Desde La plaza » VIDA » Recomiendan » Atención mujeres: 6 zonas eróticas de tu chico que debes estimular

Atención mujeres: 6 zonas eróticas de tu chico que debes estimular

Las mujeres que piensan que solo pueden darle placer a sus parejas centrando su atención en el pene o los testículos están muy equivocadas, a lo largo del cuerpo masculino se pueden encontrar puntos claves, que por sí mismos, son capaces de ejercer como potentes estimulantes cuando te tomas el tiempo de provocarlos.

Al margen de las zonas primarias que ya conoces, la nuca y el pirineo son otros de los ejemplos de puntos eróticos en los cuales ellos sienten un gran placer, de hecho entran en su top de sensualidad y que les encanta estimulen, afirma un estudio publicado en la revista Cortex.

Mapa del placer

Olvídate de la idea simple de que sólo sienten placer en su miembro y comienza a estimular las mejores zonas eróticas de su cuerpo. Sigue las recomendaciones de  Alessandra Rampolla, sexóloga y autora de “La diosa erótica”, que te compartimos.

1. Labios. Comienza el “viaje” erótico en sus labios, los primeros órganos que debes estimular con suaves caricias con tu lengua, mordiscos pequeños y besos profundos, que lo exciten sin que tengas que tocarlo aún.

2. Lóbulo de la oreja. Es una zona erótica que reacciona ante tus lamidos, susurros e incluso palabras, recuerda que a ellos les gusta saber lo que te provocan, así que acércate lentamente y detente para estimularlo.

3. Cuello y clavícula. Esta zona está llena de vasos sanguíneos, por lo que debes darle besos apasionados, aunque debes tener cuidado si a él no le gustan los moretones o marcas. Lamerlo también producirá en él una sensación extremadamente placentera.

4. Pezones. Aunque a algunos hombres les produce un cosquilleo incómodo, los pezones tienen infinidad de terminaciones nerviosas que se excitan con las caricias o un soplo de aire de tu boca. Haz pequeños círculos alrededor de cada uno con tu lengua, mientras acaricias el que está libre.

5. Interior de los muslos. El fluido de sangre acumulada es lo que la hace una zona altamente erótica, así que puedes usar las manos y la boca. Llena de suaves besos y caricias comenzando desde los tobillos hasta llegar alrededor de su pene y testículos sin tocarlos.

6. Genitales. Cuando llegues a esta zona tu chico estará muy excitado y listo para recibir todas las caricias y estimulaciones orales que desees y puedas brindarle.

Desde La Plaza/Sexualidad180/COM

Etiquetas