Desde La plaza » VIDA » El tamaño no importa tanto… Aquí las mejores posiciones para los talla “S”

El tamaño no importa tanto… Aquí las mejores posiciones para los talla “S”

El tamaña del pene, se ha convertido en la obsesión de muchos hombres. A los hombres les encanta complacer, pero cuando no lo consiguen puede hacer es su dolor de cabeza, principalmente al no alcanzar la longitud que ellos consideran correcto para ellas.

Es imposible negarlo, ¿qué hombre, en algún momento de su vida, no se ha medido su miembro?

Entones, cuando la medida no gusta,  inicia la búsqueda desesperada por conseguir la solución mágica y generalmente inútiles: cremas para agrandar el miembro, masajes, promesas quirúrgicas, etc…

Lo primero que los hombres deben saber que la base para complacer a una mujer está en el clítoris, que se encuentra en el primer tercio vaginal. Es decir, a unos centímetros de la entrada. Por lo tanto no es el tamaño, sino la manera en que aprendas a complacer a tu pareja.

El clítoris se encuentra en la parte superior de la vagina, sobre el principio de la separación de los labios mayores. Y para estimularlo, hay que poner toda creatividad en acción: Usen sus deditos, su lengua y por supuesto su pene. Tengan cuidado de que siempre esté bien lubricada la zona, para no generar incomodidad, ya que es un área muy sensible.

Aquí te traemos algunas posiciones que son excelentes para para los talla “S” y garantizar una noche bastante apasionada:

1.Postura del misionero, con la mujer elevando sus piernas sobre los hombros de su pareja: esta posición es magnífica, porque ayuda a la profundidad de la penetración; y cuánto más ella eleve sus piernitas, más profunda será. Esta postura puede aumentar el placer para ambos y está especialmente indicada si la mujer tiene una vagina relativamente grande o el hombre un pene relativamente pequeño.

2.Misionero con almohadones: si tu chica se siente un poquito incómoda al tener que elevar mucho sus piernas, la solución está en colocar un par de almohadas debajo de las nalgas de tu pareja para así alterar favorablemente el ángulo de la vagina.  Puedes también pedirle que mantenga sus piernas cerradas y colocar las tuyas por fuera para crear más estrechez en la cavidad vaginal.

3. Mujer arriba, reclinada hacia atrás: en esta posición, el ángulo hace que la vagina asuma una forma más estrecha, permitiendo así más fricción.

DesdeLaPlaza.com/UniversoAlessandra/GV