Desde La plaza » VIDA » Cinco cosas que los hombres hacen y las mujeres odian

Cinco cosas que los hombres hacen y las mujeres odian

A las féminas nos encanta buscarle defectos a los hombres, sobre todo cuando salimos a tomar unos tragos y soltamos la lengua, porque, sinceramente, hablar bien de ellos cuando estamos entre amigas no es ni la enésima parte de divertido que criticarlos. Aquí las cinco cosas que las mujeres odian de los chicos y que ellos no deberían hacer si quieren conquistar  a una.

1. El yoísmo que da asco

Muchos hombres pecan de narcisistas, lo que es un craso error, ya que si vas a estar en la cita comentando lo maravilloso y estupendo que eres más barato te saldría cenar con un espejo. Si un varón quiere hacer notar lo encantador que es, lo mejor es no decirlo sino mostrarlo con sus actos.

2. ‘Reading is sexy’ (también para ellos)

A las mujeres les gustan los hombres instruidos, que no es lo mismo que “pedantes”. No hace falta que en tu cita te dediques a hablar de las Guerras Púnicas, o que introduzcas cada dos frases coletillas como “valga el eufemismo…”, que resultan tan poco sexis como un “lo cual”. Basta con que cuide un poco el léxico de la misma forma que se preocupa de cortarse los pelos de la nariz o lavarse los dientes.

Pero si un hombre no hace ni una cosa ni la otra y encima utiliza un “la dije”, o ha jugado sus cartas muy bien para acabar yéndose con ella, o tiene una novia imaginaria.

3. ¿En serio tienes hambre?

Si hay algo que puede molestar a una mujer hasta límites peligrosos es que le hagan comentarios sobre lo mucho que come. Y aquí llega un tema importante, algo que tal vez no todos los hombres sepan: las mujeres tienen su propio traductor interno basado en escoger siempre justo lo contrario de lo que querías decir.

De esta forma, un sencillo comentario sobre el buen apetito de tu pareja en un restaurante puede ser desencriptado de la siguiente manera: ¡Ah! ¿Me estás llamando gorda? Aunque mucho peor lo hacen aquellos que durante una cita se dedican a dar consejos sobre alimentación, a no ser, por supuesto, que sean nutricionistas o entrenadores de fitness.

Si un hombre pasa más de media cita hablando sobre la importancia de una dieta rica en proteínas, será mejor que invite a salir a un filete de atún a la plancha.

4. Les da igual ocho que ochenta

Una cosa es ser un adicto al trabajo y pasar la vida enganchado al teléfono y otra no tener más ambición que ver el partido de turno en televisión y beber cervezas. A ellas les encantan los hombres entusiastas y con motivación. Como decían nuestras abuelas: que aspire a algo en la vida, más allá de dejar la huella de su trasero en el sofá. Los hombres que se comportan de forma diferente delante de sus amigos no gustan a las mujeres.

Sin embargo, los peores son aquellos incapaces de tomar ninguna decisión. Si eres de los que se encogen siempre de hombros, piensa que un día te pasará factura, y no vale reprochar cuando ella siempre decide por ti.

5. Que necesiten aparentar

El síndrome ‘Grease’ o intoxicación por exceso de gomina. Es decir, chico que conoce a chica y parece ser tan dulce y atento… Y de repente, al encontrarse con sus amigos, se convierte en otra persona. A nadie le gusta la falsedad y un hombre que necesita mentir para calar en la sociedad se ve poco seguro de sí mismo y bastante pusilánime.

La lista de irritantes comportamientos de los hombres y que las mujeres odian es interminable, pero al menos con estos cinco ya puedes intuir por qué no llegó esa segunda cita.

DesdeLaPlaza.com/Informe21/KM