta de crédito.

Estos bienes pueden ser de todo tipo: desde productos más baratos que el precio normal de mercado (por ejemplo, un iPhone 6 liberado por Bs.150 mil cuando su precio real son Bs. 650 mil) hasta entradas para conciertos, eventos difíciles de conseguir a precios insuperables.

¿Cuál es el objetivo de estas estafas? Además de pagar por un producto que nunca recibirás, el estafador se quedará con los datos de tu tarjeta para comprar otros artículos por Internet o robarte todo el dinero que tienes en ella.

robo

3. Phishing

Este tipo de estafa es parecida a la anterior. El estafador tratará de robarte tu identidad y datos personales como claves, nombres de usuario, número de tu tarjeta de crédito o de tu cuenta bancaria, la contraseña de tu email, por eso se llama phishing (en inglés fishing significa pescar): porque tratarán de que piques en sus estafas y “pescar” todos los datos que puedan tuyos.

El problema de esta trampa virtual es que te enviarán correos haciéndose pasar por tu banco o por tu propio servicio de correo electrónico, con los logotipos oficiales de estas empresas, pidiéndote confirmar datos importantes.

¿Te suena el típico correo de Hotmail en el que te dicen que tu cuenta será eliminada a menos que confirmes tus datos y tu contraseña haciendo click en un enlace adjunto? Pues ese email no es de Hotmail, ¡es un correo de phishing que un estafador te ha enviado!

4. Pharming

Otra modalidad del phishing, pero ésta es mucho más peligrosa aún. Los delincuentes entran en páginas web auténticas y buscan vulnerabilidades para redirigirte a su página web falsa y que así introduzcas todos tus datos para robártelos.

Lo peor es esto: Que tú no te darás cuenta fácilmente porque no tendrás que pulsar ningún enlace, y la página web a la que te redirijan será exactamente igual que la de tu banco, por ejemplo. Aquí tienes una imagen con un gráfico para que lo entiendas mejor.

En la próxima entrega hablaremos de los demás tipos de estafas en Internet que existen, y cómo prevenirlos, además estaremos ahondando en cómo te protege las leyes en Venezuela, en caso de hayas sido víctima ya de algunas de estas modalidades.

Si tienes dudas, comentarios o quieres hacer alguna pregunta, ponemos a tu disposición nuestro correo: vitrinainspiracional@gmail.com y te responderemos en las próximas entregas.

DesdeLaPlaza.com /Dayana Barrios – @Dayanabarrios