Desde La plaza » VIDA » Remedios caseros para combatir la tos persistente y seca

Remedios caseros para combatir la tos persistente y seca

La tos persistente y seca, están parecida a la célebre frase “el amor, el humo y la tos son difícil de ocultar” y cómo esconder esa la molestia que se apodera hasta de todo el cuerpo, ocasionando incomodidad en la  garganta, faringe e incluso dolor abdominal,  a pesar de ingerir diferetes remedios para combatirla.

banner-productos-caseros

Antes de salir corriendo a la farmacia para comprar medicamentos para contrarrestarla, antitusivos o expectorantes, una vez que comienzan los síntomas de irritación y tos, originado por un resfriado común y no por  una enfermedad grave,  toma en cuenta estos remedios caseros que podrían ayudarte a combatir la tos.

Infusiones

Manzanilla, clavo, y anís: Prepara el te de manzanilla mezclando con el anís y los clavos, deja hervir por 5 minutos para que las especias suelten sus ingredientes. Apaga el fuego y deja reposar por 5 minutos más.  Agrega miel y limón y toma una cucharada dos veces al día y verás progresivamente el alivio.

cucharada de miel
Miel oscura

Otro remedio es combinar la leche con miel, excelente antibiótico natural, es uno de los mejores y más simples remedios caseros para la tos seca. Añade dos cucharaditas de miel a medio vaso de leche tibia y bebe tres o cuatro veces al día.  Para no irritar más la garganta la leche debe estar tibia y no caliente.

Ten en cuenta que este remedio solo se recomienda para la tos seca, si tienes tos con flema la leche aumentará la mucosidad, resultando perjudicial.

Miel con leche
Leche y miel

 

La miel viene a ser una gran aliado en este tipo de casos por su propiedad antibacteriana, antibiótica y desinfectante por lo que es aconsejable para la tos seca y con flema.  Son varios los remedios para la tos a  base de miel que puedes usar, y el más simple de todos es una cucharada de miel oscura 3 veces al día, a modo de jarabe.

La miel oscura es, según las investigaciones, más efectiva que la clara. Sin embargo si no encuentras de este tipo puedes utilizar la miel clara.

 Pimienta negra y miel

Otro remedio que puedes probar con miel es el te de pimienta; se dice que funciona porque la pimienta estimula la circulación y el flujo de flemas, y la miel alivia la tos. Utiliza una cucharadita de pimienta fresca y dos cucharadas de miel en una taza, agrega agua hirviendo hasta llenar la taza. Tapa y deja reposar por 15 minutos, cuela y bebe. (Ojo, para las personas que sufre de gastritis no se recomienda ingerir pimienta de ningún tipo).

Pimienta-y-miel-para-la-tos-seca
Pimienta negra y miel

 

Té de tomillo

Las pequeñas hojas de esta hierba contiene potentes remedios que calman la tos y relaja los músculos de la traquea, al tiempo que reduce la inflamación. Para consumirlo debes preparar un te remojando dos cucharadas de tomillo previamente machacado en una taza de agua hirviendo por 10 minutos y luego colar. Agrégale miel y limón para mejorar el sabor y darle fuerza al remedio.

Ingerir abundante líquidos

Ya sea agua simple o cualquiera de los te o infusiones recomendados debes mantenerte hidratado para ayudar a los fluidos que ayudan a adelgazar los mocos y mantiene a las membranas húmedas, lo cual ayuda a reducir la tos.

 Mentol 

Las gotas de mentol para la tos adormecen la parte de atrás de la garganta, lo cuál ayuda a domesticar el reflejo de la tos.

Limón

Prepara la mitad de un limón y añade sal y pimienta, y después chúpalo. Este remedio popular es realmente eficiente.

Mezclas de te comerciales

La mayoría de las tiendas de salud tienen una variedad de tés  para la tos. El té de hierbabuena, de hisopo o de flor de sauco, por ejemplo, son muy buenos para esto.

Jengibre

Esta raíz contiene muchísimas propiedades, por sus atributos medicinales se ha utilizado desde la antiguedad. Posse capacidades antihistamínicas y descongestionantes. Para preparar el té utiliza 12  rebanadas de jengibre fresco en una olla con tres tazas de agua. Deja hervir a fuego lento por 20 minutos y retíralo del calor. Cuela y añade una cucharada de miel y exprime un limón. Pruébalo; si está muy picante añade más agua.

Orozuz o raíz de regaliz

El regalís se ha venido usando desde hace siglos para la tos. Puede ayudar a suavizar las gargantas inflamadas o irritadas para curar la tos. Puedes chupar el palo de regaliz  o dejarlo hervir por 20 minutos. Colarlo, añadir una cucharada de miel y un limón y beber.

DesdeLaPlaza.com/Agencias/MB/CAB