Desde La plaza » VIDA » La onicofagia: El hábito de comerse las uñas

La onicofagia: El hábito de comerse las uñas

La onicofagia es el hábito de comerse las uñas generalmente de los dedos de las manos, o una manía si no se controla. Es una enfermedad de carácter psicológico, que puede necesitar ayuda profesional.

La persona que la padece puede llegar al extremo de retirar sus uñas hasta dejar la piel al descubierto. Aunque hay casos en la edad adulta, la mayor incidencia de este hábito se da en la pubertad, es más común en el sexo masculino que en el femenino.

Los expertos señalan que es una forma de limitar la ansiedad, una práctica que se convierte en una distracción fácil y relajante. Con el tiempo, esta costumbre se vuelve un acto reflejo inconsciente y automático, por lo que cada vez resulta más difícil dejarlo, sobre todo, ante situaciones de estrés o angustia.

A continuación te mostramos algunos tips para dejar esta manía:

Mantener las manos ocupadas o mascar chicle.

Colocarse recordatorios en las manos o taparse las uñas con cinta adhesiva.

Poner atención en uñas y manos: manicura, echarse crema.

Llevar siempre una lima de uñas para eliminar ruturas sin caer en la tentación.

Hacer una foto cuando tengamos unas uñas “idóneas” y que esté en lugar visible.

Que personas allegadas nos “vigilen” ante cualquier intento de mordernos las uñas.

Para dejar progresivamente el hábito se recomienda mordisquear una raíz de regaliz (conocida por sus propiedades medicinales) u otras plantas comestibles. Tus dientes y tu boca estarán lo bastante ocupados con estas ramitas, razón por la cual no volverás a comerte las uñas.

Aquí un video donde se explica mejor la onicofagia:

DesdeLaPlaza.com/Femenino/KM