Desde La plaza » VIDA » Experiencia swinger, ¿aceptarías compartir a tu pareja?

Experiencia swinger, ¿aceptarías compartir a tu pareja?

Comencemos desde el principio, ¿qué es el swinging? Esta es una práctica sexual en la que se comparte la pareja de forma consensuada. Quienes realizan este tipo de “intercambios”, se denominan parejas swingers.

Para muchos de los adictos, esta experiencia va más allá del placer sexual, debido a que es una forma de fortalecer su intimidad y ayuda a consolidar su relación. Así los swingers disfrutan del vouyerismo y del sexo en grupo con la completa autorización de su pareja.

Pero también estos encuentros se deben regir por algunas normas fundamentales, como no consumir drogas y utilizar preservativos.

¿Qué beneficios tiene ser Swinger?

La relación de pareja se fortalece

Según un estudio realizado por Jennifer Blevins Willians y Curtis Bergstrand, investigadores de la Universidad de Balermino, revela que los swingers son más felices en sus relaciones que las personas promedio, por lo que hacen que su vida en pareja funcione de mejor manera con mayor comprensión y comunicación.

Mayor excitación sexual

La libido aumenta en este tipo de encuentros y el placer que se experimenta es mucho más intenso, según practicantes del swinger.

Previene la infidelidad

Al evitar la infidelidad, también se previenen las consecuencias traumáticas que produce en la pareja, porque se es consciente de que cada uno mantiene relaciones sexuales con otra persona, pero en presencia del otro.

Pero no todo puede ser bueno, ser swinger también puede traer algunas consecuencias:

Inseguridades e incomodidad

Esto puede ocurrir en alguna de las partes, si al plantear este tipo de experiencias no se está totalmente de acuerdo y se hace solo por complacer a la pareja. Pueden surgir dudas de si nuestra pareja ya no nos encuentra atractivo o puede surgir algún tipo de incomodidad.

Celos

A pesar de que para los swingers este tipo de práctica sexual inicia con la superación de la desconfianza y de los celos, si no se tiene el conocimiento, el criterio, el autoestima y la madurez emocional adecuada, en cualquier momento de la relación pueden surgir conflictos y temor de que pueda enamorarse de otra persona.

Riesgo de contraer alguna enfermedad

Aunque suelen tener como norma básica el uso del preservativo, pueden haber quienes rompan esta regla y expongan a otros de contraer enfermedades de transmisión sexual.

A ustedes, ¿qué les parece? ¿Aceptarían que su pareja mantenga relaciones sexuales con otra persona?

DesdeLaPlaza.com/Agencias/LDJ