Desde La plaza » VIDA » Las personas con discapacidad pueden disfrutar del buen sexo

Las personas con discapacidad pueden disfrutar del buen sexo

Si para el amor no hay límites, para el sexo mucho menos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la sexualidad es una parte integral de la personalidad de cada uno: hombre, mujer y niño; es una necesidad y aspecto básico del ser humano que no puede separarse de otros aspectos de la vida”.

Muchos se preguntarán que pasa con las personas con discapacidad y su apetito sexual. Pues la realidad es que estas personas tienen el deseo de sentir, de tocarse, de experimentar un total placer sexual.

Tal es el caso de Norberto Butler, quien fue diagnosticado de poliomielitis, virus que lo dejo en cama desde los años 50. A su vez, después de tanta lucha personal y social,  a sus 57 años, no está dispuesto en seguir reprimiendo su sexualidad.

Butler actualmente vive en una casa-hospital, lugar donde las personas con discapacidad tienen su propia habitación y para poder explorar el placer. Norberto añade que conoce cientos de personas con discapacidad quienes no abordan el tema (del sexo) como algo normal , y por eso se les dificulta del buen sexo.

Añade que conoce la mortificación que sufren muchos, y este tema es una prioridad absoluta, “porque se siente en el cuerpo el escozor por no poder canalizar esto, tener sexo con una chica”.

Con respeto la acompáñante sexual, las personas con discapacidad, en Argentina, comienza muy lento, ya que siempre está el tabú en el medio, lo que ocasiona preguntas, dudas y pues, fracaso sexual para estas personas. Recientemente en un encuentro con la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, entre especialistas, trabajadores sexuales y activistas, quienes platearon la regularización de la figura “acompañante sexual”, convirtiéndose en el primer país de Latinoamérica en reconocer este tipo de trabajo .

“Se trata de una persona que, después de atravesar un proceso de capacitación, pueda acompañar a varones o mujeres con discapacidad, sexual, afectiva y eróticamente”, le explica a BBC Mundo Silvina Peirano, profesora en discapacidad mental y social y creadora de Sex Assistent, un servicio de asistentes sexuales, asesoramiento y hasta acompañante.

El sexo y la discapacidad no se discuten, en general, todavía es un “tabú”.

No hay posiciones especiales para personas con discapacidad, sólo un gran número de posiciones para probar y ver lo que le gusta. En principio, recomiendan posiciones sexuales que no requieran un gran esfuerzo, para mantener un bajo nivel de agotamiento.

Si usted intenta probar algo por primera vez, tómelo de a poco, vea cómo se siente y asegúrese que su pareja está disfrutando.

Aquí algunas posiciones para las personas con discapacidad:

silla-sutra-posiciones-1

DesdeLaPlaza.com/agencias/GV