Desde La plaza » VIDA » ¡No es cuestión de dieta, sino de comer saludable! Cinco tips para lograrlo

¡No es cuestión de dieta, sino de comer saludable! Cinco tips para lograrlo

¿Quieres comer saludable? Uno de los primeros puntos que tendrás que revisar son tus hábitos alimenticios pues solemos tener algunos “vicios” y costumbres que no son sanos y que hacen que tengamos tendencia a engordar o a padecer de algunas enfermedades debido a la falta de nutrientes.

Para poder vivir de forma sana y tener un cuerpo en un buen estado, es importante aprender a comer saludable. Aquí te contaremos cómo alimentarse y algunos consejos y alternativas a los excesos que solemos cometer durante nuestro día a día.

1.- Lo primero que tenemos que tener en cuenta cuando hablamos de alimentación saludable es que nuestro cuerpo funciona igual que una máquina. Es decir, cuando vamos en carro tenemos que echarle gasolina para que prenda, ¿verdad? Pues en el caso de nuestro cuerpo el funcionamiento es el mismo: necesitamos las calorías de los alimentos para poder funcionar y que las actividades que hacemos cada día puedan hacerse sin ningún tipo de problema.

Entonces, si tenemos en cuenta esta premisa la primera conclusión a la que llegamos es que si tomamos más calorías que las que necesitamos nuestro cuerpo no las usa y, por lo tanto, se quedan almacenadas como grasa. Por este motivo es importante optar por una alimentación específica para poder funcionar durante el día pero sin pasarnos. Este es el principal motivo por el que cualquier nutricionista, antes de establecer una dieta, te preguntará acerca de tus hábitos y si practicas o no algún deporte.

Con esto queremos decir que si, por ejemplo, un día vas a hacer deporte o a hacer turismo puedes darte el “capricho” de comer más de la cuenta antes de salir porque tu cuerpo usará esas calorías para funcionar. Eso sí: no vale todo. A continuación te descubrimos cómo comer sano.

2.- Para poder comer sano cada día es esencial que sepas cuáles son los mejores alimentos para incorporar en tu dieta y dejar de lado aquellos que solo aportan calorías y ningún nutriente beneficioso para el organismo.

  • Alimentación rica en frutas y verduras: son los grupos de alimentos más recomendables para tomar puesto que contienen muchos nutrientes y vitaminas pero apenas tienen calorías. Además, son ricos en fibra y consiguen que te sientas saciado rápidamente.
  • Proteínas saludables: hay algunas carnes o pescados que contienen muchas grasas y que pueden sustituirse por otros tipos que tienen menos cantidad y el mismo aporte nutritivo. En el caso de las carnes lo mejor es escoger las carnes magras y los pescados que sean pescados blancos.
  • Carbohidratos integrales y durante las primeras horas del día: los carbohidratos son el grupo de alimentos que más energía nos aportan y, por tanto, deben gastarse al momento. En el caso que vayas a hacer deporte, es aconsejable que tomes un plato con este alimento porque tu cuerpo lo usará como energía. Sin embargo, antes de acostarte no se recomienda porque la energía no se usará y terminará convertida en grasa. Recomendamos que sean integrales porque, así, son ricos en fibra en lugar de en azúcar (como lo son los refinados).
  • Nada de bollerías ni repostería: las rosquillas, galletas, etcétera, debes evitarlos pues son carbohidratos blancos, repletos de azúcares y sin aporte nutricional. Es decir: solo estás comiendo calorías porque ellos no tienen ni vitaminas ni nutrientes para que nuestro cuerpo use. Así que cuanto más alejado estés de estos alimentos, mucho mejor para tu salud.
  • Disminuye el azúcar: Si no puedes vivir sin ella, opta por la morena o por alternativas naturales como la Stevia. Con el azúcar blanco pasa exactamente lo mismo que con la bollería: no tiene nutrientes, pero sí contiene muchas calorías.

3.- Ahora que ya conoces los mejores alimentos para incorporar en tu dieta, te recomendamos que el siguiente paso sea crear un menú semanal donde incorpores recetas saludables y aptas para cada momento del día. Pero para que esté bien confeccionado, tienes que tener en cuenta las siguientes pautas:

  • Divide tu día en 5 comidas diarias: para mantener tu organismo en constante funcionamiento y evitar los “atracones” durante la comida o la cena, se recomienda que tu día contenga cinco tomas al día. Eso sí: la hora de la merienda es esencial que dejes de lado los bocadillos y optas por meriendas saludables como fruta o yogures desnatados.
  • Cenas ligeras: ya te hemos comentado que la hora de la cena debe ser, esencialmente, para quitar el hambre pero no tenemos que pasarnos. Por eso, la mejor combinación posible son las proteínas bajas en grasas con verduras hervidas o cocinadas al vapor; conseguirás saciarte pero sin tomar apenas calorías. En este artículo te descubrimos los mejores alimentos para cenar.
  • Cena 3 horas antes de irte a dormir: para conseguir que nuestro organismo digiera bien los alimentos, se recomienda que cenes con un margen de 3 horas antes de acostarte.
  • Carbohidratos a primera hora: una dieta saludable y equilibrada también incluye los carbohidratos pero se recomienda que estos se tomen durante el desayuno o el almuerzo puesto que aún queda día por delante para que su energía sea usada.

Siguiendo estas sencillas pautas ya podrás establecer tu menú semanal con el que podrás comer sano todos los días de la semana.

4.- ¿Qué pasa con los fines de semana? Sabemos que comer saludable de lunes a viernes es, más o menos, sencillo pero el fin de semana suelen ser más complicados pues quedamos con amigos, vamos a restaurantes y tomamos un poco de alcohol. Pero teniendo en cuenta una serie de consejos, conseguirás poder mantener tu vida saludable todos los días de la semana:

  • Si vas a ir a un restaurante, mejor quedar para almorzar que para cenar: así tendrás toda la tarde para poder quemar la comida y no irte a la cama con el estómago pesado.
  • En un restaurante busca platos de la carta que contengan carnes magras o pescados blancos, así, evitarás caer en la tentación de una pizza, por ejemplo, o de una hamburguesa americana.
  • Si te pasas un día, al siguiente haz dieta depurativa: aunque no se recomienda que esto se lleve al pie de la letra, sí que está bien que si un día vas a una boda (por ejemplo) al siguiente optes por comer una ensalada y cenar verduras con una tortilla, por ejemplo. Compensar la balanza es una buena opción para momentos puntuales.
  • Haz deporte: el fin de semana tenemos más tiempo libre así que podrías dedicar 1 hora para hacer ejercicio y, así, quemar las calorías. Es una buena manera de mantenerte en forma y darte un capricho.
  • Vigila el alcohol: ten en cuenta que las bebidas alcohólicas tan solo contienen calorías, no tienen nutrientes ni vitaminas, además que perjudican nuestro organismo. Por lo tanto, controla lo que bebes e intenta no pasarte.

5.- ¡Asesórate profesionalmente! Como esta información, puedes conseguir un sinnúmero de consejos en la web para comer saludable, pero la mejor opción es acudir médico que aseguro que nuestro ritmo alimenticio es correcto y no afectará nuestra salud.

DesdeLaPlaza.com /UnComo /ABD