Desde La plaza » VIDA » La vacuna contra el VPH se aplicará desde marzo en todas las escuelas del país

La vacuna contra el VPH se aplicará desde marzo en todas las escuelas del país

La vacuna contra el VPH se aplicará desde marzo en todas las escuelas del país. Después de casi una década, el ministro de Salud aprobó los recursos para incluirla en el plan nacional de inmunizaciones.

Leer más: Entregarán morrales escolares a estudiantes, libros y Canaimas

A casi una década luego de que se recomendarán por primera vez el uso,  la  vacuna contra el Virus de Papiloma Humano (VPH) llega a Venezuela, luego de que el Gobierno Nacional aprobara las divisas para la adquisición, compre y distribución de las mismas.

Esta vacuna será aplicada desde marzo en todas las escuelas de país, siendo las niñas entre 9 años y 15 años, las primeras a quien se le serán colocadas y en los niños a partir de los 9 años de edad.

La viceministra de Salud, Claudia Morón, indicó que las aprobación esta vacuna dará beneficios a más de 6 millones de personas.

En Venezuela tenemos una alta incidencia de la enfermedad del VPH, como en el resto de la región de Latinoamérica, la cual es la principal causa del cáncer de Cuello Uterino, siendo ésta la segunda razón de muerte de mujeres en nuestro país”, acotó Morón refiriéndose a la importancia de la inclusión de dicha vacuna.

Por otro lado, ginecólogo obstetra y oncólogo, Humberto Acosta, adelantó que las primeras dosis serán aplicadas en marzo de 2016 y la segunda será para septiembre de ese mismo año.

Esta vacuna podrá proteger contra la aparición de verrugas genitales o anales que aparecen a largo plazo, pueden producir tumores y llegar a causar cáncer de cuello uterino, vulva, pene y ano.

Explica el ginecólogo oncólogo del Hospital Luis Razzetti, Francisco Medina,  que la vacuna está compuesta por las cepas de virus tipo 16 y 18, que son los responsables en 70% de los casos, de la reproducción del cáncer de cuello uterino. También contiene las cepas 6 y 11 utilizadas para el tratamiento de las zonas verrugosas.

Ambas coinciden en que la vacuna sean puestas a niñas que tenga una vida sexual activa, es decir, entre 9 a 12 años, ya que ellas están protegidas contra los subtipos del virus que pueden ocasionar cáncer de cuello uterino.

También esta vacuna será aplicada en mujeres de 26 años de edad, pero se debe determinar que no tenga contacto con la cepa del virus contiene la vacuna, dicen los galenos.

Por su parte, Medina recomienda incluir a los varones “porque son ellos transmisores la enfermedad”.

Acosta, profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad Central de Venezuela (UCV), enfatiza que más del 95% de las personas que padecen del virus  alto o bajo riesgo tienen eliminarlo, gracias a su mecanismo de defensa de su organismo. Pero solo el 5 % no lo logran, causando a que el estado del paciente  precancerígeno en cuello uterino, vulva, pene y ano, que es ocasionado por la presencia prolongada de la infección en el cuerpo.

El galeno añade que en ningún momento el paciente manifiesta síntomas, es decir, “no pica, no arde, no quema, no da flujo, no sangra”. La única manera de determinar que el paciente tiene el virus es por medio de pruebas médicas.

“Hasta ahora los estudios demuestran que se deben aplicar tres dosis: la inicial; luego, una segunda inyección al mes; y por último, una tercera vacunación después de dos meses” comenta Medina.

Medina añade que la inmunización para el cuerpo dura al menos veinte años, luego de ese tiempo, en algunos casos, puede requerir un refuerzo, pero en la mayoría la protección suele ser de por vida.

Acosta revela que la experiencia de otros países no indican sea necesario un dosis de refuerzo.

En cuantos a los efectos que produce la vacuna puede haber mareos y dolor en la zona de la inyección sea aplicada.

La vacuna no es obligatoria, ya que los niños son menores de edad y son los padres lo que determinan la decisión final.

En Estados Unidos, así como otros países, algunos padres no están de acuerdo con la aplicación de la vacunas a sus hijas, y argumentan que las jóvenes comienzan a tener relaciones a edad mucho más temprana, situación que algunos médicos ponen en duda en Venezuela porque los adolescentes comienzan a tener relaciones con o sin vacuna.

DesdeLaPlaza.com/EU/GV