Desde La plaza » RAÍZ » ecología y medio ambiente » EcoVenezuela: Amor a la patria

EcoVenezuela: Amor a la patria

Desde las primeras luces nos enseñan de dónde venimos, la heroica gesta emancipadora de nuestros padres y madres libertadores y libertadoras. La imagen prometéica de Simón Bolívar cruzando los Andes para llevar la libertad más allá de nuestro suelo y de su tiempo.

Y empezamos desde muy pequeños a entonar con orgullo el Gloria al Bravo Pueblo que le dio ritmo y melodía a la determinación de nuestros antepasados de tener Patria, y ondeamos el tricolor, con sus ocho estrellas y el escudo de la República, nuestros símbolos patrios, nos identifican y a la vez nos recuerdan de dónde venimos y para dónde vamos.

En ese transitar andamos, con el liderazgo y guía de Chávez, doscientos años después, estamos dando la batalla por la independencia definitiva, construyendo desde lo local, empoderando cada día más al pueblo, a la juventud, a las mujeres, a los estudiantes, a los campesinos, a los cultores y a los trabajadores. Y quisiera detenerme en un aspecto singular del mes de mayo, mes de los trabajadores y las madres; con mayo llegan las lluvias y reverdecen las sabanas y montañas, y es precisamente el mes en el que se decretaron nuestros símbolos naturales.

Es un deber de cada patriota, conocer y amar a los símbolos naturales como amamos los símbolos patrios. Orquídea, flor nacional: Las orquídeas conforman la familia más grande de las plantas con flores, con alrededor de 20.000 especies divididas en unos 800 géneros distribuidos por todo el mundo. Son una familia cosmopolita, se hallan ausentes solamente en los desiertos verdaderos y en los polos. Son más diversas en las regiones tropicales, donde frecuentemente son epifitas.

No obstante, la mayoría de las especies se encuentran en los trópicos y subtrópicos, desde el nivel del mar hasta los 5.000 msnm, en casi todos los ambientes. La especie mossiae fue descubierta en Venezuela en la década de 1830.

Araguaney, árbol nacional: Es un árbol de mediano tamaño, cuyo tronco puede crecer derecho o torcido, en bosques de ambientes secos, en bordes de sabanas, valles o lomas áridas, hasta alturas de 1.200 metros. Se distingue por una floración masiva, que se presenta fulgurante luego de botar sus hojas por la sequía. Es un árbol de madera dura, compacta, de peso especí- fico entre 1,25 y 1,50. Está entre las más duras del trópico americano, ya que si se lanza al agua un pedazo, éste se hunde como una roca. Su floración es masiva y dura varios días.

Todos los individuos del área florecen sincronizadamente, unos cuatro días después de una de las escasas lluvias que nos sorprenden en medio de la sequía. La floración masiva es muy atractiva para las distintas abejas que las polinizan y para los tucusitos y otros pájaros que le roban el néctar. Turpial, ave nacional: es una ave perteneciente a la familia de los ictéridos, originaria del continente americano.

De aspecto pequeño, midiendo entre 15 y 22 cm, tiene la cabeza y las alas de color negro y el resto del cuerpo amarillo. Pueden vivir solos o en pareja y su canto melodioso es muy peculiar.

Nuestros símbolos naturales se caracterizan por su colorido, y su singularidad. Desde el Colectivo Ecosocialista de Venezuela (Ecoven) planteamos que con el mismo fervor que amamos y defendemos nuestros símbolos patrios, nuestro pueblo debe empezar a amar también a los símbolos naturales, desde esta trinchera proponemos que en cada aula, que en cada oficina pública, junto a los símbolos patrios se coloquen los símbolos naturales: el Araguaney, la Orquídea y el Turpial, como reafirmación del compromiso ecosocialista del pueblo venezolano.

Asimismo debemos sumarnos activamente a la reforestación de toda la Patria, como gesto sincero y consecuente de amor.

Por: Heryck Rangel

DesdeLaPlaza.com / VEA