Desde La plaza » CONTENIDOS ESPECIALES » Reportaje » ¿Por qué nos gusta ser héroes?

¿Por qué nos gusta ser héroes?

Héroe niño

La sensación de sentirse salvador es importante para algunas personas y esa necesidad puede generar altos niveles de estrés y ansiedad en ese sector de la población. Para la mayoría de la gente ser héroe o ser salvador se relaciona con una imagen positiva de la persona. Dicha imagen puede llegar a opacar cualquier defecto que la persona tenga, por lo que convertirse en héroe es una manera sencilla de ocultar los defectos propios.

¿Pero por qué muchas personas buscan ser héroes? El blog deansiedad.com nos da algunas pistas

  • Por un intento de salvarnos a nosotros mismos
  • Creemos que al salvar a otros el mundo será mejor para nosotros
  • No queremos afrontar el dolor que nos genera ver a otros sufrir
  • Evitamos el conflicto y las confrontaciones, sea en nosotros, nuestro ambiente o en los demás
  • Realmente no sabemos manejarnos en ambientes de estrés, y mejor hacemos todo lo posible para que todo esté armonioso y hermoso
  • Aprendimos que a través de ser amables y serviciales, los demás nos querían más, inclusive nos buscaban y pasaban tiempo con nosotros, buscando nuestra ayuda
  • En el fondo necesitamos mucho de la compañía y el cariño de los demás, y esta es una manera de obtenerlo
  • Somos muy sensibles al dolor ajeno, somos empáticos con el sufrimiento de otros, pues estamos con unas antenas más largas y afiladas a sentir lo que otros sienten, y mejor los ayudamos a estar bien para no sufrir
  • No crees que los demás sean capaces, fuertes o lo suficientemente inteligentes para resolver sus problemas o necesidades por si mismos, la experiencia te lo ha demostrado, y crees que lo mejor es tomar cartas en el asunto, que alguien se encargue de resolver todo esto.

 ¿Por qué querer ser héroe genera ansiedad?

  1. Al estar tanto tiempo enfocado y con tu atención puesta en lo que necesitan los demás,te olvidas realmente de lo que necesitas tú, de lo que tú quieres hacer con tu vida
  2. Te sientes culpable si descuidas o dejas de ver por los demás, inclusive no te permites darte gustos o placeres porque dentro de ti te sientes irresponsable de estar descuidando a otros
  3. Vives en un estado constante de alerta, de que todo esté bien, de que los demás estén a gusto, y este estado de alerta tensa tu cuerpo y con la larga se convierte en ansiedad
  4. Pierdes tu propia libertad y responsabilidad sobre ti mismo de hacer y deshacer tu vida como tú quieras, te sientes atrapado por esta especie de codependencia
  5. Es mucha presión sentir que la vida de los demás o su tranquilidad está en tus manos
  6. Te sientes ahogado por tantas responsabilidad que has adquirido para con los demás, de tantos “sí´s” que dices y compromisos que sobre pasan tu capacidad de hacerles frente
  7. Vives pensando en las consecuencias a futuro, y se te va olvidando vivir en el presente
  8. Tu mente se acostumbra a estar preocupada y tus emociones son de angustia y miedo, pues… ¿y sí le pasa algo?

DesdeLaPlaza.com / AH