Desde La plaza » VIDA » Cinco claves: ¿Te cuesta levantarte temprano? Esta puede ser la razón

Cinco claves: ¿Te cuesta levantarte temprano? Esta puede ser la razón

Aunque el no dormir en la noche es una de las causas principales por la que te levantas cansado de la cama, y además te cuesta, existen otras razones científicas que evidencian el agotamiento en tu cuerpo y que dificultan que termines correctamente tu jornada laboral. 

A continuación te dejamos las causas médicas más diagnosticadas en estos casos:

Depender de la cafeína para mantenerse durante el día: Unas tres tazas de café diarias no le vienen nada mal a nadie, según los estudios. Pero abusar de este brebaje para funcionar al máximo en el una jornada, puede afectar seriamente el ciclo del sueño, incluso si se bebe seis horas antes de irse a dormir.

-Ser perfeccionista: Fijarse metas imposibles lo único que provoca es esforzarse de más por objetivos que, debido a la improbabilidad de ser alcanzados, nunca serán recompensados con la satisfacción personal. La profesora de psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York, Irene S. Levine, aseguró que lo mejor es establecer límites de tiempo para determinados proyectos, de modo que no se gaste más energía de la necesaria por algo que, a simple vista, no va a resultar.

-Beber una o dos copas de vino antes de dormirse: Beber unas tres horas antes de acostarse, podría ser contraproducente. Tal como informó Time, al ser metabolizado, el alcohol produce un efecto rebote, comenzando por relajar el sistema nervioso, para luego soltar adrenalina de forma brusca, lo que explicaría el por qué mucha gente que se pasó de copas una noche, se despierta sin explicación aparente a mitad de la noche.

-Revisar el mail antes de dormirse: La luz que proyecta una tablet, el monitor del computador o la pantalla de un smarthphone, puede alterar el natural ritmo circadiano –es decir, el reloj biológico-, suprimiendo al melatonina, encargada de regular los ciclos de sueño y vigilia. Lo recomendable es evitar la luz digital, al menos a partir de dos horas antes de dormirse.

-Tener el escritorio desordenado: Un estudio de la Universidad de Princeton señaló que tener la mesa de trabajo hecha un caos, limita la capacidad de concentración y de procesar información, por lo que cansa mentalmente. Se aconseja al final del día, organizar y ordenar las cosas personales y del trabajo, para que a la mañana siguiente se comience con el pie derecho la jornada.

DesdeLaPlaza.com/El Mercurio/NCH