Desde La plaza » RAÍZ » Urbania » El tamaño no es el responsable del placer

El tamaño no es el responsable del placer

Un tema que siempre genera interés, controversía y en algunos casos ansiedad en los hombres. Pero, gran parte del peso del tamaño del pene se genera por la falta de información y los mitos que siempre se generan alrededor del genital masculino.

Desde niños se les dicen que su pene es la llave que abre las puertas de la felicidad. Para resolver la discusión sobre la importancia del tamaño del miembro masculino, acudimos a investigar sobre las expectativas y consideraciones que deben tener presente los caballeros.

Tamaño promedio

El tamaño promedio del pene erecto es de 13,12 centimetros de largo, con una circunferencia promedio de 11,66 cm. En estado de reposo, la longitud promedio es de 9,6 centimetros y una circunferencia de 9,31 cm.

Sin embargo, el atractivo de un hombre no radica solo en el tamaño de su miembro. Es cierto que un pene dotado de una buena proporción resulta interesante y excitante, pero no es garantía de un buen ejercicio de la función sexual o encuentro sexual.

La relación sexual no se reduce solo al coito. El erotismo, sensualidad y repertorio erótico en el hombre tiene mayores resultados. Algunas mujeres no tienen como preferencia los penes muy grandes, los sienten incómodos y dolorosos para el coito vaginal, oral y anal; y prefieren más bien un pene con medidas manejable.

También es importante saber que el 70 % de las mujeres llegar más rápido a sus orgasmos a través de la estimulación del clítoris y este órgano esta en el área externa de la vulva. Y el punto G se encuentra en el primer tercio de la cabida vaginal justo en la plataforma orgásmica de la mujer para llegar a el no se necesita tener una extensión muy grande. Se considera que la vagina se adapta al tamaño del pene. El mismo varía según las razas y anatomía del hombre. Sin hacer caso de los aspectos anatómicos de la normalidad, un pene flácido está entre 5 a 10 centímetros. El tamaño en estado flácido no determina el tamaño durante la erección. La medida se toma desde donde el pene alcanza el cuerpo al extremo del glande. Si lo estiramos manualmente, el pene ganará 2 a 5 centímetros.

Leer además: Clítoris: botón mágico

Mentiras y verdades

Como otras tantas angustias que rodean el tema sexual, el del tamaño del pene es motivo de consulta. Pero no se trata de saber si hay métodos para alargarlo, sino para reaprender a sacarle mayor provecho a su tamaño. Más inquietantes son las complicaciones psicológicas, que ameritan terapia cognitivo conductual con el fin de cambiar las falsas creencias, expresadas social y culturalmente en el “zapato prestado” o en el “tamaño de los dedos y la altura del hombre”.

Generalmente, la preocupación produce un síndrome depresivo característico de tipo reactivo. Muchas veces genera esa obsesión por aumentar el tamaño y lo hace fácil víctima de especuladores y charlatanes.

No hay cremas ni medicamentos que aumenten el tamaño del pene. Se dice que 33% de los hombres desea agrandarlo en tamaño y grosor, y para ello acuden a operaciones para subir algunos centímetros, lo que no resulta convincente ni exitoso, en virtud de las complicaciones que trae y porque sabemos que la excitación sexual en la mujer se produce a través del clítoris o en el tercio externo de la vagina, lo cual se logra con un pene de unos 8 centímetros.

A todos, hombres y mujeres, les recuerdo que el órgano sexual más importante es el cerebro.

¿Cómo se mide el pene?

Conviene aclarar que el modo de tomar las medidas en cuanto se refiere a la longitud es del comienzo o nacimiento del pene, junto al hueso del pubis, hasta la extremidad última o final del glande.

En cuanto al grosor o circunferencia, las medidas se han tomado a dos centímetros y medio del glande, es decir, lo que puede ser considerado como el cuerpo del pene.

Micropene

Se define cuando el tamaño del pene va por debajo de la normalidad. Suele ir asociado a algún trastorno endocrino o del sistema nervioso central, y sobre todo al déficit o falta de función de la testosterona. Debe evaluarse asimismo el cariotipo del varón para valorar posible estados intersexuales. Suele ir asociado también a alteraciones en el desarrollo de los testículos. No debe confundirse con el pene enterrado por abundante grasa pubiana.

Según un estudio por nacionalidad y promedio del tamaño del pene

GRÀFICA (1)

Los hombres deben saber que la gran mayoría de las mujeres no pone el acento central en la importancia del pene sino en la destreza del hombre, y esto sí puede tener un cambio, logrando que su pareja se sienta disfrute el encuentro sexual.

DesdeLaPlaza.com /Rina Morales