Desde La plaza » POP » Redes sociales » La persona, múltiples personajes y la extinción de la interacción humana

La persona, múltiples personajes y la extinción de la interacción humana

La experiencia y la cotidianidad han dado pie para que las personas cada día sufran más de trastornos psicológicos, pasan por alto por la ausencia de interacción personal, es casi imposible establecer  comunión, ese espacio y momento donde dos o más personas se desnudan y muestran los personajes que asumen durante su cotidianidad sin temor a ser juzgados.

Leer también: Memes: Vidal protagoniza las redes sociales por chocar su ferrari

Las ideas, debates y argumentos que usualmente eran llevados a cabo durante un encuentro entre amigos, ahora ocurre en medios digitales, las tan mal llamadas, famosas y populares Redes Sociales. Evidentemente, sería un inmenso error eliminar o satanizar estas tecnologías porque han generado y permitido la interacción de una manera más amena para aquellos que están separados por grandes distancias ,pero también han contribuido a que la persona ahora pueda crear nuevos personajes, en un mundo sin reglas, sin valores y sin limites.

Se camina en el borde de la bondad y el egoísmo, del amor al odio, se puede observar constantemente como emergen personajes que se presentan no mediante una apariencia física, sino mediante palabras que establecen la unión mediante la fama, los fervores y las emociones, estas alteran inmediatamente la imagen hacia los alternos. No son las ideas, son los hechos, como se vive y se siente, todo permanece de mayor o menor grado en la memoria.

El principio básico no es la veracidad del argumento, es quien te refiere y apoya, dado que todo hombre y toda mujer posee un misterio casi impenetrable de misterio, incluso para si mismo, se podría decir que la virtualización de la interacción humana, han generado un nuevo genero, la pornografía emocional.

La pornografía emocional se comporta como la pared de un baño publico, cada personaje escribe una idea, un sentimiento o un argumento, sin importar la veracidad o el daño que podría ocasionar al lector, por ello, la virtualización esta caminando con mayor fuerza porque ahora la pared del baño puede tener el tamaño exacto para llevarlo en una cartera de mano o en el bolsillo.

Desde la experiencia de establecer nexos amistosos y amorosos es emulado por Facebook, la información y noticias parece estar contenida en 140 caracteres en Twitter, los momentos íntimos se comparten en Instagram, e incluso lo relacionado al mundo académico, científico y profesional se traslado a Linkedin, sin asomar los cientos de servicios de mensajerías instantánea, pero cada red requiere de un personaje distinto.

Los medios tradicionales ayudan a naturalizar ciertas situaciones en la vida del ser humano, desde ver con normalidad la originalidad de un asesinato hasta establecer los patrones de belleza entre hombres y mujeres. Ahora, se ve con mayor normalidad hablar de las redes sociales mientras se alaba y se promueve la virtualización de la interacción humana, tanto así, se mide el impacto de una etiqueta, una campaña digital o incluso un contenido viral.

Agregar prensa, radio, televisión, cine a la receta – una cucharada a la olla y una pizca de ají dulce y pimentón –  se podría lanzar una flecha al aire y decir, se esta virtualizando a la humanidad.

El tiempo es lo único que se le debe temer, y solo el dará un veredicto. Se esta lejos de una aguja de metal atravesando el cráneo para entrar a la matriz, desde una visión literal, pero mas allá, el peligro es inminente y el ser humano esta perdiendo una de sus grandes necesidades, la interacción con sus alternos.

 

DesdeLaPlaza.com/José M. España F.

@YoSoyChiqui