Desde La plaza » CONTENIDOS ESPECIALES » Opinión » Canserbero ¿Parte del Club de los 27?

Canserbero ¿Parte del Club de los 27?

La noticia del suicidio de Canserbero, luego de asesinar a su amigo y bajista de reggae Zion, Carlos Molnar, sigue dando de qué hablar y ha sido base para numerosos especulaciones.  

Según un comunicado emitido los familiares Tyrone González Orama –nombre real del rapero-, este no sufría de esquizofrenia,  como fue presumido por muchos medios. Lo que da pie a nuevos hipótesis sobre cuáles fueron las razones que llevaron al artista a cometer el crimen y posteriormente quitarse la vida.

Un análisis anónimo compartido en las redes sociales, hace énfasis en el particular “Club de los 27” al que Canserbero pasó a formar parte y todas las teorías conspirativas que lo envuelven. Desde La Plaza decidió compartirlo con sus lectores y que cada quién saque su propias conclusiones.

El Fanatismo para con Tyrone González Orama “Canserbero” 11-02-1988 (27 años), nunca fue para mí, si es cierto me gustaban algunas de sus canciones pero en realidad no era mi estilo, para mí el representaba una persona misteriosa e incluso triste, obsesionado con la muerte y la vida. Escribo esto porque me interesa el asunto, específicamente por la edad en la que muere, para los que no han escuchado “El Club de los 27”, hace referencia a un grupo de famosos influyentes que perdieron la vida en extrañas circunstancias, nombrando a los más resaltantes Jim Morrison, Jimi Hendrix, Kurt Cobain y Amy Winehouse.

Si bien Amy al igual que Canserbero no contaban con la posición en la industria como Kurt Cobain o el mismísimo Hendrix, pues su fama creció después de su muerte, estos sí tenían algo en común: la lírica, la incomprensión, el estilo único, su influencia en los fans. Primero que nada recalco que este artículo no es más que un análisis personal, no pretendo hacer cambiar las creencias de ninguna persona, simplemente comparto mi pensamiento.

Empiezo primero que nada con la etimología de su seudónimo el cual me parece pertinente de acuerdo a lo que redactare a continuación, si bien Canserbero, viene de Can; de Canis Cerberus, “perro Cerbero” es un latinismo que adopta el significado de “guardián” Interpretado como guardián de ideales y pensamientos. Así pues Ser, be; (Motivo de Canserbero) Cáncer; derivado del latín (cangrejo) describe la capacidad de extensión de tumores malignos. Interpretado como capacidad de extender una poesía maligna. Cerbero; Guardián de la puerta del Hades (Dios griego del mundo subterráneo) aseguraba que los muertos no salieran y que los vivos no entraran. Otros lo interpretaban como protector de un mundo incomprendido ubicado en el cerebro de índigo.

Este fenómeno si se me permite catalogarlo de esta manera, de artistas moribundos, ahogados por el alcohol y consumidos por las drogas, atravesando una etapa difícil en sus vidas, en un grupo si se quiere exclusivo, caracterizado por su fallecimiento a la edad exacta de 27 años, en situaciones extrañas, con muchas teorías acerca del suceso, acompañado de numerosos hilos dejados al aire, sin ninguna preocupación de unirlos de nuevo.

Aunque este club es “reservado” a los cantantes que mueren a la edad exacta de 27 años, muchos otros artistas han muerto en circunstancias misteriosas en torno a los 30 años, si algunos recuerdan la muerte de Heath Ledger y Brittany Murphy siguieron el mismo patrón.

Por lo que viene a mi mente ¿Estas muertes fueron premeditadas y parten de algún tipo de ritual llevado a cabo por la élite oculta-mental (illuminati) encargada de la industria? ¿Las estrellas carismáticas saltan a la fama para luego sacrificarlos, en la creación de un mega-ritual en todo el mundo?, no lo sé. Esto puede parecer totalmente ridículo ante cualquier escéptico, repito nuevamente, son solo análisis, pero, para los iniciados en ocultismo, el poder mágico de los sacrificios humanos ha sido reconocido y documentado por los rituales de muchas civilizaciones antiguas.

Acerca de mega-rituales Michael A. Hoffman II autor de teorías conspirativas estadounidenses escribe, y cito:

“La cuestión de la humanidad con el control de las palabras esotéricas y símbolos codificados dentro de un juego, un espectáculo televisivo o ritual, es una de las cosas más difíciles de comprender para las personas. Es por eso que la mayoría de la gente es vista con total desprecio, como “cowans”, “profanos”, “gentiles” y “goyims” por los iniciados en sociedades secretas”.

Las personas somos muy fáciles de persuadir, convencer, subestimar, suprimir y lo más increíble de todo que esto puede lograrse sin que tengamos la más mínima idea de lo que está sucediendo.

Continúo con la cita textual:

Algunos asesinatos son en rituales que implican un culto protegido por el gobierno de EE.UU. y los medios corporativos, con fuertes lazos con la policía. Estos homicidios son en realidad intrincadas ceremonias coreográficas, realizadas primero en una escala muy íntima y secreta, entre los mismos iniciados, con el fin de programarlos, y luego a gran escala, realizan una amplificación incalculable por los medios electrónicos. Al final lo que tenemos es un gran valor simbólico, una transmisión de un trabajo ritual a millones de personas, una inversión satánica, una masa Negra, donde los “bancos” están llenos de toda la nación y a través del cual la humanidad está embrutecida y degradada en esta fase “Nigreda” del proceso alquímico”  Michael A. Hoffman II en “Sociedades Secretas y la guerra psicológica”.

En Hollywood, los sujetos de estos rituales son a menudo manipulados y controlados mentalmente y sus muertes son frecuentemente “anunciadas” de alguna manera u otra a través de obras emblemáticas. En The Imaginarium of Doctor Parnassus, la última película de Heath Ledger, el tema del sacrificio es muy importante.

En una escena, vemos las imágenes de los tres famosos que murieron jóvenes: Rodolfo Valentino, James Dean y la princesa Diana. Al ver estas imágenes, una mujer le dice a Johnny Depp – quien fue uno de los reemplazos de Ledger en la película – “Esta gente… todos están muertos”. Depp responde: Sí… pero son inmortales, sin embargo. No se envejecen o engordan. Ellos no se van a enfermar o a estar débiles. Están más allá del miedo, porque son… por siempre jóvenes. Son dioses… y usted puede unirse a ellos”.

Un dato curioso es uno de los discos de Canserbero, muy famoso por cierto, titulado “Muerte”, con canciones con nombres como: C’est la mort “es la muerte” en Francés, en donde escribe y cito: “y ni hablar del de la Oz que me está viendo de lejitos planeando como cumplir su responsabilidad… soy canser AKA la vida y la muerte”. Y la frase repetitiva de la canción que repite “huye que te coje la muerte”.

Y sin dejar de mencionar su canción titulada “Muerte”  de su mismo álbum que si nos fijamos bien en la letra,  relata como por tener una “misión allá abajo” no podrá seguir con lo que en realidad quiso, cantar al prójimo las cosas simples de la vida, dándose cuenta que ya era muy tarde y este despierta en su ataúd, vagando por su propio funeral.

En fin, Canserbero hacia énfasis en cantar para la permanencia, como se dice, este club quedará en la eternidad, nunca veremos a Tyrone envejecer, verlo perecer ante nuevos ritmos, engordar, sufrir enfermedad, lo único que recordaremos de él será su talento, sus rimas, la ambigüedad en sus letras, y lo contradictorio de su personalidad, pues este nunca creyó en Dios pero si en el infierno, citando lo que canta en una de sus canciones “Es Épico”, mientras improvisaba con lo que se entendía era el diablo, este dice “Mi voz es más, es más esta es mi voz que Dios me dio de don para tenaz usarla cual daga en tu corazón”, el diablo le responde: “¿Cómo puedes hablar de Dios si eres ateo?”, a lo que Canserbero termina diciendo “Dudar y no creer es algo muy distinto y si dudo de Dios es porque no lo he visto”.

¿Pero que hay acerca de todo lo que relataba?, la muerte, el “señor de la Oz”, “su tarea incompleta allá abajo”, no hay duda que en eso sí creía.

 

Conclusiones Libres.

Desde La Plaza /ABD