Desde La plaza » VIDA » 10 señales que te harán saber si tu novia te domina

10 señales que te harán saber si tu novia te domina

Está claro que en las relaciones modernas el hombre ya no es un dictador como los de antaño con sus novias que jamás entraban a la cocina y llegaban a casa a la hora que les daba la gana. Ahora que las cosas han cambiado, ¿tu novia te domina?

¿Eres un hombre subyugado a la tiranía de tu novia, un esclavo de sus caprichos de sátrapa? ¿Eres un sometido? Aquí te damos diez señales que te harán saber si tu novia te domina:

1. Conoce tus contraseñas de e-mail, Facebook, etcétera. El que en una pareja no haya secretos no significa que no haya privacidad. Si tu chica puede entrar a tus cuentas como Pedro por su casa, estás mal, muy mal.

2. Tus amigos ya no son tus amigos sino los amigos de ella. Probablemente tu novia se ha convertido en un obstáculo entre tus panas y tú. Ahora tu vida social son sus amigos del trabajo, de la escuela o del club de fans de su artista favorito.

3. Enrique Iglesias ya no te parece tan malo. En general, tus gustos han cambiado y ahora escuchas no solo a Enrique Iglesias sino también a Lady Gaga y Beyoncé feliz de la vida.

4. Ella decide sobre tu agenda. Justo cuando ya les dijiste a los amigos que el jueves vas a ver el partido de los Heat de Miami con ellos, la novia te dice que sacó entradas para ir a ver un chick-flick al cine ese mismo día. Y chao, Heat.

5. Te dice “Cosita” o “Cuchi Cuchi” en público y no protestas. Ya no te llamas Carlos ni Jorge ni Pedro. Ahora tienes sobrenombres horrorosamente cursis, y no solamente para ti sino también para tu cómplice viril. Y si reclamas te ganas una escena de novela.

6. Tienes que pedirle permiso para tomarte una cerveza. Y si por casualidad, no pides el permiso el lío que se te forma te quitará las ganas de volver a probar alcohol.

7. Tu novia adoptó un perro que, según te dice, es hijo de los dos. Tú no querías perro (ni gato ni perico), pero un día ella se aparece con un Shih Tzu que van a criar juntos como si fuera de ambos. Por supuesto, te toca a ti sacarlo a pasear.

8. Tienen una cuenta de e-mail juntos. O de Facebook. El problema ya no es que ella sepa el password de tu correo sino que ya ni siquiera tienes correo. Ahora todo es de los dos y has perdido ese sano sentido de la privacidad.

9. Ya tus amigos no te llaman. Claro, cansados de que siempre les digas que ya hiciste planes con ella, los panas tiraron la toalla. Además, es probable que cuando salgas con ellos digas que vas con tu novia o que se aparezca en plena reunión sin ser invitada.

10. Siempre te hace pagar las cuentas. Eso de que el hombre paga todo ya no funciona así. Lo justo es que a veces pagues tú y a veces ella, y que así la cosa sea tan espontánea como equitativa. Pero si ella no quiere pagar ni por sus cremas, estás en serios problemas.

DesdeLaPlaza.com/UnaLechuza.com/KM