Los 10 alimentos saciantes que te ayudarán a comer menos

Manzanas

Aunque parece que existen tantas dietas como nutricionistas, y el debate sobre lo que es realmente saludable está enfrentando a científicos de todo el mundo, lo cierto es que para adelgazar tendremos que comer menos de lo que estamos comiendo.

Poco importa el tipo de régimen que vayamos a adoptar, al final tendremos que cuidar el tamaño de nuestras raciones y es muy probable que sintamos hambre. Un apetito que representa la mayor dificultad para seguir una dieta con éxito.

Para ayudarnos a lidiar con el hambre podemos echar mano de una serie de alimentos saciantes sin aportar la cantidad elevada de calorías. Consumidos en el momento adecuado en el día, pueden ayudarnos a calmar nuestro apetito durante el resto de la jornada para no caer en el peligroso picoteo.

Sumar estos alimentos hará que el resultado final sea más satisfactorio:

1. Aguacate Añadir medio aguacate como guarnición a tus comidas te ayudará a sentirte más saciado el resto del día.

2. Legumbres Las legumbres son uno de los alimentos más saludables, imprescindibles en una dieta para adelgazar pues tienen un enorme poder saciante respecto a su reducido aporte calórico.

3. Sopas Las sopas son un alimento con un reducido aporte calórico, pero muy saciantes, ya que suelen ser grandes en volumen.

4. Encurtidos y salmuera Los encurtidos o salmueras como los pepinillos, el chucrut, el kimchi y otros productos fermentados son muy ricos en ácidos grasos de cadena corta.

5. Capsaicina La capsaicina es un compuesto químico presente en los pimientos picantes como los chiles, responsable del picor de estos. Se añade además a la mayoría de salsas picantes. El compuesto tiene conocidas propiedades analgésicas, anticancerígenas y antioxidantes pero, además, puede ayudar a controlar nuestro apetito.

6. Agua Los síntomas de la deshidratación son similares a los del hambre: baja energía, poca concentración y mal humor. En ocasiones, sentimos que tenemos hambre cuando en realidad tenemos sed, y acabamos picando algo cuando nuestro apetito desaparecerá tras beber un vaso de agua.

7. Huevos Aunque los huevos no son una comida baja en calorías, pueden cumplir un estupendo papel para adelgazar si se toman en el desayuno, pues suponen un importante aporte de proteínas que calmará nuestro apetito el resto de la mañana. Aunque popularmente se cree que no se pueden tomar huevos todos los días lo cierto es que pueden ser consumidos con normalidad por todo el mundo. Es cierto que el huevo contiene mucho colesterol pero también posee su propio antídoto, la lecitina, una grasa que favorece el control de éste evitando que se adhiera a las paredes arteriales y desplazándolo hacia los lugares donde se metaboliza.

8. Chocolate negro Aunque el chocolate es un alimento con bastantes calorías (sobre todo cuando lleva leche), numerosos estudios científicos han apuntado lo beneficioso que puede ser para nuestra salud, dadas sus propiedades antioxidantes, anticoagulantes y antiinflamatorias. Pero, además, el chocolate tiene un gran poder saciante.

9. Manzana Según explica la nutricionista Debra Wein en Health, es recomendable tomar una manzana aproximadamente media hora antes de comer: la fibra y el agua de la manzana aliviarán tu apetito y te pondrás a comer con menos hambre.

10. Frutos secos Los frutos secos son otro alimento rico en calorías, pero si se consumen con moderación, y en el momento adecuado, pueden ayudar a que se reduzca notablemente nuestro apetito, con la ventaja de que se trata de un alimento rico en grasas saludables, proteína y fibra.

Desde la Plaza/Vanitatis / AMH