Desde La plaza » RAÍZ » Urbania » El fenómeno “doble de” triunfa entre jóvenes por internet

El fenómeno “doble de” triunfa entre jóvenes por internet

Daniel Chinchilla, el doble d Justin Bieber

Es una de las nuevas prácticas juveniles ligadas al uso de las redes sociales. Se basa en colgar fotos imitando a artistas de manera que el joven anónimo se convierte en una estrella en internet. Los muchachos con mayor parecido acumulan seguidores como cualquiera de los ídolos a los que se asemejan, y sus cuentas de Facebook, Twitter e Instagram circulan de forma masiva entre los fans. Los expertos ven esta afición como una prolongación de la admiración hacia un artista que, en casos excepcionales, puede llevar a la despersonalización de la persona.

El fenómeno del que hablamos está totalmente globalizado y encontramos a dobles de artistas adolescentes por todo el planeta. En el caso de nuestro país, el ejemplo más llamativo es el de Daniel Chinchilla, un madrileño de 15 años que ha sido catalogado como el Justin Bieber español. Su parecido físico con el cantante que más fans arrastra en la actualidad es asombroso, algo que él mismo potencia en la mayoría de las imágenes que cuelga en internet.

Su cuenta de Twitter tiene miles de seguidores y las imágenes que sube a Instagram alcanzan el millar de likes en apenas 10 minutos. “Sé que me parezco a Justin y que eso es lo que hace que se fijen en mí. Por la calle me paran chicas para pedirme fotos, abrazos y hasta autógrafos. A mí no me molesta porque es una forma de que ellas se sientan más cerca de su ídolo y si yo puedo ayudarlas, lo hago encantado” comenta Daniel.

Su parecido con Bieber le ha llevado a vivir anécdotas diversas, como ser increpado por un miembro de seguridad en un concierto porque “los artistas teníamos que entrar por otra puerta” o a mantener conversaciones en inglés “porque pensaban que era Justin de verdad”. A día de hoy, Daniel recibe mensajes de chicas de Japón, Marruecos, Rusia o Alemania, algo por lo que él se siente “muy agradecido”.

Una de las cantantes más imitadas en este sentido, sobre todo en países latinoamericanos, es Selena Gómez. Existen infinidad de perfiles de Facebook e Instagram repletos de fotografías de chicas completamente iguales a la artista: la misma melena negra, ojos rasgados, labios carnosos… Con un poco de maquillaje y el peinado adecuado, la mayoría de estas muchachas podría pasar por la verdadera Selena. Prueba de ello son los perfiles de Erika Montantes, Gessica G, Celina Edwards o Roxie Alexa, algunas de las dobles más populares que tiene la cantante en la red.

En el Reino Unido hallamos al clon de Harry Styles, el miembro más carismático de One Direction. Se llama Jacob Shelton y tras subir una foto a Instagram sujetando un póster del cantante al que se parece, su fama comenzó a subir como la espuma. Tanto es así que el diario The Sun le dedicó su portada hace unos meses bajo el adjetivo de “idéntico”.

El “ser la copia de” también está de moda fuera del ámbito musical. Bruno Toledo es un argentino de 21 años que ha llegado a ser invitado a un programa de televisión por parecerse al actor Taylor Lautner, quien da vida al hombre lobo de la saga Crepúsculo. “Me conocen como el lobo o como Jacob, y no me disgusta. Siempre quise ser famoso y digamos que esto es algo similar” asegura Bruno, quien también tiene que lidiar con las fans como si él mismo fuese una estrella. Según cuenta, “Me ha pasado de todo. Me han querido quitar la camiseta, me agregan chicas de todos países, me crean páginas de fans y me dicen que estoy igual de bueno que Taylor”.

Desde la Plaza/ La Vanguardia /AMH