Desde La plaza » VIDA » Recomiendan » Dispaurenia: Cuando el sexo se vuelve doloroso

Dispaurenia: Cuando el sexo se vuelve doloroso

Si después de un encuentro sexual sientes alguna molestia o dolor en tu zona íntima, podrías estar pasando por un episodio de dispaurenia.

Pero no te alarmes, la dispaurenia es un término médico que significa ‘coito doloroso’, que es utilizado para describir todos los tipos de dolor sexual.

Esta molestia sexual puede ocurrir durante la penetración o después del encuentro sexual y puede ser descrito como un dolor agudo, una picazón o golpes en el interior de la vagina.

La American Congress of Obstetricians and Gynecologists explica que las zonas más propensas a ser afectadas por la dispaurenia son la vulva, el vestíbulo, el interior de la vagina y el perineo.

Aunque las causas de la dispareunia son diversas dependiendo del caso y la edad, te presentamos cinco de las más comunes: 

1. Atrofia vaginal

Durante la menopausia la producción ovárica de estrógeno disminuye, lo que ocasiona que el tejido vaginal sea más delgado, esté menos lubricado y elástico, el resultado: sequedad, ardor, picazón y dolor.

2. Vestibulodinia

Es un síndrome de dolor crónico que afecta el vestíbulo, entre sus causas se encuentran la proliferación de células inflamatorias y debilidad de los músculos del piso pélvico. Es el origen más común del dolor sexual en las mujeres menores de 50 años.

3. Enfermedades de la piel

Padecimientos como la psoriasis y el accema, pueden atacar la delicada piel del área genital, y por sí solas o mediante sus tratamientos, dificultar el mantener relaciones sexuales.

4. Problemas sicológicos

El estrés, ansiedad, depresión y la culpa, son factores que impiden disfrutar del sexo, al grado de generar vaginismo, contracción de los músculos de la entrada de la vagina, involuntario, lo que provoca una penetración dolorosa.

5. Disfunción sexual de la pareja

La inhabilidad de la pareja por lograr o mantener una erección, la eyaculación prematura o que tarde mucho en llegar al orgasmo, puede provocar excesiva fricción vaginal, es decir, un coito largo y doloroso.

Para disminuir las causas del dolor durante el sexo es recomendable utilizar humectantes vaginales, dos o más veces durante la penetración; implementar juegos previos que aumenten la lubricación natural y utilizar ropa interior de algodón.

DesdeLaPlaza.com/Sexualidad180/COM